Este es el Parador más valorado de España según los propios viajeros

Hay un total de 97 de alojamientos ubicados en edificios emblemáticos o considerados de interés histórico, cultural o artístico

Paradores.

Paradores. / EFE

6
Se lee en minutos
A. C:

La red de paradores nacionales cuenta con 97 establecimientos repartidos por todo el país. Están en inmejorables ubicaciones: en lugares o en edificios emblemáticos o considerados de interés históricocultural o artístico. A continuación te destacamos los 10 paradores mejor valorados por los usuarios durante este 2022.

El primer establecimiento de Paradores de Turismo de España se inauguró al púbico en Navarredonda de Gredos (Ávila) en 1928 y el último construido, abierto el 25 de junio de 2020, está en Mugía, en la costa de la Muerte (La Coruña).

El podio de mejor parador está muy competido: los tres mejores valorados reciben la mejor nota, un 9.6.

Plasencia

El parador de la ciudad cacereña encabeza el ranking de los mejores paradores de España con una nota media de 9,6 en la web de la red establecimientos. Está ubicado en el convento de San Vicente Ferrer, el gótico parador de Plasencia es una de las joyas de la ciudad y de toda España, y esconde secretos como su Escalera Volada, una de las más bellas, o su Bar de Noche.

Promete un viaje en el tiempo y un recorrido por otros edificios importantes de la época, ya que el parador forma parte de un conjunto monumental compuesto por el citado convento, la iglesia de Santo Domingo y el palacio Mirabel de la familia Zúñiga, benefactores y constructores del convento a finales del siglo XV.

Jaén

Este castillo del siglo XVIII se encuentra en lo alto del cerro de Santa Catalina, en Jaén, se ha restaurado con buen gusto y conserva sus paredes de piedra enormes y numerosos elementos históricos auténticos.

El parador, puntuado por los usuarios con un 9,6, ofrece a sus huéspedes la posibilidad de viajar en el tiempo al siglo XVIII gracias a su estructura arquitectónica original. El establecimiento cuenta con techos altos y arqueados, vigas de madera y suelos de baldosa preciosos. Además, presenta una decoración singular que armoniza completamente con la estructura histórica del edificio y dispone de muebles de estilo clásico con influencias árabes.

Santo Estevo

"Perdido del cotidiano mundo" o "la esencia del alma" son algunas de las descripciones que recibe este establecimiento por parte de los usuarios, que también lo han puntuado con un excelente (9,6). Este monasterio reformado se encuentra en la región de Ribeira Sacra, junto a los ríos Miño y Sil. Ofrece un spa magnífico, un patio central precioso, jardines y un comedor excelente con comida regional.

El edificio es benedictino, data del siglo X y ha sido reformado y convertido en un hotel de lujo único y sofisticado, al estilo parador. Alberga elementos históricos, como arcos de piedra, marcos de ventanas tallados y los 3 claustros originales del monasterio, de estilos barroco, románico y renacentista.

Las habitaciones presentan una decoración elegante y exclusiva y están distribuidas por los 3 claustros. Algunas también gozan de vistas al río Sil y a la campiña de los alrededores.

Nerja

El parador de Nerja ofrece unas vistas maravillosas de la Costa del Sol. Está ubicado sobre un acantilado junto al mar Mediterráneo, sobre las montañas Sierra Almijara y bellos acantilados. En Nerja, el verano es azul, aventurero y entrañable. Esconde lugares inolvidables, como la Cueva de Nerja. En una de sus múltiples salas, La Sala del Cataclismo, hay la mayor columna del mundo recogida en el Libro Guinness de los Récords con 45 metros de altura.

El hotel tiene un espléndido jardín cuyo verdor contrasta con el azul de la piscina. Los espacios interiores, amplios y luminosos, resultan muy confortables y casi todas las habitaciones disponen de terrazas orientadas hacia el mar. Las habitaciones superiores cuentan con espectaculares vistas sobre el Mediterráneo.

El Hierro

¿Quieres sentir la tranquilidad y la paz como nunca antes las habías sentido? El parador de la isla canaria El Hierro es un paraíso enclavado entre la montaña volcánica y el azul del océano, es una isla bañada por aguas transparentes donde te sentirás en un lugar solo imaginable en tus sueños. La ubicación del hotel permite que las gotitas de agua del mar salpiquen tus paseos por el jardín y el azul intenso del agua se cuele por tu ventana.

Los balcones del edificio te acercan al océano hasta permitirte casi tocarlo con la mano. Desde el jardín con piscina y las confortables habitaciones disfrutarás del suave rumor de las olas, te relajarás y descansarás sintiendo que estás en un lugar idílico.

Costa da Morte

El parador Costa da Morte está emplazado junto a la bella Praia de Lourido de A Coruña. Es un edificio de nueva planta y arquitectura contemporánea que se desarrolla en varios niveles adaptados a la topografía de la ladera natural, con espectaculares vistas al mar.

Permite descubrir un entorno natural de gran belleza con increíbles vistas a los acantilados y bellas playas, donde el mar ha ejercido su poder a lo largo de los tiempos, siendo el origen de un patrimonio gastronómico inigualable. A tan sólo media hora del hotel se sitúa el impresionante Faro del Cabo Fisterra, bautizado por los romanos como “el fin del mundo”, lugar siempre vinculado a la navegación y las leyendas.

Girona

El parador de Aiguablava (Girona) está totalmente renovado, con más servicios y el ambiente familiar y tranquilo de siempre. Está ubicado en un lugar privilegiado del Mediterráneo, con unas vistas inmejorables de la Costa Brava desde lo alto del acantilado de la Punta d’es Mut. El entorno natural está rodeado de pinos y cuenta con una naturaleza casi virgen. Qué mejor lugar para desconectar.

A sólo cuatro kilómetros del Parador está el pueblo de Begur, situado en lo alto de una colina. En su cima se encuentra el principal símbolo de la localidad: su castillo medieval. También destacan casas indianas de estilo colonial, que construyeron en el siglo XIX los emigrantes que volvieron de América. El primer fin de semana de septiembre se celebra la Fira d’Indians en la que Begur revive su pasado indiano.

Chinchón

El parador de Chinchón, en Madrid, es un antiguo convento agustino, de amplios ventanales, preciosas zonas comunes y habitaciones decoradas de forma exquisita, con una perfecta combinación de colores y prestando atención a cada detalle. Su precioso patio interior lleno de nísperos, y los cuidados jardines harán que disfrutes de un bello y tranquilo lugar, en el que ofrecemos ricos platos como el cocido madrileño, la sopa de ajo o el cordero asado. Chinchón es un pueblecito con un encanto peculiar.

Las casas solariegas, bellos patios, y galerías soportadas por preciosas columnas hacen de Chinchón una villa de belleza singular. En el centro de la localidad se pueden ver los monumentos de la Torre del Reloj, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el Monasterio de las Clarisas o la Casa de la Cadena.

Santiago de Compostela

En Santiago de Compostela, destino de millones de peregrinos, ciudad donde los rayos del sol iluminan las fachadas en verano y la lluvia hace que un ambiente mágico se apodere de las calles empedradas en invierno, se ubica uno de los hoteles más lujosos y bellos de la red de paradores. El Hostal nació como Hospital Real en 1499 para albergar a los caminantes que se dirigían en peregrinación a Santiago. Ahora, conocido como Hostal dos Reis Católicos, mezcla historia, arte y tradición. Se sitúa en la Plaza do Obradoiro formando con la catedral un ángulo de espectacular belleza en una de las capitales más visitadas del mundo. Alojarse aquí es hacerlo en un lugar verdaderamente único y exclusivo.

Noticias relacionadas

En el interior de este 'parador-museo', considerado el hotel más antiguo del mundo, descubrirás cuatro claustros preciosos, elegantes estancias, espectaculares habitaciones y un lujoso comedor que ofrece pescados y carnes cocinados a la gallega, además de las clásicas filloas caramelizadas con manzana y crema.

Sigüenza

El parador de Sigüenza, en Guadalajara, es un castillo medieval del siglo XII, instalado en una alcazaba árabe. Firmeza y esplendor caracterizan a esta regia fortaleza con nueve siglos de historia en sus piedras. Está edificado sobre un asentamiento romano y el edificio fue residencia de obispos, cardenales y reyes. La Edad Media se manifiesta en todas las estancias, tanto en salones, como en bar y restaurante. El tradicional mobiliario castellano del hotel se expone con gusto en las amplias y acogedoras habitaciones, algunas con camas adoveladas que te harán sentir como en aposentos de un auténtico palacio. Entre los gruesos muros de piedra aparecen el patio empedrado, un señorial comedor, salones ideales para reuniones y celebraciones y la capilla románica del siglo XIII.