CANARIAS

Una empresa canaria logra del residuo de vidrio un filtrante de piscina

  • Ecogrit Glass elabora vidrio reciclado granulado a partir de restos

  • El producto es muy versátil y se puede emplear como pavimento ecológico o para quitar pintura de los barcos

  • La planta obtendrá más de 8.000 toneladas de la materia prima tras una pérdida del 5%

Sebastián Suárez, primero por la derecha, da explicaciones sobre los materiales que se utilizarán en la planta.

Sebastián Suárez, primero por la derecha, da explicaciones sobre los materiales que se utilizarán en la planta.

3
Se lee en minutos
Marcos Á. Morice

La empresa canaria Ecogrit Glass, un ejemplo de economía circular, comienza esta semana su actividad en la zona industrial de Arinaga, del municipio grancanario de Agüimes. En su planta, que es el resultado de la iniciativa de Zamakona Yards y Ecogrit SL, con la colaboración de Vidrieras Canarias, utilizará residuos de vidrio procedentes en su totalidad de Canarias para producir con sus máquinas y tecnología propias un vidrio reciclado granulado, libre de metales pesados y elementos inertes que tiene diferentes usos, entre ellos el de filtrante de piscina.

El vidrio reciclado granulado que se obtendrá de esta planta recibe distintos nombres, en función del campo en el que se emplee y de sus medidas. Se llama abrasivo de vidrio reciclado cuando se utiliza para quitar la pintura de los barcos. Cuando se usa como filtrante de piscinas y estaciones depuradoras, se llama simplemente vidrio reciclado granulado. La inversión que ha permitido hacer realidad este proyecto de Ecogrit Glass, sobre todo por la maquinaria, «ha sido de 800.000 euros», como manifestó Álvaro Garaygordóbil, consejero delegado de Zamakona Yards.

Sebastián Suárez, director de Ecogrit Glass, resaltó que tiene previsto recibir «un mínimo de 9.000 toneladas al año de residuo de vidrio. Y habrá sólo una pérdida del 5 por ciento. Es decir, el resto, las 8.550 toneladas se convertirán en materia prima».

En un principio, la creación de esta planta ha posibilitado crear tres puestos de trabajo directos para un solo turno. En cambio, el director de la empresa no descartó que en un futuro se trabaje en tres turnos y, por tanto, más trabajadores.

En la actualidad, miles de toneladas de residuos de vidrio acaban en los vertederos o canteras y no son utilizados, por su reducido tamaño, ya que hablamos de pocos milímetros, y por estar mezclados con cerámica y otros elementos tóxicos. Por eso, como explicó Sebastián Suárez, «nos basamos en la economía circular, reducimos el impacto medioambiental, reutilizamos estos restos y reciclamos».

«De esta manera, el astillero de Repnaval, perteneciente al grupo Zamakona Yards, no tendrá ya que traer de la Península mediante transporte marítimo el abrasivo de vidrio mineral que empleaba para quitar la pintura en los barcos y para realizar sus trabajos posteriores, al tenerlo a partir de ahora aquí mismo. Hablamos de un abrasivo reciclado, cien por cien ecológico», comentó Suárez.

Asimismo, de la maquinaria de Ecogrit Glass, se obtendrá de los residuos un polvo de vidrio, siendo la medida menor a 0,6 milímetros, que será utilizado por la empresa Canaria Biond como materia prima para la fabricación de sus pavimentos ecológicos.

Además, el vidrio reciclado granulado es inerte y no reactivo, por lo que es utilizable en ecosistemas sensibles, como zonas cercanas al agua. También se puede utilizar en piscinas y estaciones depuradoras como vidrio filtrante, cuando ya tiene medidas que varían entre 0,5-1 milímetros (mm); 1-3 mm y 3-7 mm. Suárez anunció que se trabaja para llegar a un acuerdo con una de las principales firmas fabricantes de piscinas, a nivel nacional y europeo, para exportar desde Arinaga este tipo de vidrio reciclado granulado.

Tras el tratamiento del residuo de vidrio, una parte de la materia obtenida, en torno al 25 por ciento, llamada calcín, volverá a Vidrieras Canarias, como materia prima válida para su utilización en el proceso de fabricación de envases de vidrio. También se puede emplear esta materia prima como antideslizante en las aplicaciones de pintura en el suelo.

Sebastián Suárez resaltó que «el vidrio convive con nosotros en la sociedad, en todas partes. Está en las fachadas, formando los diferentes revocados. Está en la jardinería, como material para cubrir el césped».

Noticias relacionadas