La lección de vida que da este soltero en First Dates a su cita

José es un soltero y luchador contra diferentes enfermedades que padece en su cuerpo

La lección de vida que da este soltero en First Dates a su cita
2
Se lee en minutos
R. P.

José, soltero de 40 años, ha ido al restaurante de First Dates a buscar a alguien con quien pasar el día a día y sobre todo disfrutar. Como contaba al principio de su llegada: ha tenido varios problemas de salud que le han enseñado lo realmente importante de la vida. Ha asegurado ser muy ñoño cuando se enamora. Respecto a su enfermedad ha contado que lleva cuatro años luchando puesto que ha tenido varias intervenciones y en la actualidad tiene hernias discales, fibromialgia, síndrome de dolor regional complejo y neuropatía. “Mis nervios no están bien y chocan un poquito con mi cuerpo”.

Mar, su cita, también ha llegado con muchas ganas de conocer a alguien especial. La cena entre ambos ha ido muy bien, pero es cierto que ninguno de los dos se han atraído físicamente. No obstante, ambos han decidido seguir conociéndose durante la velada.

First Dates tiene como principal finalidad que sus participantes encuentren el amor o, al menos, empiecen a buscarlo. Con tantas citas a ciegas pasando por sus mesas, lo más probable es que alguno de los encuentros salga bien y que otros salgan francamente mal -o incluso no lleguen a empezar.

First Dates ha conseguido, gracias sobre todo a la labor de los guionistas de este formato, convertirse en uno de los programas más vistos y con más repercusión de la televisión actual. Y eso que no lo tenía nada fácil. Cuando llegó a la parrilla de Cuatro (el segundo canal de Mediaset), lo hizo para afrontar una tarea ardua y compleja: tratar de levantar el acceso al prime time de la cadena. Y no era una tarea menor. Mediaset había probado muchos programas a esa hora y ninguno había funcionado.

Pero las parejas de Carlos Sobera lo lograron. El cóctel de cada programa era claro: se juntaba a gente que en pocas ocasiones tenían algo que ver y se probaba a ver que pasaba. Y dio resultado. Y eso que la tarea era compleja. No en vano el acceso al prime time es una de las franjas más importantes de todas. Muchos espectadores de lo que ven este tipo de programas mientras cenan o nada más llegar a casa luego se quedan al horario de máxima audiencia, ese que empieza a las diez y media de la noche y que se prolonga hasta la medianoche, en el que todos los grandes grupos de comunicación circunscriben sus apuestas más importantes.

Noticias relacionadas