PRIMER GRAN ACTO EN MADRID

Feijóo lanza a sus candidatos municipales a una primera vuelta contra Sánchez

  • El líder del PP arenga a sus candidatos municipales: "Intentan desgastarnos porque nos ven fuertes"

  • Ayuso insiste en que "un éxito rotundo en mayo no dará margen a Sánchez" y pide a su partido "no achantarse ante ataques injustificados" y defender sus principios sin complejos

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, aplaudido por los alcaldables de su partido.

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, aplaudido por los alcaldables de su partido. / Europa Press/Alejandro Martínez Vélez

5
Se lee en minutos

Los tambores de la precampaña suenan ya con fuerza. Después del acto de Pedro Sánchez en Valladolid este sábado, el PP presentó a todos los candidatos de sus capitales de provincia en Madrid este domingo. Lo hicieron en un teatro en la Gran Vía y acudieron, además de los cabezas de cartel a las grandes alcaldías, varios presidentes autonómicos. Alberto Núñez Feijóo tomó la palabra asegurando que en muchos territorios su formación está “muy cerca de la mayoría absoluta” y citó a Madrid, Murcia, Baleares y Navarra.

Todas esas autonomías se someterán a examen en el mes de mayo. Y el líder del partido se comprometió “en primera persona” a “desgastarse” con cada uno de los candidatos. “Eso es el presidente de un partido. El que goza con cada victoria de un compañero y sufre con cada derrota. El que no elige donde ir”, dijo en el primer recado directo a Sánchez, ante la evidencia de que algunos de sus barones llevan tiempo buscando alejarse de la marca del presidente.

Feijóo, como justo antes había hecho Isabel Díaz Ayuso en su intervención, se dirigió a sus filas en el primer gran mitin del año insistiendo en que cada uno de los candidatos “tienen que salir a ganar” y hacerlo “con argumentos, gestión, proyecto e ideas no para vencer, sino para convencer”. El líder del PP insistió mucho en el mensaje de que aquellos cargos que no crean poder ganar “se equivocan de partido” porque no vale, dijo, como hacen otros, “gobernar con cualquiera”. La idea de que el PP debe buscar mayorías que permitan gobernar en solitario y huir de coaliciones con Vox estuvo presente en toda su intervención.

AYUSO: "UN ÉXITO EN MAYO ES EL FIN DEL SANCHISMO"

Ayuso también quiso insistir en la necesidad de “mayorías amplias en cada rincón de España y en la Comunidad de Madrid” para que se haga visible “el fin del sanchismo”. “Un éxito rotundo del PP en mayo no dejará margen para el engañabobos que utilizará Sánchez en estos meses”, aseguró. La líder madrileña insistió en que la elección en mayo ya debe ser “Sánchez o España”. Todos los candidatos populares plantean las autonómicas y municipales como un plebiscito contra el presidente del Gobierno, una especie de primera vuelta que terminará en las generales a finales de año.

Y para ello, la presidenta madrileña lanzó varias advertencias: “Lo que tenemos que hacer es unir. Cuando liberales y conservadores trabajamos juntos llegamos lejos, Necesitamos alianzas, no estamos para peleas absurdas ni para entrar en provocaciones”, dijo. Subió el tono asegurando que lo que el PP no debe consentir es “que todo esto siga en manos de una mayoría rabiosa, egoísta, ofendida, vaga, antisistema y que odia todo lo que hemos construido”. 

Otra advertencia, esta en clave interna, se refirió a los complejos que tanto ha reprochado dentro de su propio partido en tantos momentos: "No tenemos que tener miedo a volar alto en la vida. Como en el mus, hay que jugar a la grande porque somos un partido ganador. Creo que es pecado ser cobarde y achantarse ante ataques injustificados". Y continuó: "En esto, muchas veces nos hemos equivocado y eso ha hecho que perdamos a nuestros votantes. También cuando no hemos actuado con principios o no hemos realizado las reformas profundas que se necesitan en cada momento", zanjó.

El líder del PP no dejó de lado por completo el discurso económico que siempre le acompaña y puso el foco en el billón de deuda pública, los trece millones de españoles que ahora están en riesgo de pobreza y la inflación subyacente (que, a diferencia de la general, sí está más alta que la media europea). Pero, sobre todo, hizo una intervención política arengando a los suyos. Volvió a reprochar a Sánchez haber comparado la manifestación independentista del viernes en Barcelona, en protesta contra la cumbre hispanofrancesa a la que acudió el presidente Macron, con la constitucionalista de este sábado

Sánchez se tiene que dar cuenta de que ya no conecta con su país. Cuando por la mañana te das cuenta de que no entiendes lo que sucede en tu país es el momento de abandonar la política. Muchos ciudadanos nos piden que haya un cambio político. Y yo os digo que tranquilos porque lo vamos a hacer. Lo estamos haciendo aunque no se perciba aún con exactitud”, aseguró.

"INTENTAN DESGASTARNOS PORQUE NOS VEN FUERTES"

Y mirando a izquierda y derecha, después de una crisis difícil en Castilla y León a cuenta del protocolo fantasma con medidas antiaborto propuestas por Vox y zanjadas por el presidente Alfonso Fernández Mañueco, Feijóo aseguró: “Si intentan desgastarnos es porque nos ven fuertes. Si intentan ofendernos es porque nos ven centrados. Si intentan desacreditarnos es porque ven que cada vez más gente cree en nuestro proyecto. Si intentan hacer una pinza contra nosotros es porque saben que estamos a punto de convencer a una mayoría; y si intentan presionarnos les digo que no vamos a ceder ningún chantaje”. 

Noticias relacionadas

Después de que todos los candidatos de capitales de provincia del PP (incluido el reciente fichaje para Pamplona, Carlos García Adanero, diputado en el Congreso y ex de UPN) el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida tomó la palabra. Dio las gracias expresas a Ayuso “por confiar” en él para revalidar Cibeles, y recordó el legado “de la mejor alcaldesa de España”, dijo, “Rita Barberá”, poniendo al teatro en pie y citando a su sucesora, María José Catalá, también entre los presentes y que aspira a recuperar la alcaldía valenciana.

El alcalde madrileño también lanzó algunos mensajes de autocrítica poco habituales: “Hace cuatro años saqué el peor resultado de la historia del PP de Madrid. Fue así. 15 concejales”. Y se dirigió también a Ayuso: “Hace cuatro años nos recibieron con una mezcla de indiferencia, desprecio e ignorancia. Cuatro años después, nos temen. Nos queda lo mejor por delante”, advirtió.