JORNADAS EN ALGECIRAS

El Gobierno está "molesto" con UGT por la ‘alfombra roja’ a Moreno en Andalucía

  • El Ejecutivo de Pedro Sánchez es incapaz de rentabilizar políticamente las inversiones del Estado en la comunidad y acusan al líder del PP de "apropiarse de sus logros" económicos

  • El presidente de la Junta ha logrado un diálogo fluido con los sindicatos en la mesa de concertación andaluza

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, con el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, y su homóloga en Andalucía, Carmen Castilla.

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, con el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, y su homóloga en Andalucía, Carmen Castilla. / Daniel Pérez /PIM

6
Se lee en minutos

El sindicato UGT celebra este miércoles y jueves en Algeciras (Cádiz) unas jornadas de relumbrón bajo el título “Transformación del Sistema Productivo” organizada por la Fundación Anastasio de Gracia, de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA). El programa reúne al máximo nivel a miembros del Gobierno de la nación, hasta tres ministras, la Junta de Andalucía, la empresa o la universidad y su organización ha levantado algunas ampollas políticas en un momento clave para las inversiones y en el ciclo electoral.

En el Gobierno hay reproches 'sotto voce' a UGT por el protagonismo del presidente andaluz, que se encargará de la inauguración, y por el "excesivo" foco a la Junta de Andalucía cuando, explican, tantos los Pertes como las inversiones de grandes empresas, aseguran, se han canalizado a través del Estado. El sindicato asegura no tener constancia de ese malestar y le resta importancia, aunque admite que estas tensiones no son nuevas y las dan por descontadas.

Hace ya tiempo que los socialistas dejaron de tener en UGT en Andalucía un agente electoral. La secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, militante socialista, tiene una relación fluida con la Junta y con el presidente del Gobierno andaluz, con quien además atesora, explican, una buena relación personal. “Hemos logrado normalizar la relación con la Junta tras años difíciles”, explican desde el sindicato.

Juicio por corrupción

La etapa negra no se vivió precisamente con el PP sino años atrás con el PSOE por el estallido del presunto fraude de los cursos de formación y la actuación del Gobierno de Susana Díaz contra el sindicato. Cerrada aquella etapa y muchos capítulos de tribunales después, UGT se ufana de cumplir su papel en el diálogo social con la Junta, al igual que CCOO.

El Gobierno del PP dio oxígeno al sindicato después de seis años negros en Andalucía, con UGT acorralada por un caso de corrupción, aún pendiente en la Audiencia de Sevilla, con 14 dirigentes sindicales sentados en el banquillo por un presunto fraude de más de 40 millones de euros. En su momento de más debilidad, UGT tuvo al Ejecutivo socialista enfrente exigiendo el reintegro de las ayudas de los cursos de formación. El PP, que fue un duro azote en la oposición contra los sindicatos, aflojó todas esas demandas al llegar al Gobierno.

Castilla siempre ha defendido que la doble militancia del PSOE y UGT se acabó en 1988, cuando Nicolas Redondo le montó una huelga general Gobierno de Felipe González y se ha mostrado siempre libre para negociar con el PP y llegar a acuerdos. Hay varias mesas abiertas de diálogo y un último acuerdo para que se retomen las negociaciones con “más fluidez”.

Los gestos del Gobierno del PP en Andalucía hacia UGT han sido muchos en los últimos años. Moreno siempre ha cuidado esta relación en su construcción de un liderazgo de centro moderado. Desde el sindicato admiten que es un momento clave para Andalucía, cuando empresas como Cepsa, con su megaproyecto de Hidrógeno Verde, Endesa, con su apuesta mil millonaria por las renovables, o la ubicación de la sede de la Agencia Espacial Española en Sevilla, movilizarán importantes inversiones y requerirán de mucha mano de obra industrial, el gran déficit de Andalucía. UGT trabaja con la Junta en un plan de cualificación específico a través de la Formación Profesional Ocupacional para conseguir que estos proyectos, que requieren de un perfil laboral altamente cualificado, no obligue a traer a trabajadores de otras comunidades. También hay diálogo para aprobar un plan de siniestralidad.

“Las negociaciones van moderadamente bien”, admiten en UGT-A.

Moreno y Pepe Álvarez

La inauguración de la jornada de Algeciras que comienza este miércoles correrá a cargo del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, junto al secretario general de UGT, Pepe Álvarez, tras la bienvenida del alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce (PP). A lo largo de dos días altos cargos del Gobierno autonómico se sentarán a la mesa con representantes de distintos ministerios, empresas públicas estatales y del sector privado.

Asistirá el exsecretario general Cándido Méndez. Acerinox, Navantia y Endesa engrosan la nómina de participantes. La ministra de Industria, Reyes Maroto, interviene en una mesa sobre la política industrial del Gobierno en la primera jornada y la ministra de Transporte, Raquel Sánchez, toma la palabra en otra mesa sobre “Transformación de las Infraestructuras Logísticas” donde también estará la consejera andaluza de Fomento, Marifrán Carazo, recién nombrada candidata en las municipales para Granada, como Maroto lo será para la alcaldía de Madrid.

El cierre lo protagonizará la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, junto a los máximos responsables de UGT. El sindicato se movió en Madrid para cerrar a Calviño tras detectar el malestar del Gobierno. El despliegue es total y pese a que el sindicato ‘hermano del PSOE’ ha tratado de buscar el equilibrio entre la Junta de Andalucía y el Ejecutivo de la nación en año electoral, con una presencia casi idéntica en las mesas, las espadas están en alto y los recelos son inevitables.

"Se apropian nuestros logros"

La frustración del Gobierno de la nación en Andalucía ya se ha dejado notar en otras ocasiones. Ni el desembarco de ministros ordenado por Pedro Sánchez en otras etapas ni las inversiones millonarias de mano de los Perte ni otras palancas como el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, del que Andalucía es la comunidad más beneficiada con más de 2.530 empresas y centros de investigación andaluces receptores, han mejorado la valoración del Gobierno, según las encuestas.

"Al final, la foto siempre es del presidente andaluz", lamentan desde el Ejecutivo. Moreno ha recibido en San Telmo a los grandes responsables de las multinacionales que más dinero han anunciado para Andalucía, desde Renault, a Cepsa o Endesa, en una política que irrita a los socialistas, que ironizan, en palabras del líder del PSOE-A, Juan Espadas, con un presidente que se limita a “un ‘book’ de fotos”.

Quedó bien resumido en el acto que este sábado presentó a los candidatos en Córdoba, con la presencia de la ministra de Hacienda y visecretaria del PSOE, la andaluza María Jesús Montero. Espadas reivindicó que la economía va bien “gracias al Gobierno de España”, dibujando al presidente de la Junta como un pez rémora: “Tiene que arrimar el hombro, empujar y no solo apuntarse lo que ocurre como algo propio”, sostuvo.

Estrategia electoral

Si el PSOE quiere que la campaña electoral gire sobre la economía y las medidas anticrisis del Gobierno, en Andalucía se encuentra con el obstáculo de que la percepción de los andaluces, así lo atestiguan los barómetros del Centro de Estudios Andaluces (Centra), es que es obra de la Junta más que del Gobierno, con una valoración mucho peor de Pedro Sánchez que de Juan Manuel Moreno, que el pasado junio obtuvo una inédita mayoría absoluta para el PP en Andalucía, asentando el cambio de ciclo en la comunidad.

Noticias relacionadas

Fue la propia secretaria general de UGT Andalucía la que solicitó a Moreno que acudiera a inaugurar estas jornadas, algo a lo que el presidente andaluz accedió “encantado”, señalan en su equipo. Las políticas de industria, recuerdan, están en gran parte en manos de la Junta.

También hay mucho de guiño interno del propio sindicato en la celebración de estas jornadas en Algeciras. El actual secretario de organización de FICA UGT, Manuel Jiménez Gallardo, era el anterior responsable de la federación en Andalucía y su sucesor, José Manuel Rodríguez Saucedo, ostentaba las responsabilidades en el Campo de Gibraltar, la zona más industrializada de Andalucía junto a Huelva, que albergarán estas jornadas.