SALUD MENTAL

Niños cada vez más rotos: 4.542 menores tratados en 2021 por ideas o intentos de suicidio y autolesiones

  • La Fundación ANAR atendió en 2021 un total de 251.118 peticiones de ayuda: un incremento del 50,9% con respecto al año anterior.

Los problemas psicológicos representan el 32,5% de las peticiones de ayuda de niños en 2021.

Los problemas psicológicos representan el 32,5% de las peticiones de ayuda de niños en 2021. / Pixabay

9
Se lee en minutos

Terribles los datos que ha presentado hoy la Fundación ANAR. Corresponden a su Informe Anual Teléfono/Chat ANAR 2021 y retratan con extrema crudeza, más allá de las estadísticas, los graves problemas que aquejan a muchos niños, niñas y adolescentes españoles. Una cifra sobresale por el dolor extremo que entraña: en 2021, la entidad trató a 4.542 menores por ideación o intento suicida o autolesiones. Cifras espeluznantes que hablan, también, de violencia de género, maltrato físico y psicológico, abusos sexuales, acoso escolar...que se traducen en trastornos de alimentación, duelo, adicciones, depresión, baja autoestima, ansiedad...

Durante 2021, ANAR atendió 251.118 peticiones de ayuda procedentes de toda España y, tras esos gritos de auxilio, 16.442 menores recibieron atención y seguimiento de sus casos. "Hablamos de sufrimiento", resumieron en rueda de prensa los responsables de la entidad. Desde 1970, la Fundación se dedica a la promoción y defensa de de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo a través de sus Líneas de Ayuda y Hogares de Acogida. Este jueves han presentado en rueda de prensa su informe anual, un documento realizado por su Centro de Estudios e Investigación -creado en 2016 y formado por un equipo de sociólogas- que investigan y analizan en profundidad los problemas que afectan a los menores de edad atendidos a través del Teléfono y el Chat ANAR.

Abogados, psicólogos, trabajadores sociales, educadores...hacen piña para atender las emergencias de esos menores como ha explicado Arturo Cabana, director de la entidad. Niños, niñas y adolescentes que vuelcan en las líneas de ayuda -gratuitas y que funcionan 24 horas al día- "el sufrimiento y dolor " que padecen. Desde toda España. "No sólo hablamos de cifras, también de testimonios que nos han llegado sobre maltrato físico o psicológico, acoso escolar, abuso sexual...", enumeró la directora de las Líneas de Ayuda ANAR, Diana Díaz. Líneas que funcionan 24 horas, todos los días del año y de manera confidencial. Y que salvan niños.

Las cifras son aterradoras: 21 consultas y 12 menores de edad atendidos de media diaria por idea o intento de suicidio o autolesiones.

Las cifras que sacan a la luz dibujan a niños y adolescentes cada vez más rotos y a los que la pandemia ha pasado una enorme factura. La suma de consultas por ideas suicidas, intentos de suicidio y autolesiones representó la cifra de 7.770 peticiones de ayuda, lo que significa que se han multiplicado por 18,8 en la última década: 21 consultas y 12 menores de edad atendidos de media diaria. Gracias a la intervención de esta entidad, ha podido salvarse la vida a 4.542 niños, niñas y adolescentes. La Fundación apunta. El problema no es de ahora y es muy grave. Llevan desde 2015 -cuando las cifras comenzaron a dispararse- alertando de que es una emergencia social a la que hay que poner freno.

"Cuando el menor se acerca a las líneas de ayuda, no es fácil que hable de esta temática y es gracias a la pericia de nuestro equipo de psicólogos -muy formados, precisó- como se puede identificar que el menor está viviendo esta situación. Hay que ser muy experto para poder analizarlo", señaló Diana Díaz quien explicó que en esos casos se establece una colaboración inmediata con el 112 o la policía, pero que la labor continúa tras ese intento fallido para seguir ayudando al menor y coordinarse con los equipos que luego atenderán a esos menores. Terrible lo que relató Diana Díaz de cómo, mientras el niño llamaba, en algún caso, han tenido que intervenir de urgencia porque era un adulto de esa familia quien intentaba suicidarse.

Junto al suicidio, que ANAR reseña que ha experimentado el crecimiento más preocupante dada la gravedad de sus consecuencias, las autolesiones se han multiplicado por 56 en los últimos 13 años (con una tasa de crecimiento de +5.514%), pasando de 57 casos atendidos a través de las Líneas de Ayuda en 2009 a 3.200 en 2021. "Es un procedimiento que utilizan los menores porque, también, existe un efecto llamada a través de la tecnología", advirtió la responsable de las líneas de ayuda.

"Los padres y madres no se están enterando de esto. Hablamos de niños y niñas que se hacen lesiones en lugares ocultos y sus familias no lo saben", expuso el psicólogo Benjamín Ballesteros, director de programas de la Fundación. "¿Podemos permitirnos listas de espera para atender a estos niños en la sanidad pública?", se preguntó el psicólogo.

La factura de la pandemia

La pandemia provocada por el covid-19 (que ha acentuado la soledad o los problemas de comunicación, incide la entidad), y los expertos han notado "un alarmante repunte de los problemas de salud mental de los más jóvenes", que representaron en 2021 el 32,5% de las peticiones totales y han supuesto un incremento del 54,6% respecto a 2020. A lo largo del pasado año, la entidad atendió 251.118 peticiones de ayuda. La cifra supone un incremento del 50,9% con respecto al año anterior. La violencia sigue siendo el principal motivo de consulta al Teléfono/Chat ANAR, pasando de atender 6.259 casos graves de violencia en el año 2020 a 8.565 casos graves en el año 2021 (+36,8%).

En el 52,2% de los casos, los menores estaban viviendo en el seno de familias que presentan graves problemas de salud mental.

Por su parte, tal y como se detalla en el informe, los trastornos de alimentación crecieron un 154,7% en 2021; el duelo un 138,9%, los síntomas depresivos/tristeza un 31,5%; las adicciones un 41%; la baja autoestima un 27,9% y la ansiedad un 25,6%. Otro factor llamativo del informe anual es que en el 52,2% de los casos, los menores de edad estaban viviendo en el seno de familias que presentan graves problemas de salud mental.

Las causas del deterioro

Sobre las posibles causas del aumento de problemas psicológicos, Benjamín Ballesteros enumeró: la soledad acompañada producida por las nuevas formas de comunicación y las tecnologías, la falta de referentes emocionales, los problemas de comunicación, la mayor exposición a la violencia a través de la tecnología y otros problemas graves como el coronavirus o, incluso, la invasión de Ucrania. Causas que generan problemas psicológicos, sociales y económicos que aumentan la frustración, la desmotivación, la incertidumbre, el malestar y, en ocasiones, la desesperanza, apuntó el psicólogo.

Ballesteros habló de una "enorme cantidad de datos, todos muy graves". Detrás de cada cifra, un nombre, una historia terrible. Pero, precisó que la buena noticia es que la Fundación ANAR pudo ayudar a casi 16.500 menores que necesitaban ayuda porque estaban en situaciones de altísimo riesgo. Para llegar a esos menores, antes se recibieron en las líneas de ayuda una media de 700 llamadas diaria. "En este llamado primer mundo, hay un inframundo de menores que están sufriendo", indicó el psicólogo.

Las víctimas de violencia de género menores de edad ayudadas en la entidad han experimentado en el último año un incremento del 49,5%.

El documento también resalta que crecen los abusos sexuales y la violencia contra menores de edad. De hecho, es el principal motivo de llamada a las Líneas de Ayuda ANAR. No sólo es preocupante el aumento de casos (8.565), precisa la entidad, sino también la gravedad, urgencia, duración y frecuencia de los mismos. Todos estos parámetros han empeorado de forma significativa, a la vez que se ha incrementado un 36,8% el número de menores de edad atendidos por esta causa.

La Fundación destaca que el 43,6% de las chicas atendidas por violencia machista no eran conscientes de estar sufriendo esa lacra.

Las víctimas de violencia machista menores de edad ayudadas en la entidad han experimentado en el último año un incremento del 49,5%. Se ha atendido a 3.440 adolescentes. La Fundación destaca que el 43,6% de esas chicas no eran conscientes de estar sufriendo violencia. En España, casi 900 adolescentes tienen seguimiento policial por ser víctimas de maltrato machista, una violencia que cada vez aparece a edades más tempranas y con gran crudeza.

En cuanto al género, el informe detalla que, a través de las consultas de niños y adolescentes, casi 7 de cada 10 casos recibidos son de mujeres, mientras que los varones lo hacen en menor medida (29,9%). Respecto a las consultas realizadas por los adultos, destaca que se han referido también en mayor proporción a las mujeres (55,6%) que a los varones (42,9%), pero la diferencia porcentual entre ambos es menor.

Los abusos sexuales se disparan

Y si se habla de abusos sexuales, se ha pasado de atender 717 casos en 2020 a 1.297 casos en 2021, lo que supone un incremento del 80,9%. El 10% se refiere a abusos sexuales grupales, puntualizó. Ballesteros habló del incremento de casos de adolescentes a las que se droga para abusar de ellas. "Un fenómeno preocupante y no aislado", indicó Ballesteros.

La directora de las Líneas de Ayuda ANAR, Diana Díaz, por su parte, subrayó que el estudio publicado el pasado mes de febrero de 2021 por la organización sobre abusos sexuales y el posterior #MovimientoANAR puesto en marcha en redes contra esta brutal forma de abuso contra los menores de edad han tenido una gran repercusión en la sociedad y ha hecho que la población se sensibilice ante esta situación. Diana Díaz apuntó otro dato más: han aumentado los casos de abandono y negligencia familiar, las expulsiones del hogar y las agresiones extrafamiliares.

Las Líneas de ANAR logran llegar a todas las edades a través de sus diferentes opciones de ayuda. Los más pequeños son atendidos principalmente gracias a las llamadas de los adultos de su entorno. En el informe se recogen otros datos relevantes como que, en el año 2021, se han realizado un total de 17.487 derivaciones a recursos de carácter jurídico/legal o se han realizado un total de 42.366 derivaciones a recursos de carácter social.

Y una de las conclusiones finales más preocupantes: en 2021, en más de la mitad de las consultas (53,8%), el problema muestra una duración superior a un año y, además, se produce de forma diaria (51,8%). Ese mismo año, el 45,9% de los problemas atendidos han sido urgentes y sólo el 13,4% ha tenido una urgencia leve. De hecho, advierte la Fundación, de 2019 a 2021, los problemas de urgencia alta se han incrementado 17,3 puntos porcentuales.

Teléfono de Ayuda

Si necesitas ayuda puedes contactar con el Teléfono ANAR de Ayuda a niños, niñas y adolescentes en riesgo: 900 20 20 10; Chat ANAR: chat.ANAR.org Teléfono ANAR de la Familia y los Centros Escolares: 600 50 51 52 o Teléfono ANAR para casos de niños desaparecidos: 116 000.

Noticias relacionadas