Empresas cotizadas

Unicaja saca músculo en bolsa tras su debut en el Ibex

  • La subida de tipos, la entrada al selectivo y su incorporación a los fondos de inversión indexados aumentan las perspectivas de revalorización

Oficina de Unicaja

Oficina de Unicaja

3
Se lee en minutos
Lorena Martín

El Ibex-35 ha empezado el año con buen pie. En las primeras semanas se ha revalorizado más de un 5% y, en un contexto de incertidumbre, los inversores confían en su buen avance mientras construyen sus carteras para el nuevo año. El conjunto de entidades bancarias que forman el índice de referencia en el estado español siguen la corriente alcista. Sin embargo, en este avance deslumbra sobre todo Unicaja, que debutó en el índice el pasado 27 de diciembre. Desde que entró en la primera división de la bolsa se ha revalorizado un 17% -hasta el momento de cerrar este artículo-.

Se trata de la sexta entidad financiera que cotiza en el Ibex-35. Y saca músculo con una capitalización bursátil cercana a los 3.200 millones de euros, que se ha disparado después de que el Comité Asesor Técnico del Ibex-35 acordara que ocuparía la posición que dejó Siemens Gamesa. Con esta subida, el precio de las acciones se sitúa en 1,214 euros, cifra que no lograba desde el año 2018, cuando se iniciaron los rumores de fusión con Liberbank, operación que se cerró en julio de 2021.

Los expertos coinciden en las buenas condiciones que presenta el banco andaluz para el auge actual y las perspectivas a futuro. Uno de los principales potenciadores de la actividad bancaria son las "subidas de tipos de interés de los bancos centrales, que hacen que crezcan los márgenes de beneficio de estos negocios", destaca Antonio Castelo, analista de iBroker.

Por otro lado, de momento, al sector apenas le ha afectado negativamente en la cotización el nuevo impuesto sobre comisiones e intereses que prevé aprobar el Gobierno, que se estima que tenga una duración de dos años y que busca recaudar 1.500 millones al año. Además, Unicaja es el último de los grandes bancos que estaba aún fuera del selectivo. "Había mucha atención sobre él por la buena situación que vive la banca comercial. Y, fuera del Ibex-35, Unicaja faltaba que cogiera el ritmo del resto", añade Castelo.

Otro de los empujes ha sido que, "al comenzar el año, todos los fondos de inversión indexados tienen que replicar el contenido del Ibex-35", y muchos inversores particulares se suman al carro, explica Roberto Moro, analista de bolsa y mercados y experto en análisis técnico. Moro, además, considera que es el banco del Ibex-35 que tiene un mayor potencial de revalorización: "es el mejor porque ha superado cualquier nivel de resistencia". Unicaja ahora está en un índice que le aporta prestigio, confianza de los inversores y una mayor liquidez para comprar y vender, cuenta Juan Carlos Higueras, profesor de EAE Business School.

Los últimos resultados presentados por la compañía también son favorables. Durante los nueve primeros meses de 2022, el grupo registró un beneficio neto de 260 millones de euros, lo que supone un incremento del 67,1% respecto al mismo período del año anterior, según un informe de la entidad.

El resultado se apoyó en el aumento de los ingresos ordinarios, con un crecimiento de las comisiones netas, en la reducción del 8,5% interanual de los gastos de administración, hasta los 586 millones, y en menores saneamientos de crédito, con una reducción del 39,9% respecto al año anterior. Y es que, el banco ya ha realizado el 72% de las salidas de personal previstas y el 100% de los cierres de oficinas planeados para reducir costes fruto de su reestructuración tras la fusión con Liberbank.

¿Qué podría salir mal?

Noticias relacionadas

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, ha confirmado que el final de las subidas de tipos de interés todavía no va a llegar. No obstante, los expertos alertan de que si los aires de una posible recesión y de incertidumbre afectan a los demás índices, "el sector bancario también caerá". Otro factor a observar es el nivel de morosidad: "Cuánto más crecen los tipos de interés más sube", y eso podría penalizarse en bolsa, indica Higueras. Junto a esto, un crecimiento de los gastos generales sería también negativo, algo de lo que los expertos no alertan porque consideran que están "bastante controlados".

Con todo, el potencial de revalorización de Unicaja y del resto de entidades apunta alto y los inversores deberán estar atentos a los nuevos indicadores económicos.