CUMBRE CONTRA EL DAESH

Albares coincidirá con su homólogo marroquí el próximo 11 de mayo en Marrakech

  • No se ha confirmado si habrá reunión bilateral entre José Manuel Albares y Naser Burita

  • El 31 de marzo se canceló un encuentro entre ambos responsables de exteriores en el último momento

Albares coincidirá con su homólogo marroquí el próximo 11 de mayo en Marrakech
3
Se lee en minutos

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, verá a su homólogo marroquí Naser Burita la próxima semana en Marrakech, en el marco de la reunión de la alianza contra Daesh del próximo día 11. Aún no se ha confirmado si habrá o no encuentro o reunión bilateral entre ambos. "Se está trabajando en las agendas y en cómo se va a desarrollar el tiempo que tenga al margen de esta cumbre", ha dicho Albares, que llegará a la ciudad marroquí el día 10.

La visita se va a producir más de un mes después de que se cancelara, a última hora, un encuentro entre ambos titulares de Exteriores el pasado 31 de marzo. Entonces se hizo pública una llamada de Sánchez a Mohammed VI en la que el rey de Marruecos invitaba al presidente del Gobierno español a realizar una visita oficial junto al propio Albares.

La reunión de la Coalición Internacional contra Daesh del próximo miércoles está previsto que sea presidida por el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken. Sin embargo, este jueves se ha sabido que Blinken ha dado positivo en coronavirus, aunque presenta síntomas leves.

La Coalición anti Daesh se creó en la cumbre de la OTAN en Gales en 2014. Está formada por 68 países y organizaciones, entre ellos España.

Sin reapertura de las fronteras de Ceuta y Melilla

A preguntas de los periodistas sobre el motivo del retraso en la reapertura de las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, el jefe de la diplomacia española ha respondido que todo transcurre con la normalidad. “Hablamos de asuntos que requieren pensamiento, estrategia y gradualidad", ha afirmado Albares. "En el comunicado [conjunto entre Marruecos y España] se hablaba de apertura ordenada y gradual, y eso es lo que se está haciendo”.

El proceso, ha añadido, exige de "reflexión para encontrar soluciones que satisfagan a nuestros ciudadanos, especialmente Ceuta y Melilla y Canarias” que son "los grandes beneficiados de esta hoja de ruta que vamos a desarrollar gradualmente".

Los pasos de Ceuta y Melilla se cerraron al inicio de la pandemia de covid, hace dos años. Una disposición general publicada en el Boletín Oficial del Estado hace un mes prorrogó el cierre con Marruecos hasta el pasado 30 de abril, y otra similar volvió a retrasarlo hasta el 15 de mayo.

En ambos textos se hace referencia a la orden sanitaria de 2020. "Al no haber variado la Recomendación del Consejo, procede prorrogar sus efectos [...] mientras se terminan de definir las condiciones de reapertura ordenada y progresiva de los puestos terrestres habilitados para la entrada y la salida de España a través de las ciudades de Ceuta y Melilla". En ellos no se descartan nuevos retrasos.

Por los pasos de Ceuta y Melilla circulaban diariamente unas 2.500 personas en Ceuta y casi 2.000 en Melilla: trabajadores transfronterizos empleados en las dos ciudades autónomas españolas o "porteadoras" que llevan mercancía hacia Marruecos. En Ceuta se está trabajando para convertir el paso del Tarajal en una "frontera inteligente" con reconocimiento facial.

La nueva hoja de ruta

Albares ha subrayado que los grupos de trabajo entre España y Marruecos se están reactivando poco a poco. "El grupo de asuntos migratorios llevaba dos años y medio sin reunirse, y el de aguas territoriales, 15", ha dicho el ministro.

El pasado 7 de abril Pedro Sánchez oficializó, con su visita al rey marroquí Mohamed VI, una nueva "hoja de ruta" entre ambos países basada en los 16 asuntos que definirán las nuevas relaciones bilaterales. Se decidió entonces crear seis grupos de trabajo para tratar temas como la propia reapertura de las fronteras, pero también el respeto de las mismas; el restablecimiento del tráfico aéreo y marítimo; la cooperación en materias como la inmigración, el desarrollo económico y cultural o la educación, informa EFE.


/ EFE

El restablecimiento de las conexiones marítimas de pasajeros permitiría reanudar la Operación Paso del Estrecho, que permite a más de tres millones de marroquíes que viven en Europa regresar a su país en verano y que también fue suspendida desde 2020 en su parte española (el año pasado sí se facilitó el viaje por barco desde Francia y Portugal).

Hay que dirimir también los límites de las aguas territoriales entre Marruecos y Canarias, después de que Rabat decretara normativas estableciendo unilateralmente sus aguas territoriales a 12 millas de la costa. Hay un solapamiento con las aguas de Canarias que incluye una zona con potencial petrolero.

Noticias relacionadas