BLOQUEO INSTITUCIONAL

Los jueces, expectantes ante la posibilidad de que los cambios del PP impulsen la renovación del Poder Judicial

Vocales, magistrados y asociaciones de jueces confían que el relevo en el principal partido de la oposición sirva de revulsivo para acabar con un bloqueo institucional sin precedentes

Sede del Consejo General del Poder Judicial.

Sede del Consejo General del Poder Judicial. / Europa Press

6
Se lee en minutos

El inminente relevo en la cúpula del PP, cuya dirección mantenía hasta ahora bloqueado el acuerdo para la renovación del un Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) caducado desde hace más de tres años, causa expectación entre vocales de este órgano, asociaciones de jueces y magistrados que contemplan cómo la llegada de un nuevo presidente para el principal partido de la oposición- que parece ser Alberto Núñez Feijóo- puede servir de revulsivo para solventar de una vez este asunto.

Así lo señalan a El PERIÓDICO DE ESPAÑA, con opiniones que van desde lo más optimista y que señalan que el perfil del que parece que será el nuevo jefe de la oposición parece acercar las posturas para dar cumplimiento al mandato constitucional; a las más negativas, que aventuran que, hasta que el nuevo equipo se recoloque, el pacto aún queda lejos.

Hasta el momento, mientras desde el Gobierno se atribuye al PP la actual situación -así lo manifestó sin tapujos la propia ministra de Justicia, Pilar Llop, durante su encuentro el pasado 22 de febrero con la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo-; desde el PP se vinculaba el acuerdo a una reforma previa de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) dirigida a que los jueces elijan de forma más directa a los doce miembros del Consejo que deben proceder de la Carrea. Esta exigencia, vinculada directamente al PP de Casado, podría verse modificada en las próximas semanas.

En fuentes del Consejo General del Poder Judicial algunos señalan que, pese a que aventurar es arriesgado, el dramático cambio en la cúpula del PP permite "romper la inercia" que los mantenía "varados". "No sabemos si el cambio de presidente significará solo un recambio de personas, manteniendo la misma línea, o romperán con ella para actuar conforme a lo que se espera de una derecha democrática al estilo francés o alemán, y emprendiendo una política de pactos de estado que devuelva la estabilidad y la normalidad al sistema político", señalan desde el sector progresista de este órgano.

NUEVO PRESIDENTE CON NUEVO "SELLO"

Otros vocales de perfil más conservador, como José María Macías, coinciden en que es posible que la nueva situación facilite la renovación. "Llegar a un acuerdo es una cuestión política, y si el nuevo dirigente del PP quiere poner de manifiesto, por decirlo así, su 'propio sello', es posible que se llegue a un acuerdo que facilite una renovación en poco tiempo".

En todo caso, en opinión de Macías, quedará pendiente la solución de un problema "serio y real" que a su juicio, en absoluto obedecía a un "invento de Pablo Casado", como es que nuestra Ley Orgánica del Poder Judicial incumpla las exigencias del artículo 2 del Tratado de la Unión Europea y no respete tampoco las exigencias del Tribunal de Justicia de la UE y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en materia de independencia judicial. 

"Esta es una situación que, si no la remediamos, antes o después pasará factura, y eso es algo que no se soluciona meramente porque la cúpula popular cambie y las cosas se queden como están", añade Macías.

El presidente del PP, Pablo Casado, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante su participación en la junta directiva provincial del partido en A Coruña.

/ EFE/Cabalar

ASOCIACIONES JUDICIALES

Desde las asociaciones judiciales la actual situación también se ve tanto con expectación como con prudencia. Así, el portavoz de la Asociación de jueces y magistrados Francisco de Vitoria (FdV) Jorge Fernández Vaquero señala que sin necesidad de entrar a valorar perfiles personales concretos, el hecho de que haya un cambio en las personas que dirigen el Partido Popular sí puede hacer pensar en un cambio de posiciones.

"Que la situación es insostenible está fuera de toda duda, pero si esto va a consistir en 'nos lo repartimos otra vez, y tantos para tí y tantos para mi' y volvemos a empezar, el Consejo se habrá renovado, pero seguirá la podredumbre institucional", señala a este periódico. Por ello solicita que la renovación del Consejo se haga, al menos, los mínimos exigibles que marca el Tribunal Constitucional. Apunta, en todo caso, que "cualquier renovación que no vaya acompañada por una revisión del sistema significará que no habremos terminado de resolver el problema". 

Para Concha Rodríguez del Real, del Foro Judicial Indpendiente (FJI), la pronta resolución de este asunto no puede hacer olvidar que "hace más de 35 años que los dos partidos se reparten el órgano de gobierno de los Jueces", por lo que desde su punto de vista debe exigirse "regeneración y cumplir las exigencias del Consejo de Europa y de la Comisión Europea", en coincidencia con el sistema mixto que establece el artículo 122 de la Constitución Española.

María Jesús del Barco, de la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura (APM), se pregunta si habrá que esperar a que la situación se clarifique en el Congreso extraordinario del partido el próximo mes de abril o tendrá algún papel la Junta Directiva que llevará a partir de la próxima semana las riendas de la formación. "Lo que está claro es que la situación en insostenible", asegura, aludiendo a la próxima jubilación de uno de los miembros del CGPJ, Rafael Fernández Valverde, que es además juez del Supremo y no podrá ser renovado en la Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal del que forma parte.

Por parte de Jueces y Juezas para la democracia (JJPD) Ascensión Martín se muestra "expectante", y coincide con el resto en que si el cambio en el PP sirve para que se modifiquen las actuales posiciones de los grupos parlamentarios, "ello beneficia a la ciudadanía". En el caso de que se decida renovar y abordar más adelante la reforma del sistema de nombramientos, Martín señala que ellos no tiene nada que decir, "porque es algo que compete al poder legislativo". Lo que sí les afecta como poder judicial es que no se dilate más la renovación.


/ .

INTERÉS EN EL TRIBUNAL SUPREMO

Fuentes del Tribunal Supremo, especialmente afectado por el bloqueo ante la imposibilidad del CGPJ de realizar nombramientos en este órgano por estar en funciones se señala que el relevo del PP se ve con esperanza porque "peor no va a ser". Fuentes del alto tribunal consultadas por EL PERIÓDICO DE ESPAÑA insisten en que "es ineludible la renovación para completar el Supremo tras el cambio de la ley y la suspensión de los nombramientos", obligada por la reforma legal que impulsó el Gobierno de coalición hace ya un año.

Otras fuentes se preguntan cómo se recolocarán ahora las influencias en torno al próximo líder del PP y apuntan a Manuel Almenar, ex vocal del CGPJ, presidente de la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura (APM) y de la Audiencia Provincial de Pontevedra, como nuevo hombre fuerte que tendrá mucho que decir en el caso de que Núñez Feijóo acceda a la cúpula del PP. Una de las claves a partir de ahora será determinar si se volverá al viejo esquema de pactar vocales y presidente del órgano de gobierno de los jueces entre los dos partidos mayoritarios o se optará por otro modelo.

Noticias relacionadas