'Pelotazo' con material sanitario

Luceño advirtió a Medina tras la firma del contrato de las mascarillas: "Ahora cabeza, ehhh?"

En otro correo de una fecha posterior, con el asunto "2 transfer', el empresario investigado Luceño escribía: 'Pa la saca".

El empresario Alberto Luceño.

El empresario Alberto Luceño. / EPC

3
Se lee en minutos

La firma de un contrato millonario de material sanitario para el Ayuntamiento de Madrid permitió a los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño embolsarse presuntamente comisiones por casi 6 millones de euros al inicio de la pandemia, y los socios no pueden evitar mostrar su alegría en los correos que se intercambiaron en los días posteriores a la firma del contrato el 25 de marzo de 2020, cuando toda España aún no se había acostumbrado a su nueva vida de confinamiento. En uno de ellos, Luceño da la enhorabuena a su colaborador pero también le advierte: "Ahora cabeza, ehhh?"

Esta frase aparece en uno de los correos electrónicos que obran en el sumario del caso, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, y que tiene fecha del 27 de marzo. El mensaje tiene dos documentos adjuntos denominados "LENO 250 K LUIS 1P" y "LENO250 K LUIS 2P", siendo Leno la empresa de Malasia con la que se concretó el negocio. En el texto, Luceño le dice a Medina:"Enhorabuena, amigo!!!!!!!!!!!" Con nuestros más y nuestros menos, te lo mereces. ¿Ahora cabeza ehhh? Abrazo fuerte".

'PA LA SACA', LA VÍSPERA DE LAS TRANSFERENCIAS

Tres días después, en otro correo con el asunto "2 transfers" y también documentación adjunta, Luceño escribe a su socio simplemente "Pa la saca". Este mensaje, fechado el 30 de marzo de 2020 a las 19.19 horas, Luceño lo envió la víspera de los ingresos que el hijo del duque de Feria recibió en una cuenta a su nombre en el Deutsche Bank mediante dos transferencias por valor de 749.941 euros y 249.941 euros, respectivamente, unos apuntes que la Fiscalía Anticorrupción remitió a la Agencia Tributaria para que fueran analizados.

Los dos socios están llamados a declarar el próximo 25 de abril en calidad de investigados por los citados delitos en relación al supuesto cobro de mordidas en los contratos de emergencia en la primera ola de la pandemia.

El juez Adolfo Carretero investiga la querella de la Fiscalía Anticorrupción contra estos dos empresarios, a quienes se les atribuye la comisión de los delitos de estafa agravada, falsedad documental y blanqueo de capitales por irregularidades en una operación de compra-venta de material sanitario en marzo de 2020.

Según la querella, Alberto Luceño y Luis Medina "actuando de común acuerdo y con ánimo de obtener un exagerado e injustificado beneficio económico, ofrecieron al Ayuntamiento de Madrid la posibilidad de adquirir grandes remesas de material sanitario fabricado en China".

10,8 MILLONES AL AYUNTAMIENTO

La querella señala que las operaciones costaron al Ayuntamiento de Madrid unos 10,8 millones de euros, obteniendo "un millón de mascarillas que, a pesar de ser de buena calidad, el vendedor habría estado dispuesto a vender por un precio muy inferior al pagado; concretamente, el 40% de lo que el Ayuntamiento pagó por ellas".

También recibió dos millones y medio de pares de guantes de nitrilo, de calidad "muy inferior y características distintas a las que se le habían ofrecido, y por los que este pagó aproximadamente el cuádruple del precio que tenían ese tipo de guantes en un supermercado de Madrid en esas mismas fechas".

Además, recibió 250.000 test Covid-19, de los que casi una cuarta parte (60.000) eran inservibles por su reducido nivel de sensibilidad (66,7%), y otra parte importante (115.000) eran, cuando menos, también de dudosa eficacia por su bajo nivel de sensibilidad (80%).

"Como contrapartida, Alberto Luceño recibió en concepto de comisiones un total de 5.100.000 dólares --4,6 millones de euros--, mediante transferencias remitidas desde Malasia a una cuenta personal", recoge la acusación que está siendo analizada por el juez instructor núméro 47 de Madrid.

Noticias relacionadas