NEGOCIACIONES DE LA INVESTIDURA

Colombia desmiente una cita de ministros españoles con Puigdemont en su embajada de Bruselas

La embajada de Colombia en Bruselas envía un comunicado para negar que se haya producido ninguna reunión en sus instalaciones mientras que Moncloa ya aseguró que era "un bulo" que Bolaños y Albares se haya visto con el expresident

Gamarra: “¿Qué hacen Bolaños y Albares con Puigdemont en Bruselas? Ofrecerle la amnistía”

Agencia Atlas

La embajada de Colombia en Bruselas ha emitido un comunicado para desmentir un bulo que ha ido creciendo en las últimas horas y que apuntaba a un reunión de los ministros españoles con Carles Puigdemont en su sede en Bélgica. “Ante información que circula en medios de comunicación internacional, la Embajada de Colombia”, señala, “se permite informar que no es cierto” que en sus instalaciones “se haya realizado una reunión” entre los ministros de Presidencia en funciones, Félix Bolaños, y el de Exteriores, José Manuel Albares, con el expresidente catalán, prófugo de la justicia española y con residencia belga en Waterloo.

Desde Moncloa ya habían negado categóricamente ese encuentro, difundido desde un artículo de opinión y del que se ha hecho eco en rueda de prensa la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, quien ha pedido “explicaciones” sobre esa posible reunión con Puigdemont. La portavoz del PP consideró “indigno” y de “máxima gravedad” que los ministros se hubieran sentado con el expresident catalán para ofrecerle una amnistía. Gamarra habló de “informaciones que se han publicado que hacen referencia a que dos ministros en funciones del Gobierno de España" se reunieron “en la embajada de Colombia en Bruselas con un prófugo de la Justicia”.

La vicepresidenta y ministra de Trabajo en funciones, Yolanda Díaz, ya visitó a Puigdemont el pasado 4 de septiembre en Bruselas, en un acuerdo que duró casi tres horas, y que no fue secreto. Ambs acodaron "explorar todas las soluciones democráticas" para desbloquear el conflicto político en Cataluña. El PSOE se desvinculó totalmente de esa reunión y aseguró que Díaz había acudido no en nombre del Gobierno sino como líder del partido político Sumar. Puigdemont llevaba desde agosto reclamando al Gobierno una entrevista "al máximo nivel".

Tanto los ministerios de Exteriores como Presidencia negaron desde el primer momento ese encuentro aunque el Gobierno aseguró que no habría ni un desmentido oficial porque no pueden dar carta de naturaleza a lo que consideran “bulos”, señalaron fuentes de Moncloa, "sin ninguna credibilidad". Ha sido la embajada de Colombia en Bélgica la que ha emitido finalmente ese comunicado. La opción del ministro de Presidencia, Félix Bolaños, fue tirar de humor e ironizar en su cuenta de la red social ‘X’ (antes Twitter) con un burdo fotomontaje donde aparece el ministro delante de la supuesta embajada y Gamarra (PP) agazapada con unos prismáticos en la mano como si estuviera espiando el encuentro.

La falsa información se ha colocado hasta la sala de prensa de la cumbre de la UE en Granada. De hecho, mientras que el Gobierno daba algunas claves de contexto sobre cómo había transcurrido el encuentro entre Pedro Sánchez el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, se veía obligado a salir al paso de varias preguntas sobre si esa cita con Puigdemont se había producido. En ese mismo instante, desde Moncloa aseguraron que era “falso”.

"Negociando" la amnistía

Sánchez se ha referido a su entrada al Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada, donde se celebra la Cumbre Política de la UE, a que su Gobierno está “negociando con los distintos grupos” sobre la amnistía. Aunque se ha seguido resistiendo a pronunciar la palabra, ha dado por hecho que se negocia y ha ironizado sobre por qué trata de evitar pronunciar el término amnistía cuando esa es la gran pregunta sobre la mesa: “Yo sé que esa es la pregunta que se hace, incluso me dicen que por qué no me refiere a ello directamente; estamos negociando con los distintos grupos parlamentarios”, ha admitido. Sánchez reveló además que las negociaciones son “complejas”.

La presidencia española de la UE ha comunicado que la comparecencia conjunta prevista esta tarde a las 17 horas de Pedro Sánchez con el primer ministro británico, Rishi Sunak, y la presidenta de Moldavia, Maia Sandu, ha quedado suspendida. No se ofrecen razones sobre qué se cancela la que estaba llamada a ser la comparecencia más importante de esta primera jornada de jueves y que ya avisaron desde días atrás que posiblemente sería en un formato sin preguntas de la prensa. Desde la delegación española se apunta a la incomodidad del primer ministro británico, que está protagonizando en estos momentos en Reino Unido un giro en su discurso y endureciendo sus posiciones frente a la inmigración, justo cuando la UE alcanza un importante pacto migratorio. Su ausencia, no obstante, no sería motivo para cancelar la comparecencia, que podría seguir adelante a dos con Sánchez y Sandu.