CRISIS DEL CORONAVIRUS

Una de las medidas anticovid de Sánchez, en el aire: no hay stock de test de antígenos de uso profesional

  • El presidente del Gobierno anunció que, ante el desabastecimiento de test de autodiagnóstico en las farmacias, podrán vender otro tipo de test de uso hospitalario

  • Los importadores reconocen que ya hay también falta de suministro de este tipo de pruebas: "Es superior la demanda a la oferta".

  • Madrid sigue sin poder distribuir las pruebas gratuitas prometidas por Ayuso

Cola para realizarse un test de antígeno este jueves en el madrileño Hospital La Paz.

Cola para realizarse un test de antígeno este jueves en el madrileño Hospital La Paz. / Miguel Osés/EFE

7
Se lee en minutos

Además de la "intensificación y aceleración" de la vacunación o la polémica obligación de volver al uso de mascarillas en exteriores, hay otra medida anunciada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para atajar el avance de la sexta ola que podría estar en el aire. Se trata de la venta en farmacias de un tipo de test de antígenos de uso profesional -es decir, el que se hace a los pacientes sospechosos de padecer covid en hospitales, centros de salud, laboratorios privados o en los cribados masivos a cargo de personal sanitario- que vendría a suplir la carencia absoluta, en toda España, de los autotest de diagnóstico que se venían despachando desde el verano en las boticas. Según ha podido saber EL PERIÓDICO DE ESPAÑA a través de uno de los principales importadores de este tipo de pruebas, en este momento también hay falta de stock de los test profesionales que, según el presidente, llegarán en pocos días a las farmacias españolas. "Es superior la demanda a la oferta", aseguran.

Sánchez informaba este miércoles de que el objetivo de la llegada de estas pruebas, es que exista una mayor disponibilidad de test para quien quiera comprarlos y ampliar la oferta "para acabar con el cuello de botella que estamos teniendo ahora mismo" en relación a la falta de suministro que viene registrando España desde hace semanas tal y como ha venido contando este diario. Los nuevos test que se van a aprobar son similares a los de autodiagnóstico y cuentan con una muestra nasal para facilitar la extracción de la misma. Entre los requisitos, está que hayan sido validados para su autorización en la Unión Europea y también la identificación de empresas de fabricación nacional para que lleguen antes al mercado.

Un día antes de que el jefe del Ejecutivo avanzara, en la Conferencia de Presidentes, que esta es una de las medidas para frenar la sexta ola, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunciaba, en su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), que depende de su departamento, autorizaría de forma temporal la dispensación al público en farmacias de este tipo de pruebas de uso profesional. Una medida que fue bien acogida por el Consejo General de Farmacéuticos que, en estas semanas previas a Navidad, se han visto viendo seriamente comprometidos en sus oficinas por la falta de suministro.

La AEMPS ha autorizado de forma temporal la venta de test de uso profesional porque la demanda de los de autodiagnóstico se ha disparado por 1.000.

La autorización temporal de vender estas pruebas de uso profesional en las boticas la justifica así la AEMPS: ha contactado con las empresas que comercializan en España test rápidos de antígenos de autodiagnóstico y varias han informado de que la demanda de este tipo de test se ha multiplicado por 1.000. La solicitud de los clientes se ha disparado de tal manera que hay laboratorios privados que ya admiten que han multiplicado hasta por cuatro la realización de estas pruebas -precisamente los test de uso profesional- cuyo precio medio ronda los 30 euros, muy por encima de los en torno a 7 que puede costar en una farmacia un test de autodiagnóstico.

Sigue el desabastecimiento

Una carestía, en plena Navidad y con la variante ómicron desencadenando una ola de contagios casi sin precedentes, que ha puesto contra las cuerdas al sector. Tanto es así que, en Madrid, donde ayer comenzaron a distribuirse con cuentagotas y con una semana de retraso los prometidos por la presidenta Isabel Díaz Ayuso, ya están informando a los clientes que se ha vuelto a romper la entrega y que, hasta la próxima semana, no tendrán más pruebas disponibles. Este mismo jueves, este diario lo comprobaba en una céntrica farmacia donde el boticario explicaba: "Llegan muy pocos. Hoy, 70. Y han volado a primera hora. Hasta la próxima semana no habrá más". En el escaparate, el consabido cartel de: "No hay test de los de la Comunidad de Madrid".

También este jueves, "ante la situación de escasez de test de autodiagnóstico y la alta demanda social en estas fechas navideñas", el Consejo General hacía un llamamiento "al uso responsable de los mismos" y, de paso, advertían de que "pueden aparecer falsos negativos cuando se realizan sin tener síntomas o si la carga viral es baja, por lo que un resultado negativo no excluye la posibilidad de infección".

Recurrir a los test profesionales

El mismo órgano colegial aplaudía la decisión avanzada por la ministra Darias, luego elevada a anuncio por el presidente Sánchez dentro de las medidas para combatir la nueva oleada de la pandemia, acudir a otro mercado: los test de antígeno de uso profesional que, según explican desde la AEMPS, son el tipo de pruebas de diagnóstico que se utilizan en hospitales, centros sanitarios, o laboratorios privados. También en las grandes empresas o en los cribados masivos. Realizadas por personal sanitario. Desde la AEMPS subrayan: que parte de ese stock va a comenzarse a vender en las farmacias para suplir el desabastecimiento de los autotest, no significa que en esos centro vaya a haber problemas: "Se está garantizando el aprovisionamiento también a hospitales y centros sanitarios".

Sin embargo, este diario ha consultado a Protect Line, marca de comercialización de productos sanitarios del grupo empresarial DBTrading, uno de los principales importadores en España de test rápidos de autodiagnóstico de venta en farmacias que, también, se dedica a importar los test de antígeno de uso profesional que venden, fundamentalmente, a hospitales privados o grandes empresas.

"Hoy ya nos hemos quedado sin stock, pero estamos recibiendo mercancía semanalmente. Es superior la demanda a la oferta", dice la importadora.

Desde la compañía, que en su momento desveló este periódico que la falta de suministro de autotest se debía a que parte importante de su stock fue a parar a Alemania -donde se venden hasta en los supermercados y a precio muy inferior al de nuestro país- antes de que en España estallara la sexta ola, indican esta vez que también hay falta de stock de los test profesionales. "Hoy ya nos hemos quedado sin stock, pero estamos recibiendo mercancía semanalmente. Es superior la demanda a la oferta. Y nos están llamando todos los clientes e incluso competencia nuestra para pedirnos", explican.

La llegada de los test, en el aire

EL PERIÓDICO DE ESPAÑA ha trasladado esta situación a la AEMPS para saber si tienen conocimiento de que ya hay desabastecimiento de los test de uso profesional lo que, entre otras cosas, da idea de la escalada veloz de contagios. Desde el organismo se remiten al Ministerio de Sanidad que no ha respondido a esta cuestión.

"La mayor urgencia en este momento es que haya abastecimiento", dicen desde el Consejo General de Farmacéuticos.

Desde el Consejo General de Farmacéuticos tampoco tienen constancia de si existe desabastecimiento de este tipo de pruebas de uso profesional. Sí valoran "positivamente" la medida anunciada y esperan "que pueda hacerse efectiva a la mayor brevedad puesto que la situación de escasez de test de autodiagnóstico está afectando enormemente a los ciudadanos. La mayor urgencia en este momento es que haya abastecimiento".

Hay otro duda que este diario ha planteado a la AEMPS. Si se trata de test que como se viene diciendo son de uso profesional -deben hacerlos sanitarios, indican desde la importadora- ¿quién se encargará de realizarlos cuando una persona lo adquiera en una farmacia?. ¿El propio farmacéutico?. ¿Se le enseñará a hacerlo a quien lo adquiere?. El Consejo General de Farmacéuticos responde que, en algunas comunidades autónomas, puede ser el propio farmacéutico el que preste ayuda y transmita los datos a las autoridades sanitarias para registro y trazabilidad.

Caja de 20 unidades de una marca de test de antígeno de uso profesional.

/ Protect Line

Según la información que ha facilitado la AEMPS, estos test de uso profesional son con toma de muestra nasal y pueden venir en presentaciones de 20-25 test por caja, en vez de manera individual, y tendrán la validez indicada en las instrucciones de uso de cada producto. Se priorizará que sean empresas de fabricación nacional para facilitar su disponibilidad inmediata, con transporte y distribución rápida.

Las pruebas de antígenos sirven para detectar una infección activa, puesto que identifican la presencia de proteínas del virus. La muestra se procesa en el mismo lugar de su recogida y puede tardar pocos minutos. Un resultado positivo significa que el virus está presente y probablemente existe una infección en curso. Se debe realizar durante los 7 primeros días desde la infección, cuando la carga viral está en su punto más álgido, según información de la propia Agencia Española del Medicamento.

Noticias relacionadas