EXCLUSIVA

El presidente del tenis español prometió "contrapartidas" para la Federación si se apoyaba la Davis de Piqué

  • Díaz Román dijo a la Junta directiva antes de votar que si se avalaba el proyecto de Kosmos el organismo federativo podía obtener con el nuevo formato unos 800.000 euros anuales

  • "No tenemos firmado ni se firmará un acuerdo que comprometa a nadie... Nos debemos fiar de la palabra dada por los responsables del proyecto", advirtió el presidente, en alusión a la empresa de Piqué

Piqué celebra con el equipo de Kosmos la votación de la ITF en Orlando donde se decidió el cambio de formato de la Davis. 

Piqué celebra con el equipo de Kosmos la votación de la ITF en Orlando donde se decidió el cambio de formato de la Davis.  / GREGG NEWTON

7
Se lee en minutos

El presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), Miguel Díaz Román, informó a los miembros de la Junta directiva de los pros y los contras a la hora de apoyar o no que la empresa de Gerard Piqué, Kosmos Tennis, se hiciera con el control de la Copa Davis, y prometió "contrapartidas" que compensaran las posibles pérdidas ocasionadas por el nuevo formato.

Lo hizo a través del chat de WhatsApp de la Junta directiva de la RFET el 12 de agosto de 2018, momentos antes de que los 13 miembros con derecho a voto decidieran si la Federación de España avalaban al futbolista del FC Barcelona en su intención de adquirir, durante 25 años, el control del torneo por selecciones más famoso del tenis mundial.

La decisión final se iba a adoptar cuatro días después en la Asamblea General Anual de la Federación Internacional de Tenis (ITF), covocada en Orlando (EEUU).

"Habría contrapartidas"

Díaz Román reconoció que, de quedarse Kosmos con el torneo, la Federación no ganaría tanto dinero "como hasta ahora" cuando se organizaba la competición en España por parte de la Federación, pero vendió que habría "contrapartidas" en la organización de la Davis "si se hace finalmente en Madrid, con trabajos para la fase final". 

Es decir, España no asumiría organizar todo el torneo como ocurría cuando el equipo Davis jugaba en nuestro país, pero podría, según dijo el presidente, obtener ingresos por otros aspectos, como aportar los recogepelotas, por ejemplo, señalan fuentes de la Federación a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.   

Aun así, Díaz Román explicó a los miembros de la Junta que la Federación no había conseguido arrancar un acuerdo rubricado de la empresa de Piqué. "No tenemos firmado ni se firmará un acuerdo que comprometa a nadie que con los trabajos que realice la RFET en la nueva Davis durante dos años para compensar la pérdida de ingresos por la Davis... Nos debemos fiar de la palabra dada por los responsables del proyecto. Nuestra obligación es decidir lo mejor para la RFET", señaló en uno de los WhatsApp a los que ha tenido acceso este periódico. 

Mensaje enviado por el presidente de la Federación de Tenis advirtiendo de que no habrá acuerdos firmados con Kosmos.

/ EPE

Dos años en Madrid

En ese chat, Díaz Román aseveró que si Kosmos se hacía con el control de la Davis había "un 99% de posibilidades de que se juegue en Madrid los dos primeros años", como así finalmente fue -en 2019 y en 2021-, donde la capital española, eso sí, compartió la organización con otras dos ciudades, Innsbruck (Austria) y Turín (Italia).

Según el presidente, se podría obtener 800.000 euros de beneficio al año, lo que supondría un poco más de un millón y medio de euros. "A los jugadores", proseguía el mensaje en el grupo de la Junta, "les pagará directamente la Federación Internacional de Tenis (ITF)." "Esto nos lo ahorramos", continuaba. "Entiendo que entre la subida de premios, el ahorro de los jugadores y los trabajos a realizar en la organización, podremos llegar a cerca de 800.000 euros al año, pero sólo dos años en Madrid".

De cara a mostrarles que lo mejor era apoyar a Piqué, Miguel Díaz Román se pregunta en el chat si, de seguir el torneo como hasta ahora, sería fácil "llenar estadios sin Rafa Nadal a los precios" que se ponían. "Sin esto nuestros beneficios en la organización de la Davis caerán notablemente, o directamente no los tendremos como otros países", señaló.

"Nos van a ningunear"

También lanzaba una advertencia sobre la posibilidad de rechazar a la sociedad de Piqué: que se ningunee a la Federación española. "Siendo egoístas, si se rechaza el cambio de formato de la empresa Kosmos, pues seguimos como estamos y sin problemas. Pero si se aprueba el cambio de Kosmos y la RFET vota en contra sabiendo que los próximos dos años se jugará en España, nos van a ningunear y no vamos a obtener ningún beneficio para la RFET".  

"En Madrid, la RFET puede hacer una gran labor de promoción y una fiesta del tenis en España", concluyó el máximo mandatario del tenis español, que demandó a los integrantes de la Junta directiva tratar la votación como un asunto "muy confidencial".

Reclamaron 1,5 millones

Otras fuentes consultadas por EL PERIÓDICO DE ESPAÑA aseguran que meses antes de que se celebrara la improvisada votación en el chat de WhatsApp la Junta directiva ya había decidido que para que la Federación apoyara la propuesta, Piqué debería abonar 1,5 millones de euros, la suma que el organismo que rige el tenis español estimaba que dejaría de ingresar con el nuevo formato de la Davis.

Sin embargo, a cuatro días de la votación de Orlando, el presidente de la Federación comunicó a un miembro de la Junta de que al final la compensación de Kosmos Tennis solo podría ser de 500.000 euros, un tercio de lo que se había considerado inicialmente, según especifican las fuentes consultadas. No obstante, Miguel Díaz Román también explicó que los abogados de Piqué y del órgano federativo no habían logrado llegar a un acuerdo sobre la compensación que se iba a recibir.

"El presidente me dijo que no se va a firmar porque los abogados no encuentran la fórmula. Yo me doy cuenta de que Piqué no puede firmar un acuerdo en el que le da 500.000 euros a la Federación Española porque entonces las federaciones internacionales que están en contra de la nueva Copa Davis hubieran dicho que estaba comprando un voto. Y entonces Miguel [Díaz Román] me dice: no se va a firmar nada, pero tenemos la palabra de Piqué de que pagará los 500.000 euros", completa el mencionado vocal de la Junta, que ha reclamado el anonimato. EL PERIÓDICO DE ESPAÑA ha reclamado sin éxito la versión de la Federación sobre esta supuesta negociación.

Una mayoría clara

De los 13 miembros de la Junta directiva, diez votaron a favor de apoyar a Piqué y tres decidieron no votar, en desacuerdo con cómo se había llevado el proceso, según fuentes conocedoras del encuentro. 

Varios integrantes se quejaron de que se deberían haber intercambiado pareceres sobre el asunto de forma presencial. De hecho, tal y como desveló EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, hubo una gran bronca entre los distintos miembros de la Junta en este grupo de WhatsApp


/ EPE

Tanto por la forma en que tuvo lugar la votación como lo ocurrido con el delegado internacional de la Federación, José Antonio Senz de Broto, en la votación de Orlando cuatro días después.

Un voto anulado

Como adelantó este periódico la semana pasada, el presidente de la Federación anuló su voto para dárselo al vicepresidente segundo, Tomás Carbonell, después de que se lo pidiera Piqué, que no se fiaba de Senz de Broto, que había anunciado su oposición a que Kosmos se quedara con la Davis. 

De hecho, el futbolista catalán trasladó en su avión privado a Carbonell para que reemplazara a Senz de Broto en una decisión que despertó airadas críticas de un sector de la Federación. 

Sin embargo, el propio Senz de Broto dejó claro a este diario que su "compromiso" era con lo que se había decidido en la Junta de la Federación, por lo que habría apoyado a Piqué. Aun así, denunció que lo que vivió aquel día en Orlando fue "horrible". "Me anularon el aparato para votar... Fue vergonzoso", completó.

El 71% de los votos

Finalmente, el proyecto de Kosmos obtuvo finalmente el visto bueno en la convención con el 71,43% de votos favorables (325 sí, 130 no y cuatro abstenciones o nulos), ligeramente por encima de los dos tercios que eran necesarios para su aprobación (66,66%). 

España, como una de las federaciones relevantes, contaba con nueve votos que fueron delegados en un solo representante, Carbonell. De haber votado que 'no' al proyecto, tampoco se habría dado un vuelco en el resultado, ya que habría sido aprobado aun así con el 68,8% de los votos. 


/ EPE

Según enfatizan varias fuentes consultadas en la Federación española, sin embargo, sí podría haber determinado el voto de otras federaciones -principalmente sudamericanas, que estaban esperando a ver qué votaba España para seguir sus pasos- y el resultado podría haber sido distinto.

3.000 millones de dólares

Entre los países que apoyaron el nuevo formato estaban EEUU (12 votos), Francia (12) o Países Bajos (9), mientras que otras federaciones importantes, como Australia o Alemania (12 votos cada una de ellas) votaron en contra. 

Con ese resultado, Kosmos adquirió los derechos de explotación de la Copa Davis durante 25 años por 3.000 millones de dólares (2.633 millones de euros).

Esta redacción se ha vuelto a dirigir a la Federación Española de Tenis para reiterar las preguntas enviadas hasta el momento y remitir nuevas consultas sobre el cambio de criterio de la Junta directiva en relación a la Copa Davis promovida por Gerard Piqué. Tampoco en esta ocasión ha obtenido respuestas.

Noticias relacionadas