MEDIOAMBIENTE

¿'Greenwashing' en las aerolíneas o esfuerzo por la sostenibilidad?

El avión es el medio que más contamina por kilómetro y pasajero, pero las compañías están dando pasos para reducir su huella de carbono y llegar a las cero emisiones en 2050

Varios aviones estacionados en un aeropuerto.

Varios aviones estacionados en un aeropuerto.

8
Se lee en minutos

El mundo se ha concienciado: no hay otro planeta y no nos queda otro remedio que cuidarlo. Y cuando hablamos del mundo nos referimos en realidad a los que mueven el mundo, los consumidores. Ellos son los que deciden, con sus compras, el rumbo que toman las empresas, y muchas de ellas han girado hacia el ecologismo. Pero en un mundo en el que, a veces, vale más ser que parecer, son muchas las empresas que han utilizado la ecología como un eslogan sin llegar a tomar medidas reales para reducir su huella de carbono. Es el llamado 'greenwashing', que las empresas se presenten como más sostenibles de lo que son.

Sucede en el sector de la moda y de la tecnología, y Greenpeace sostiene que también pasa en el sector de la aviación porque las aerolíneas se presentan como más verdes de lo que son para vender más billetes. Las asociaciones ecologistas apuntan que la única solución real para reducir la huella de carbono de la aviación, que muchos no están dispuestos a tomar, es reducir los vuelos. Pero, ¿es el único camino? ¿O realmente las compañías están reduciendo sus emisiones?

Desgranemos las cifras. Según el Parlamento Europeo, la aviación y el transporte marítimo representan solo el 4% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la Unión Europea, frente al 20,5% del transporte por carretera. Pero, "aunque su contribución neta al total es pequeña, el problema es su crecimiento", se advierte. Mientras que los coches cada vez son más eficientes, reducen sus emisiones y van hacia un modelo eléctrico, la aviación es muy dependiente de los combustibles fósiles y no hay una solución tecnológica para llegar a las cero emisiones en el corto plazo", explica a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA Adrián Fernández, responsable de la campaña de movilidad de Greenpeace. La misma problemática a la que apunta el órgano europeo.

Emisiones del transporte en los gases de efecto invernadero a nivel europeo

/ Parlamento Europeo

"El avión es el medio que más contamina por kilómetro y pasajero y la gente se ha dado cuenta de que no coger un avión reduce la huella. Ha surgido la vergüenza a volar y las aerolíneas han visto su modelo de negocio en peligro", cuenta Fernández. Por eso, muchas han optado por presentarse como empresas más verdes. Por ejemplo, Air France ha afirmado que aspira a reducir un 12% las emisiones para 2030, Ryanair se ha autoproclamado "la aerolínea con menos emisiones de Europa" y muchas se han comprometido a ser neutras en carbono en 2050. Son campañas que contribuyen "a que la gente crea que las aerolíneas son sostenibles cuando no lo son. Sí que es verdad que han reducido las emisiones, pero mucho menos de lo que dicen", concluye.

EL PERIÓDICO DE ESPAÑA ha preguntado sobre esto a Teresa Parejo, directora de sostenibilidad de Iberia, una aerolínea que pertenece a IAG, el primer grupo que firmó objetivos de sostenibilidad que se alineaban con los tratados internacionales. "Somos muy conscientes del problema, hay estudios que indican que en el año 2050 la aviación generará el 20% de las emisiones totales globales. Porque, a diferencia de otros sectores que pueden descarbonizarse mucho más rápido porque tienen la tecnología madura, en la aviación es aún muy difícil, pero eso no quiere decir que no sea posible", explica la directiva.

Por eso, tanto Iberia como otras compañías aéreas están dando pasos hacia una aviación más verde -"hacia las 0 emisiones en 2050, como marca Bruselas" dice Parejo-, aunque Greenpeace las considere insuficientes, según Fernández: "Son una mejora, pero no es una descarbonización del transporte, que es lo que no pide el Acuerdo de París".

AVIONES MÁS EFICIENTES

La primera medida que muchas aerolíneas han tomado es renovar su flota de aviones, cambiarlos por otros más modernos y eficientes. Solo con esto, "la eficiencia mejora hasta en un 35%", asegura Parejo. Pero, además, se ha optado por "aumentar la eficiencia de las operaciones bajando el peso de los aviones, digitalizando procesos o llevando menos papeles". Desde Enaire, organismo que gestiona la navegación aérea en España, y el sindicato de pilotos Sepla, señalan que el sector lleva años diseñando rutas más directas y eficientes y variando el plan de vuelo en vivo según la climatología para reducir emisiones

"Ninguna aerolínea vuela con los mismos aviones que hace 50 años y eso es una buena noticia porque cada generación es más eficiente que la anterior. Pero hay un límite físico. Se puede aumentar la eficiencia con mejores aviones, con mejores rutas, más directas, viajes más cortos, pero eso tienen un límite físico. Llegará un momento en el que no se puedan reducir emisiones sin reducir los vuelos", argumenta Fernández.

COMBUSTIBLES ECOLÓGICOS

"La utilización de SAF, combustibles sostenibles de aviación, es clave para la estrategia de descarbonización", asegura la directiva de Iberia, "porque estos combustibles reducen la huella de carbono un 80% y tanto los aviones como los aeropuertos están ya preparados para usarlos". Iberia, por ejemplo, aboga por operar el 10% de los vuelos con estos combustibles sostenibles para el año 2030, y tanto Ryanair como Air France incluyen en sus estrategias de sostenibilidad impulsar este tipo de combustibles.

"Esto es un ejemplo de 'greenwashing'", asegura el miembro de Greenpeace, por su parte, "porque el SAF supone solo el 0,1% de todo el combustible de la industria. Presumen de que usan SAF cuando es una fracción ínfima y alcanzar el 100% de combustible sostenible es prácticamente un sueño inalcanzable". Además, critica Fernández, la mayoría del SAF proviene de cultivos de biomasa, "cultivos que han sido polémicos porque supone destinar suelo de agricultura o de bosques a plantar combustible", por lo que desde Greenpeace no consideran esta la solución.

La directora de sostenibilidad de Iberia defiende, por su parte, el dicho de que 'por algún lado hay que empezar': "hay que empezar con pequeños aviones para que luego sean grandes aviones, con distancias cortas para llegar a grandes trayectos. Y para eso hay que apostar por la investigación y el desarrollo de estos combustibles. La idea es que en 2030 se llegue a utilizar un 2% de combustibles SAF y a que se produzcan combustibles sintéticos, que son incluso más sostenibles".

En lo que ambos están de acuerdo, es en que, en este momento no hay suficientes combustibles sostenibles como para abastecer a todas las aerolíneas. Eso hace que el SAF que sí está disponible sea más caro, hasta 5 veces más que el combustible normal, por lo que muchas empresas no pueden permitírselo. Una solución pasaría por aumentar al producción para que se redujera el precio y fuera más fácil que las aerolíneas accedieran a él. Así, si que las aerolíneas aumentarían su porcentaje de biocombustible y reducirían drásticamente su huella de carbono.

COMPENSACIÓN DE EMISIONES

"Compensamos nuestras emisiones en carbono". Es uno de los reclamos que más se escucha en la publicidad de las aerolíneas. Suena verde, suena sostenible, aunque muchos no sepan qué es. "Ser neutro en carbono no es descarbonizar. Es financiar proyectos de terceros, por ejemplo pagar a alguien para que plante un bosque para compensar las emisiones. Pero no quiere decir que la aerolínea reduzca nada sus emisiones".

Sin embargo, desde Iberia defienden que la compensación de emisiones es "parte del mix necesario" y, de hecho tienen dos proyectos en este sentido, uno en Guatemala y otro en Perú.

LA SOLUCIÓN DE LOS ECOLOGISTAS: VOLAR MENOS

Para Greenpeace, muchas de estas medidas que proponen las aerolíneas suponen mejoras, pero no la solución del problema. Para el grupo ecologista, solo hay una solución definitiva posible: reducir vuelos. "Por mucha mejora de la eficiencia que haya por cada pasajero, si hay un aumento de pasajeros, suben las emisiones absolutas. La solución es hacer menos operaciones, reducir los vuelos prescindibles, utilizar el tren en lugar del avión y hacer uso de las videollamadas", explica Fernández.

¿Y este verano? ¿Tenemos que dejar de volar para irnos de vacaciones si queremos cuidar el planeta? Para Fernández la respuesta es clara: sí. "Hay que coger más trenes y menso aviones. No hay necesidad de cruzar el planeta para ver sitios turísticos, como Europa o la Península, hay que fomentar el turismo de proximidad", dice. Pero no pone toda la responsabilidad sobre el pasajero. "Si un billete de avión cuesta la mitad que el de tren es que tenemos un sistema que no penaliza al método más contaminante. Hay que poner fin al privilegio del sector aeronáutico" y eso, concluye, es responsabilidad del Estado.

"Ese es un análisis simplista", argumenta Parejo.  "Una sociedad sin aviación es una sociedad más pobre, menos avanzada tanto económica como socialmente. No es discutible que la aviación es algo bueno. Genera una huella como todo ser humano y lo que queremos es que en un futuro podamos llegar a tener cero emisiones. Pero para llegar a eso no hay que reducir la actividad, sino potenciar la investigación. No podemos frenar al ser humano, quedarnos todos en casa y revivir la pandemia, sino apostar por la investigación para llegar a una aviación más sostenible", asevera.

Entonces, ¿hay que reducir los vuelos de forma obligatoria para reducir las emisiones? EL PERIÓDICO DE ESPAÑA ha preguntado sobre esto a David Aguado Faraldos, consultor medioambiental: "Se pueden reducir las emisiones sin reducir los vuelos sin ningún problema. Todo está en la eficiencia de los vuelos, en utilizar motores híbridos o biocombustibles."

Al final, como apuntan los expertos consultados, es una responsabilidad conseguir vuelos más verdes. Las aerolíneas deben seguir mejorando para lograr mayor eficiencia energética, el Estado debe poner los medios para abaratar y producir los combustibles y los métodos de transporte más sostenibles y los pasajeros deben elegir el transporte más eficiente en cada viaje.

Noticias relacionadas