Cumbre de la OTAN en Madrid

La reina Letizia recibe a Jill Biden en su primer acto en España

La primera dama estadounidense llega un día antes que su esposo y visitará el centro de refugiados ucranianos de Pozuelo de Alarcón

Jill Biden, nada más aterrizar en España. EFE

Jill Biden, nada más aterrizar en España. EFE

3
Se lee en minutos
EFE

La reina Letizia ha recibido este lunes en el Palacio de la Zarzuela a la primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, en el primero de los actos en los que van a coincidir desde hoy hasta el jueves durante su estancia en Madrid con motivo de la cumbre de la OTAN.

La reina ha dado la bienvenida a Biden en la escalinata exterior de la Zarzuela, donde se han saludado con mucha cordialidad agarrándose los brazos, según las imágenes distribuidas por la Casa del Rey.

Posteriormente, doña Letizia y la primera dama, que ha lucido un vestido rojo, han accedido al interior del palacio para mantener una conversación en una sala con sofás blancos, que se ha prolongado durante cerca de 45 minutos.

La esposa de Biden llegó anoche a Madrid, mientras que el presidente estadounidense lo hará mañana, martes, cuando será recibido por Felipe VI en la base militar de Torrejón (Madrid), procedente de Alemania, donde participa en la cumbre del G7.

Tras su encuentro en la Zarzuela, la reina y Jill Biden se han desplazado a la sede de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) para conocer la tarea que esta entidad desarrolla contra la enfermedad.

Jill Biden, de 71 años, es profesora de instituto desde 2009, labor que compatibiliza con la de primera dama.

La educación, la lucha contra el cáncer o la salud mental son algunos de los asuntos en los que más volcada está la primera dama estadounidense y que coinciden con las áreas en las que también trabaja la reina, por lo que en su primera charla han intercambiado unas primeras impresiones sobre estas políticas sociales.

La esposa de Biden también se ha erigido como una defensora de los derechos de la mujer, lo que dejó patente el pasado sábado cuando mostró su rechazo a la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de revocar el derecho al aborto.

“Durante casi 50 años, las mujeres han tenido el derecho de tomar sus propias decisiones sobre sus cuerpos. Ese derecho se lo han robado. Aunque estamos desoladas por esa injusticia, no nos quedaremos calladas (…) Mañana continuaremos la lucha por nuestras hijas, nuestras abuelas y por nosotros mismas hasta que todas las mujeres puedan decidir de nuevo por su futuro”, dijo en las redes sociales.

La agenda de la reina y Jill Biden continuará mañana, martes, con la visita al centro de acogida a ucranianos en Pozuelo de Alarcón (Madrid), y por la noche, en la cena que los reyes ofrecerán en el Palacio Real a los mandatarios de los países de la OTAN que asisten a la cumbre.

El miércoles y el jueves, en paralelo a la reunión de los países aliados, habrá una agenda de actos de las consortes de los jefes de Estado y de Gobierno, donde por lo que la reina volverá a coincidir con la primera dama estadounidense.

Primero se desplazarán al Real Sitio de La Granja de San Ildefonso (Segovia) para disfrutar de las fuentes de los jardines, visitar el palacio real y la Real Fábrica de Cristales, y posteriormente, irán al Museo Reina Sofía para ver el "Gernika" de Picasso y compartir una comida.

El programa de actividades de las consortes se completará el jueves con una visita al Teatro Real de Madrid.

A su llegada a Madrid anoche, Jill Biden fue recibida por la embajadora de Estados Unidos en España, Julissa Reynoso, quien fue la anterior jefa de gabinete de la oficina de la primera dama.

“Esta visita pondrá especial acento en varios de los retos globales, como la lucha contra el cáncer y el apoyo a Ucrania, en los que Estados Unidos y España colaboran estrechamente”, señaló Reynoso en Twitter.

Es la primera vez en que la reina y Jill Biden coinciden desde la llegada de su marido a la Casa Blanca en enero de 2021 en sustitución de Donald Trump.

Doña Letizia ya recibió a Michelle Obama en la Zarzuela cuando era primera dama de Estados Unidos en junio de 2016 cuando pronunció una conferencia en Madrid.

Antes del encuentro privado que mantuvieron, la esposa de Barack Obama saludó a Felipe VI, a la princesa Leonor y a la infanta Sofía. 

Noticias relacionadas