VIOLENCIA VICARIA

Igualdad apremia a la Justicia ante el aumento de asesinatos vicarios

En 2021 fueron asesinados siete niños por sus padres, segunda cifra más elevada desde 2013

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, comparece ante los medios de comunicación para hacer balance sobre la incidencia de la violencia machista en el año 2021. EFE/ Chema Moya

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, comparece ante los medios de comunicación para hacer balance sobre la incidencia de la violencia machista en el año 2021. EFE/ Chema Moya / EFE/ Chema Moya

4
Se lee en minutos

2021 ha sido uno de los años con mayor número de asesinatos de niños en crímenes vicarios: siete menores han sido asesinados por sus padres, una cifra sólo superada en 2017, cuando se perpetraron ocho crímenes vicarios. Ante esta situación, Igualdad pide una reflexión a la justicia sobre la insuficiencia de las medidas adoptadas para proteger a estos niños.

En cuatro de los siete asesinatos de menores de 2021, existían denuncias previas contra el presunto agresor. En cinco casos, el agresor se suicidó y en tres de ellos también acabó con la vida de las madres de esos niños.

"Hay que hacer una reflexión respecto a las medidas acordadas por la justicia, en el sentido de que si cuatro de estos siete menores asesinados en cuatro de los casos había medidas judiciales, las medidas podían ser suficientes o no para las mujeres, pero son claramente insuficientes respecto de las personas menores de edad. Tradicionalmente tanto las órdenes de protección y las medidas tanto penales como civiles se han centrado más en las víctimas inmediatas, las directas, que en los menores de edad que dependen de ella, que según la ley son también víctimas directas, sufren en primera persona la violencia de género que se ofrece contra sus madres", ha indicado en rueda de prensa la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell.

Rosell ha destacado los avances legislativos para proteger a los menores de la violencia de género, en concreto los introducidos por la ley contra la violencia en la infancia y la adolescencia y la ley de apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica. Ambas leyes han supuesto un cambio de paradigma en la regulación del régimen de visitas de los menores que conviven con las víctimas de violencia doméstica y de género, un nuevo enfoque legal en vigor desde septiembre.

A través de la reforma del Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Criminal, estas leyes hacen realidad el mandato del Pacto de Estado contra la Violencia de Género de establecer el carácter imperativo de la suspensión del régimen de visitas en todos los casos en los que el menor hubiera presenciado, sufrido o convivido con manifestaciones de violencia y prohibir las visitas de los menores al padre en prisión condenado por violencia contra su pareja o expareja.

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género ha destacado que nunca ha habido "tantas medidas legislativas en contra de la violencia vicaria", un asunto que supone "una prioridad para el Ministerio de Igualdad". "Un maltratador nunca puede ser un buen padre", ha defendido.

"Cuando una mujer decide salir de una relación violenta, tradicionalmente los hijos han seguido a merced del agresor (...) y se han utilizado como si fueran objetos para causar el mayor daño posible a la madre", ha lamentado. "El hombre no puede hacerle un daño inmediato a la madre y le causa un daño mediato por una persona interpuesta y es un daño perpetuo".

El año con menor número de mujeres asesinadas por violencia de género

A diferencia del repunte de asesinatos de menores, los crímenes de mujeres por violencia de género (43 víctimas mortales) han descendido a la cifra más baja desde que comenzaron a registrarse las estadísticas en 2003.

"Este dato que indudablemente es positivo nunca nos hace lanzar las campanas al vuelo", ha confesado Rosell, que ha adelantado que la Delegación prepara un análisis con perspectiva temporal sobre la reducción de asesinatos en 2020 y 2021.

La delegada ha destacado el efecto positivo que el incremento de recursos ha tenido en la prevención de la violencia machista más extrema: "Las mujeres víctimas cuentan cada vez con ´mas servicios accesibles y estamos convencidas de que cuando la respuesta institucional se fortalece y amplía su calidad y variedad, las distintas puertas de salida de las violencias machistas facilita que las mujeres puedan abandonar relaciones violentas", ha aseverado.

"El incremento de recursos, de los presupuestos, la concienciación y la sensibilización", ha dicho, es una política que funciona y salva vidas.

En 2021 se han registrado récords históricos de llamadas al 016 (87.307 consultas pertinentes) y de instalación de pulseras de control de maltratadores (2.620 activas a 31 de diciembre).

Pide ayuda

El 016 atiende a las víctimas de todas las violencias contra las mujeres. Es un teléfono gratuito y confidencial que presta servicio en 53 idiomas y no deja rastro en la factura. También se ofrece información a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y asesoramiento y atención psicosocial mediante el número de Whatsapp 600 000 016. Además, los menores pueden dirigirse al teléfono de ANAR 900202010. Todos los recursos contra la violencia de género.

Noticias relacionadas