Alemania

Dos hermanos que han tenido cuatro hijos piden legalizar el incesto

Patrick Stuebing fue adoptado cuando era niño y no conoció a Susan Karolewski hasta que localizó a su familia biológica cuando tenía 20 años

Los hermanos que han pedido legalizar el incesto.

Los hermanos que han pedido legalizar el incesto.

1
Se lee en minutos
Redacción

Patrick Stuebing, un alemán de 44 años que tiene cuatro hijos con su hermana Susan Karolewski, de 37 años, ha pedido el fin de las leyes que prohíben su relación. El hombre considera que la condena que afrontó en el pasado por incesto violó sus derechos humanos.

Stuebing fue adoptado cuando era niño y no conoció a su hermana hasta que con 20 años localizó a su familia biológica. En ese momento se mudó a la casa de su madre, donde un mes después comenzó a tener relaciones sexuales con Karolewski, que entonces tenía 13 años, según ha publicado el Daily Mail, que indica que más tarde iniciaron una relación amorosa que siguen manteniendo.

Según el citado medio, Stuebing declaró que "no nos sentimos culpables por lo que ha sucedido entre nosotros. Queremos que se elimine la ley que convierte al incesto en un delito'".

Dos hijos con discapacidad

Entre los años 2001 y 2005 tuvieron cuatro hijos, dos de los cuales sufren discapacidades, aunque para él "eso no tiene necesariamente que ver con el hecho de que somos hermanos. Hay otras personas discapacitadas en nuestra familia. Teníamos seis hermanos y hermanas que no sobrevivieron en algunos casos porque sufrían alguna discapacidad".

Stuebing fue el tercero de ocho hijos. Según su testimonio, su padre, ya fallecido, era una persona violenta que una vez lo atacó con un cuchillo cuando tenía tres años. Tras ese episodio fue puesto bajo tutela judicial y posteriormente adoptado.

Tanto él como su hermana/pareja fueron juzgados por incesto en 2002 cuando el tribunal de distrito de Leipzig escuchó que Stuebing "solo al principio se había molestado en usar condones".

El hombre fue condenado a una pena de cárcel suspendida de un año tras ser declarado culpable de todos los cargos. Por su parte, Karolewski fue tratada como una menor y puesta al cuidado de los servicios juveniles.

Cuando tuvieron dos hijos más, el tribunal condenó a Stuebing a diez meses de prisión. Una vez más se encontraron en la corte en 2005 a causa de sus otras hijas y Stuebing fue sentenciado a dos años y medio por volver a cometer incesto.

Noticias relacionadas