CATALUÑA

Santa Coloma, el gran bastión socialista de Parlon que hace salivar a la ERC de Rufián

Aunque la implantación del PSC de Parlon en Santa Coloma es incontestable, ERC flirtea con la posibilidad de Rufián como alcaldable para acelerar su crecimiento local

La alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon.

La alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon. / RICARD CUGAT

5
Se lee en minutos
Manuel Arenas

La composición actual del Pleno

La implantación socialista en Santa Coloma de Gramenet (Barcelonès), novena ciudad más poblada de Catalunya (119.289 habitantes), es incontestable. En primer lugar, porque el PSC lleva siendo la lista más votada y gobernando en el municipio desde 1991, cuando Manuela de Madre (PSC) relevó en la alcaldía a Lluís Hernández (PSUC e ICV), el 'cura rojo' que se convirtió en el primer alcalde colomense tras las primeras elecciones municipales desde la restauración democrática (1979).

Y, en segundo lugar, porque en los últimos comicios locales (2019) Núria Parlon, alcaldesa de Santa Coloma desde que relevó en 2009 al hoy presidiario Bartomeu Muñoz, logró para el PSC el mejor porcentaje de voto socialista de todo el área metropolitana de Barcelona: un 50,94% (22,913 votos de un total de 45.163 votantes), por delante de Cornellà de Llobregat (47,45%) y L'Hospitalet de Llobregat (43,35%), el cual permitió a Parlon ampliar más si cabe la mayoría absoluta (en Santa Coloma está en 14 concejales de un total de 27 en el Pleno) recuperada en 2015 hasta sus actuales 17 ediles.

Más allá de los 17 regidores socialistas, el Pleno del Ayuntamiento de Santa Coloma está hoy integrado por Ciutadans (4 concejales), actual líder de la oposición colomense; En Comú Podem (3); y ERC (3), que entró en el consistorio por primera vez en su historia en 2019. Por su parte, SOM Gramenet, candidatura municipalista próxima a la CUP que lideró la oposición colomense hasta el 2019, se quedó fuera del Pleno en las últimas municipales: pasó de 6 concejales a ninguno, quedándose a tan sólo un 0,02% (unos 5 votos) de obtener representación municipal. El PP, con 2 concejales hasta 2019, tampoco tiene hoy representación en Santa Coloma.

Las claves del mandato 2019-2023 

En términos globales, los retos que han venido marcando las políticas locales del mandato 2019-2023 en Santa Coloma son los derivados de la crisis económica y social ocasionada por la pandemia del coronavirus y los relativos a la seguridad, concretamente a la reincidencia delincuencial. En cuanto a los perjuicios pandémicos, todos los grupos municipales consensuaron un Pacto Local provisto de una inversión de 15 millones de euros (el presupuesto municipal de este 2022 es de 120 millones de euros) para paliar los efectos de la recesión ocasionada por una pandemia que se ha llevado la vida de unos 400 colomenses.

En lo relativo a la seguridad, la acción más destacada del Gobierno municipal fue la creación de una nueva unidad policial (la USIR) para dar respuesta al repunte de robos violentos y la aparición de patrullas justicieras precisamente durante el confinamiento del covid. El 'perfil seguridad' de Santa Coloma, ya activo desde las municipales de 2019 con el impulso de los serenos, se ha visto reforzado por el hecho de que su alcaldesa, Núria Parlon, pasara a ser, en diciembre del pasado 2021, la nueva secretaria de Políticas de Seguridad del PSC.

Sumados a los citados grandes retos sociales, otros a escala local también han tenido incidencia durante el mandato. Ejemplo de ello son la puesta en marcha de La Ciba como simbólico espacio feminista, el inicio de la renaturalización del río Besòs con fondos europeos o la aprobación definitiva del Plan Local de Vivienda. Precisamente sobre vivienda, específicamente en su vinculación con el padrón municipal, versan buena parte de las problemáticas destacadas por la Síndica de Greuges local, Pepa González, en su último Informe Anual. Por último, en Santa Coloma siguen coleando dos debates ya históricos y representativos del contraste de visiones urbanísticas sobre el modelo de ciudad: la reforma del casco antiguo y los usos del parque de Can Zam.

El tablero político de cara al 2023

Ninguna voz autorizada del panorama político colomense prevé, de cara a las municipales de 2023, una significativa pérdida de terreno socialista en beneficio de alguno de los grupos de la oposición. Fuentes de la oposición y de diverso color político consultadas reconocen que ni siquiera vislumbran que el PSC de Núria Parlon, que afrontará su cuarto mandato completo, pueda perder su actual mayoría absoluta. En todo caso, sí creen que puede variar la actual repartición de concejales entre la oposición.

En términos de caras visibles, la principal novedad de las municipales pudiera ser que Gabriel Rufián acabara aceptando el ofrecimiento de la dirección de ERC para liderar la lista en Santa Coloma, su ciudad natal. Fuentes de la formación aseguran que la posibilidad sigue encima de la mesa y que se dilucidará el próximo 8 de octubre, cuando la militancia decidirá sobre el cabeza de lista colomense. Santa Coloma, donde ERC obtuvo representación por primera vez el pasado 2019, es una de las grandes ciudades catalanas que ERC ve como terreno fértil para crecer y ampliar su base.

Cs, actual líder de la oposición colomense que tiene como líder a Dimas Gragera, uno de los responsables de evitar la desaparición del partido, teme que a su debilitación nacional se sume una posible entrada de Vox en el consistorio -a falta de ver si en el PP hay 'efecto Feijóo'-: en las catalanas de 2021, la ultraderecha cosechó en Santa Coloma un 9,88% del voto, casi el doble de lo que necesitaría (un 5%) para obtener representación en las municipales, si se extrapolan los datos a escala local.

Por último, fuentes de los 'comuns' reconocen que, a pesar de la aspiración de volver a compartir marca -En Comú Podem- con Podemos, es posible que la lista se acabe fragmentando debido a las diferencias internas, azuzadas por la denuncia de acoso sexual de un militante a finales de 2021. Lo que sí está confirmado es que en las municipales de 2023 se presentará con marca propia la CUP-Gent de Gramenet, con voluntad de tomar el relevo de SOM Gramenet tras su batacazo electoral (de 6 a 0 concejales) en las municipales de 2019.

Noticias relacionadas