Salidas a bolsa

Los expertos celebran la llegada de Cosentino al Ibex 35 por la diversificación

  • La empresa ha tenido un acierto al contratar a Goldman Sachs y JPMorgan para la operación por su capacidad de colocación

Los expertos celebran la llegada de Cosentino al Ibex 35 por la diversificación
3
Se lee en minutos
Lorena Martín

La firma almeriense Cosentino, propietaria del Silestone que fabrica superficies de minerales, ha decidido afrontar el reto de salir a bolsa después de una consolidada trayectoria que la ha llevado a tener presencia en 40 países. Y esto es un motivo de celebración para todo el mercado y supone una gran ocasión para el Ibex si consigue acoger a la compañía. Los expertos valoran el previsible debut como una oportunidad por su tamaño y sector.

“Excelente noticia para el mercado de cotizadas español, que necesita incorporar nuevas oportunidades de inversión. Y una exitosa salida de una empresa como Consentino puede ser aliciente para que otras compañías familiares de perfil adecuado se lo planteen”, apuntan fuentes de Mirabaud. La empresa, actualmente, tiene ocho fábricas de producción y cuenta con más de 5.400 empleados a nivel global.

Fundada en el año 1979, Cosentino ha tenido un acierto al contratar a Goldman Sachs y JPMorgan para la operación, teniendo en cuenta que son dos de los bancos globales con una capacidad de colocación mayor. “Probablemente sea caro por las comisiones que exijan, pero suelen garantizar el éxito de la salida”, explica Ignacio Cantos, director de inversiones de Atl Capital. La salida se prevé para el próximo verano -al menos en la Bolsa de Madrid- y podría atraer a los inversores internacionales. 

Han sido pocas las empresas que han conseguido salir al parquet en los pasados años. En 2021, solo tres lo lograron: Acciona Energía, Ecoener y Línea Directa. En 2022, tan solo salió a los mercados la energética Opdenergy. “Es muy buena noticia porque la bolsa española tiene muchos bancos, eléctricas y constructoras, pero la empresa industrial está poco representada”, explica Antonio Castelo, analista de Ibroker. En el contexto actual de subida de tipos de interés, favorece la presencia de los bancos para el buen curso del Ibex 35 pero, cuando los tipos eran bajos, la falta de empresas industriales penalizaba, según los expertos. Por otra parte, la muestra de empresas que cotizan en el Ibex 35 es pequeña, con poco más de 100 empresas.

Los expertos recalcan que Cosentino es un claro caso de éxito por su buena marcha y su internacionalización, lo que la hace ser reconocida y de confianza para inversores de todo el mundo. Concretamente, el negocio internacional representa el 90% del total. El grupo facturó en 2021 cerca de 1.401 millones de euros -último año con datos-. Su ebitda alcanzó los 275 millones de euros en ese período.

“Es una empresa con mucho potencial de crecimiento. Viene creciendo año tras año y batiendo récords. Además, su estrategia y posicionamiento en el mundo demuestra su potencial. Todo hace prever que si los resultados de 2021 fueron buenos, en 2022 serán muchísimo mejores. Y eso mostrará la industria española al mundo”, señala Juan Carlos Higueras, profesor de EAE Business School.

Por otro lado, “es una empresa ligada al ciclo económico porque las reformas y nuevas construcciones se producen cuando la economía va bien”, añade Cantos. La empresa, por lo tanto, deberá tener en cuenta el impacto de una posible recesión en el negocio así como la evolución del sector residencial -sobre todo en América del Norte, su principal mercado-. Sin embargo, es resistente teniendo en cuenta que “los productos que vende son de lujo y que las empresas de lujo normalmente no sufren tanto las crisis económicas", añade Higueras. La empresa, en el proceso, también deberá afrontar retos, como contratar consejeros independientes y seguir un conjunto de requisitos de la CNMV.

Valoración

Noticias relacionadas

Respecto al formato de la operación, se realizará una oferta pública de venta de acciones (OPV), una oferta pública de suscripción (OPS) para ampliar capital o una alternativa que combine ambas opciones. La valoración del grupo -cuyo capital pertenece en su totalidad a los tres fundadores, Francisco, José y Eduardo Martínez Cosentino- puede superar los 3.000 millones de euros en su estreno bursátil.

“Cotizar a 11 o 12 veces respecto al ebitda es exigente para una empresa industrial y podría haber una rectificación a futuro”, apunta Ignacio Cantos. En general, “el año 2022 ha sido un año negro para las salidas a bolsa y muchas salidas se frenaron”, por lo que se podría ver un aumento este 2023, tanto en el sector industrial como en los demás sectores, concluye Higueras.