La izquierda pide a gritos la dimisión del número dos de Ayuso mientras el PP se pelea con Vox

La presidenta de Madrid echa en cara a Rocío Monasterio que se alíe con los grupos de la izquierda y solicite una comisión que reavivará la investigación de lo que ocurrió en las residencias de mayores durante la pandemia.

Isabel Diaz Ayuso esperó a que terminara el turno de preguntas a su vicepresidente, Enrique Ossorio, antes de abandonar la Asamblea de Madrid para acudir a la apertura del año judicial de Madrid.

Isabel Diaz Ayuso esperó a que terminara el turno de preguntas a su vicepresidente, Enrique Ossorio, antes de abandonar la Asamblea de Madrid para acudir a la apertura del año judicial de Madrid. / CAM

2
Se lee en minutos

La bronca ha vuelto a la Asamblea de Madrid en menos tiempo de lo esperado. Las palabras del vicepresidente del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, sobre las familias de los fallecidos en las residencias de mayores han sido objeto de varias cosas en la sesión de control de esta mañana: peticiones de dimisión a gritos, desplantes de la oposición y tensión en la propia Isabel Díaz Ayuso.

Todas las preguntas de la oposición a la presidenta estaban orientadas a hablar de la política fiscal, pero en todas ellas se ha colado lo dicho ayer por Ossorio en respuesta a la petición de Vox por crear una comisión de estudio sobre las residencias: "Ahora sólo tiene un interés electoral y va a causar un daño innecesario a muchas familias que podrán volver a pensar '¿Se podría haber evitado la muerte de mi familiar?'. Creo que eso las familias ya lo han superado y volver a esto por interés electoral no es procedente". El propio vicepresidente acusó ayer a la izquierda de manipular sus palabras, tras haber anunciado Más Madrid y PSOE que pedirían su reprobación de la Asamblea de Madrid y también su cese, y hoy, cuando le ha llegado el turno tras las preguntas de Ayuso, se ha remitido a sí mismo.

"Sus señorías mintieron de la forma más cruel diciendo que se podía haber resuelto", ha dicho Ossorio sobre lo ocurrido con los mayores en las residencias durante la primera ola de la pandemia. "No les importó hacer daño a las familias por sus intereses políticos. Eso es vergonzoso y deberían haber dimitido". Aquí empieza ya a levantar la voz, hasta que al final estalla: "Esa mentira les falló y los madrileños han superado su mentira y ahora me quieren encasquetar a mí su falta de humanidad. Estoy harto de cambien lo que digo para hacer política cutre. La falta de dignidad tendría que tener un límite incluso para sus señorías".

Tras estas palabras los grupos de la izquierda que quedaban en el hemiciclo rompen con gritos de "dimisión, dimisión, dimisión". Pero solo quedaban los de Unidas Podemos y Más Madrid. Los diputados del PSOE abandonaron la cámara en cuanto comenzó el turno del vicepresidente y su portavoz, Juan Lobato, informó después de que esa será su actuación mientras el vicepresidente se mantenga en su cargo.

Noticias relacionadas

Dentro aún, un diputado de Más Madrid, Alejandro Pérez, salió del hemiciclo tras varias protestas y dos advertencias de la presidenta de la Asamblea, sin esperar a la tercera. Otro, Emilio Delgado, también a gritos, espetaba al vicepresidente con gestos de vómito, recibiendo también la reprimenda de la presidenta.

Isabel Díaz Ayuso se quedó a escuchar las preguntas a Ossorio, pero su tono molesto no fue peor ante las críticas de los portavoces de la izquierda que con Vox. El PP, también Ayuso, culpa a Vox de la revuelta creada por las polémicas palabras de Ossorio, pues ha sido la petición de Rocío Monasterio para crear una comisión de estudio sobre las residencias de mayores lo que ha reactivado este asunto. Visiblemente airada, la presidenta de la Comunidad acusó a Vox de aliarse con la izquierda y sentenció que es todo un despropósito: ¿"Qué hacen con la izquierda, con esta gente que quiere ilegalizarles a ustedes?". Hablará con las familias, dice Ayuso, pero "no con comisiones espúreas que lo que hacen es falsificar lo ocurrido".