MÚSICA

Mushkaa, algo más que la hermana de Bad Gyal: reguetón para ellas y portentosa sensibilidad juvenil

La joven de 18 años es una de las promesas de la escena urbana catalana con tan solo un puñadito de prometedoras canciones publicadas

La joven cantante del ’urban’ catalán Mushkaa.

La joven cantante del ’urban’ catalán Mushkaa. / ELISENDA PONS

3
Se lee en minutos

Hace poco menos de un año quien escribe llegó a una canción interpretada por una artista desconocida y descaradamente joven llamada Mushkaa. En ese momento solo tenía un par de temas publicados, aunque esas dos piezas con unos pocos miles de reproducciones ya le bastaron para despertar interés de salas, festivales, agentes discográficos y, claro, público. Así de bestia suena, pero así es: entonces ya recibió las primeras ofertas tanto para hacer conciertos -que los hizo-, como para firmar algun contrato -que no hizo-. Interés que generó con un bullicio reguetonero fiestero y sensual con otras mujeres como protagonistas de sus deseos o sus desamores ("se ha ido la nena que me quitaba el frío; con la que nos disparó Cupido; me robó el corazón, y ahora es más suyo que mío"), algo no muy frecuente en la música urbana. "Por suerte nunca he tenido que luchar, no soy una víctima de la homofobia. En mi generación el que es homófobo es el tonto del grupo. Yo como mujer canto a mujeres porque me gustan y, simplemente, es una cosa supernatural, pero creo que no se hace mucho", comenta Mushkaa, de 18 años.

Al puñado de canciones prometedoras de reguetón y dance hall que tenía hasta ahora, le añadió a finales de año una nueva que significa un significativo cambio de registro, la portentosa y delicada Los 15 (pq stas triste), sobre la oscuridad a la que condenan las dudas adolescentes. Un tema escrito con 15 años, cuenta la joven. "No me cierro a nada, no sigo una línea. Ahora seguramente sacaré temas de reguetón en los que estaré chuleando todo el rato, pero también soy una persona muy sensible", explica sobre la combinación."Tengo una oportunidad grande, quiero demostrar que sé hacerlo, son cosas muy íntimas, temas míos, y sí que había un poco de pánico en mostrarme, pero como el feedback fue bueno desde el inicio estuve bastante relajada", añade.

Mushkaa, formada como trompestista de pequeña y que este año ha empezado a estudiar en el Taller de Músics, hace sobre todo reguetón en catalán con interrupciones del castellano y el inglés, una jerga y mezcla que, así como se da en ella, traslada perfectamente lo que sucede con la lengua en algunos patios de instituto. Ella, por cierto, es del Maresme, uno de los focos de la escena urbana catalana. "Con mis amigos cada tres frases decimos una palabra en castellano... Ojalá no hacerlo porque es fatal. Pero es como hablamos nosotros", explica Mushkaa, de 18 años, y con un pedigree que no la encorseta para nada. Ejemplo de esto último y lo anterior lo encontramos en Bona vida, colaboración con los grupos Flashy Ice Cream y 31 FAM, donde la joven canta en el estribillo: "I la CIA ara investiga aquest so imparable; la faig mía quan em mira, però després busco a l'altra; estic creixent todavía, vull fer els passos de l'Alba".

Noticias relacionadas

Mushkaa es Irma Farelo, hermana de Alba Farelo, más conocida como Bad Gyal. Y le ocurre algo parecido a lo que le pasó a Bad Gyal en sus inicios, que el cuchicheo era que era la hija del actor Eduard Farelo. Pues así, una vez completado el árbol geneológico, dice: "Vamos por caminos un poco distintos, pero sí que es verdad que he tenido la suerte de tener un referente tan cerca de mí. He crecido con ella, una persona muy trabajadora, ha currado siempre mucho por lo que le gusta y por eso el verso. No quiero hacer lo mismo que ha hecho ella, porque cada una tiene su sello, pero sí que es un ejemplo de curro".

Mushkaa, que este viernes actúa en la sala Sidecar de Barcelona, explica que tiró por la música urbana porque es de lo que era más consumidora (señala a Yung Beef o Albany, por ejemplo), aunque también está influenciada por el indie, algo que se aprecia en su último tema, por ejemplo. Con tan solo seis canciones, la joven artista ejemplifica lo que son sus conciertos por el momento: "Mis bolos son como cuando vas a una presentación de un libro y no te lo has leído". Lo dice porque muestra material no publicado y que va a lanzar en formato EP en no mucho tiempo.

Temas

Música