Tribunales

El exjefe de la Policía que envió el pendrive ilegal de los Pujol: "No hubo ninguna intención de perjudicar a la familia"

  • La fiscal, que ha defendido la absolución de Eugenio Pino, ha asegurado en la vista: "No podemos convertir una conducta reprobable en una conducta reprochable penalmente"

  • El abogado de Jordi Pujol Ferrusola, que ha asegurado que "se trató de engañar" al juez, ha resaltado que en este caso no se está juzgando la "policía política": "El material ilícito no se puede aportar a un proceso"

Juicio del caso Kitchen

Juicio del caso Kitchen / EPE

4
Se lee en minutos

"Yo envío [el pendrive] a la UDEF para que se lo reenvíe al juez [José de la Mata]. No hubo ninguna intención de perjudicar a la familia Pujol. Simplemente, se lo reenvié y no tengo nada más que decir". Así ha concluido su declaración el que fuera director adjunto operativo (DAO) de la Policía Eugenio Pino en la vista oral que se ha desarrollado este viernes en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid con motivo del recurso que presentó Jordi Pujol Ferrusola, el primogénito del expresident catalán, contra la sentencia que absolvió al exmando policial.

Eugenio Pino, uno de los principales cabecillas del clan policial cuyos integrantes permanecen imputados en la Operación Kitchen por el espionaje en 2013 al extesorero del PP Luis Bárcenas, -quien en esas fechas amenazaba con tirar de la manta contra Mariano Rajoy y su partido en el caso Gürtel- fue absuelto en primera instancia por entregar un pendrive ilegal al magistrado que investigaba el caso Pujol en el Juzgado Central de Instrucción. De la Mata sospechó que esa documentación que aportaba el entonces máximo jefe uniformado de la Policía era ilegal. Y tras citarle a declarar dedujo testimonio a un juzgado ordinario para que investigara si Pino podría haber cometido algún delito.

Sin embargo, tras ser procesado el tribunal decidió absolverle. Y al recurrir la sentencia el abogado Cristóbal Martell, que ejerce la defensa de Jordi Pujol Ferrusola, el tribunal ha decidido citar a Eugenio Pino, a quien cedió la palabra al final de una vista, que no ha superado la hora de duración.

Presencia de Pino

Las fuentes consultadas por EL PERIÓDICO DE ESPAÑA apuntan la posibilidad de que la comparecencia de Pino pueda responder a un cambio de opinión del tribunal, que de esta forma aplicaría la doctrina europea que establece que un procesado no puede ser condenado en segunda instancia sin antes ser oído por los magistrados.

Eugenio Pino tras declarar sobre la causa del 'pendrive' sobre los Pujol

/ David Castro

En la vista, el presidente del tribunal ha cedido la palabra a Eugenio Pino, a quien de forma literal ha dicho: "Usted fue absuelto por el juzgado por los delitos que en aquellos momentos formulaba la acusación. Ahora el recurrente pretende que sea condenado por revelación de secretos. Conoce los hechos y los mismos sobre los que versa la vista, cuyo objeto fundamental es escucharle y decirnos todo aquello que considere oportuno en su defensa a propósito de convertir la absolución por esta condenado por este delito, tiene usted la palabra".

Y entonces Pino se ha desmarcado totalmente de los hechos por los que fue procesado primero y absuelto después. Relató que un comisario principal, a quien no citó, pero quien según el sumario sería el exjefe de Asuntos Internos Marcelino Martín-Blas, le había aportado un pendrive. Y después, según el ex director adjunto operativo, este lo remite a la UDEF: "Y me olvido de todo, cuando se remite ese pendrive se entiende que lo van a analizar si es válido o no, pero lo que no hacemos nunca es ser jueces, es decir le interesa o no al juez".

Los hechos contrarios

Sin embargo, la propia declaración como testigo de Martín-Blas y las agendas interceptadas por la fiscalía al comisario José Manuel Villarejo ponen de manifiesto que los hechos fueron diferentes. De hecho, la policía política del Gobierno de Mariano Rajoy trató, sin éxito, de que el exjefe de Asuntos Internos entregara al juzgado un pendrive, cuya incorporación al caso Pujol podría haber hecho peligrar la investigación policial.

Además, los diarios de Villarejo muestran que Martín-Blas rechazó entregar ese documento al Juzgado, y que Eugenio Pino llegó a pedir ayuda al polémico comisario tras ser citado por el juez. Sin embargo, el comisario principal jefe de Asuntos Internos nunca llegó a ser imputado.

Por su parte, la fiscal ha vuelto a defender que la actuación de Pino no fue constitutiva de delito. En concreto, ha asegurado: "No podemos convertir una conducta reprobable en una conducta reprochable penalmente". Además, también ha defendido que la decisión de un alto mando de remitir el pendrive "no puede tener esta relevancia penal".

El abogado de Jordi Pujol Ferrusola ha asegurado al tribunal que en este caso no se estaba juzgando "a la policía política" al tiempo que ha defendido que con este procedimiento contra Eugenio Pino el Estado "gana músculo cuando respetamos la realidad procesal". Este letrado ha recalcado que una condena podría evitar "una suerte de barra libre" de la Policía: "El material ilícito no se puede aportar a un proceso y se trató de engañar", al asegurar que el pendrive procedía de un juzgado de Barcelona "y no era así", ha concluido.

Noticias relacionadas