LIMPIEZA

¿Cómo se cuida un suelo de parquet?

Necesita unos tratamientos sencillos para alargar su vida

¿Cómo se cuida un suelo de parquet?
1
Se lee en minutos
Luis Alloza

Es una de las soluciones para el suelo del hogar que más creció hace unos años y que sigue sin pasar de moda porque es un piso cálido, elegante y que da muy buena imagen a nuestra casa.

Ahora bien, como es normal, el paso del tiempo también hace mella en el parquet, que puede sufrir el desgaste habitual de estar todo el día pisándolo, se puede agujerear, alguna tablilla que se levante...

Además, hay varios tipos y algunos necesitan más cuidados que otros, así que os contamos algunos consejos que deberíais seguir para evitar que el parquet dure menos de lo que sería deseable, es decir, para alargar su vida útil y además luciendo espectacular y como el primer día.

Depende del tipo

Uno de los más comunes es el macizo, que es una opción muy escogida porque al ser totalmente de madera va envejeciendo. Ahora bien, precisamente por eso, como es de madera, de vez en cuando es necesario protegerlo con un barniz especial para suelos de parquet y acuchillarlo cada diez años más o menos. Aparte, cualquier resto que haya por el suelo es susceptible de que lo acabe rayando o fastidiando, así que escoba o aspira con frecuencia.

Si es laminado técnicamente no será de madera, aunque sí que está formado por fibras de este material. Poco se puede hacer más allá de que lo evites si vives en una casa con mucha humedad o en estancias así, como pueden ser el baño o la cocina.

Y si es multicapa significa que solo la parte exterior, la que se ve, es de madera, así que es necesario pulirlo de vez en cuando pero contando que un pulido excesivo saca a relucir lo que hay debajo, así que sin volverse loco. Lo mejor es eliminar cualquier resto de suciedad de su superficie con asiduidad.

Noticias relacionadas

Y otros consejos muy útiles es que evites los productos abrasivos y químicos y solo te fíes de los específicos para este tipo de suelos y, como en el caso de los detergentes y suavizantes, que hagas caso de las cantidades que dicen los fabricantes.

Por último, en cuanto veas arañazos, tablillas rotas o defectuosas, que suenan a hueco o que se han manchado, actúa cuanto antes porque sino el problema puede ir creciendo en importancia.

Temas

Hogar