MUNDIAL DE QATAR

Zozulya apoya a unos aficionados españoles a quienes les requisaron en Qatar una bandera del Batallón Azov

  • Durante el encuentro entre Alemania, en el sector de la afición de España se exhibió un emblema del regimiento paramilitar vinculado con movimientos neonazis

  • "Todos menos la FIFA saben quién es un país terrorista y quién tiene militares invasores, criminales y terroristas", criticó el jugador ucraniano, ahora si equipo

Momento en el que se desplegó una bandera del Batallón Azov en la grada de Al-Bayt.

Momento en el que se desplegó una bandera del Batallón Azov en la grada de Al-Bayt. / @ZozulyaRoman

3
Se lee en minutos

En la previa al partido entre España y Alemania, en el sector de aficionados españoles del estadio de Al-Bayt se desplegó una bandera de Ucrania con el símbolo del Batallón Azov. Uno de los grupos paramilitares integrados en el ejército ucraniano, de corte ultranacionalista y en cuya fundación colaboraron líderes ultraderechistas. Ha recibido el apoyo público de diferentes personalidades, entre otras de Roman Zozulya, exjugador ucraniano del Betis, Albacete o Fuenlabrada, entre otros, que ha defendido públicamente el gesto de los hinchas españoles.

El Batallón Azov se fraguó en 2014, durante los enfrentamientos entre el Gobierno ucraniano y los rebeldes prorrusos del Donbás que se ha convertido en una de las referencias simbólicas del conflicto. El propio año de su nacimiento jugó un papel clave en la liberación de la ciudad ucraniana de Mariúpol. Tras varios procesos, políticos y organizativos, Azov terminó subordinado a la Guardia Nacional del Ministerio del Interior de Ucrania, con un sentimiento ultrapatriótico intacto y manteniendo el marcado carácter antirruso con el que surgió.

SIMBOLOGÍA NAZI

Sin embargo, el escudo, exhibido en el Al Bayt en Jor retrotrae al Tercer Reich, con símbolos como el Wolfsangel, que recuerda extintas divisiones de tanques 'panzer' de las Waffen-SS o las runas que recuerdan al Sonnerrad (Sol negro), grabado en las unidades más crueles de Adolf Hitler. Con todo, desde el Batallón Azov aseguran haber acometido un proceso de 'desnazificación', un término usado por el propio Gobierno de Putin para justificar su invasión. De hecho, esta unidad encarna la adjetivación 'fascista' que ha querido promover Rusia dentro de uno de los relatos del conflicto.

Lo cierto es el Batallón Azov y el movimiento ultra siempre han estado relacionados. Se considera que uno de los orígenes del grupo está en 'Sect 82', hooligans del Metalist Kharkiv. Los símbolos de la agrupación se han exhibido estos meses, mayormente, en gradas de seguidores de ultraderecha. De hecho, la asociación de Roman Zozulya con este movimiento frustró en 2017 su fichaje por el Rayo Vallecano, después de un boicot de la afición franjirroja. La calificación de "nazi" ha perseguido al delantero ucraniano en su carrera en España, donde ha militado en el Betis, después en el Albacete y después en el Fuenlabrada de Primera RFEF. Está actualmente sin equipo.

CRÍTICAS A LA FIFA

Roman nunca ha escondido su apoyo al Batallón Azov, como ha vuelto a hacer después de la requisa de la bandera. "La FIFA es víctima de la propaganda rusa", aseguraba en un post de Instagram donde informaba de la manifestación que se produjo en el estadio de Al-Bayt.

Noticias relacionadas

"Durante el España - Alemania, aficionados españoles desplegaron una gran bandera de Ucrania con el símbolo de nuestro heroico regimiento A30B (nomenclatura del Batallón Azov). En cuestión de minutos, los representantes de la FIFA aparecieron y quitaron la bandera, por, supuestamente, estar prohibida", asegura Zozulya en su publicación.

"El mundo entero observó en su día la titánica defensa de Mariúpol que hicieron. Todos, menos la FIFA, saben quién es un país terrorista y quién tiene militares invasores, criminales y terroristas", prosigue el futbolista con una defensa en la que termina pidiendo la intervención de la Asociación Ucraniana de Fútbol y del Ministerio de la Juventud y los Deportes para que "reaccionen ante este comportamiento vergonzoso de la FIFA. Espero que se disculpen y nos dejen levantar nuestra bandera en las gradas para que no triunfe la oscuridad del Kremlin".