CONDENA A LA REPRESIÓN

El PSOE ordena a sus eurodiputados votar contra la condena a Marruecos en el Parlamento para salvar la cumbre

  • La orden de voto fue “directa y explícita” desde Madrid, según explican fuentes socialistas a este periódico

  • Pedro Sánchez justifica el sentido del voto porque el PSOE no comparte alguno de los puntos de la resolución, que no ha concretado

Pedro Sánchez comparecen en RP en Barcelona

Pedro Sánchez comparecen en RP en Barcelona / EFE/ Andreu Dalmau

5
Se lee en minutos

La principal organización internacional de periodistas, Reporteros Sin Fronteras, celebra la resolución de urgencia que este jueves ha aprobado el Parlamento Europeo para exigir a Marruecos que respete la libertad de expresión y que libere a los periodistas encarcelados. Una resolución que ha salido a pesar del voto en contra de los eurodiputados socialistas españoles, en una orden “directa y explícita” tomada desde Madrid, según confirman fuentes del PSOE a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. Se trata de evitar poner en riesgo la Reunión de Alto Nivel (RAN) que celebrarán el Gobierno de España y Marruecos los próximos días 1 y 2 de febrero en Rabat; de no soliviantar a Marruecos para evitar que descarrile la hoja de ruta conjunta. 

La resolución ha salido adelante con 356 votos a favor (de Socialistas y Demócratas), 42 abstenciones y 32 en contra. El grueso de los noes ha venido de los socialistas españoles: 17 de los 20 que hay (dos no estaban en Bruselas y la última, Iratxe García, ha votado a favor para representar el sentir mayoritario del Grupo Parlamentario Socialista europeo del que es presidenta). El resto de las negativas las han aportado los diputados de la Agrupación Nacional de Le Pen.

Los eurodiputados españoles del PP no han votado, porque el PP Europeo no vota estas resoluciones de emergencia. Fuentes del grupo han manifestado su "absoluta defensa de la libertad de expresión e información" y el rechazo a cualquier tipo de persecución a periodistas, informa Silvia Martínez

Pedro Sánchez ha defendido la decisión de los eurodiputados de su partido y ha tratado de quitar hierro al asunto, recordando que no es la primera vez que votan distinto los socialistas españoles y el de los europeos en el Parlamento. Como secretario general del PSOE, ha dicho, la votación en contra se ha debido a que no comparten “algunos elementos" de la resolución, cuyo contenido, sin embargo, no ha concretado. 

Entre las decisiones de la resolución está la de pedir que los representantes marroquíes tengan restringido el acceso a la eurocámara mientras dure la investigación de sobornos a europarlamentarios del Qatargate, en la que presuntamente estaría involucrado este país, además de Catar y Mauritania.

Hoja de ruta con Marruecos

Restablecer las relaciones con Marruecos está suponiendo un auténtico quebradero de cabeza político para el PSOE y para la diplomacia española. Rabat las rompió después de que España proporcionara atención médica a su archienemigo, el líder del Frente Polisario Brahim Ghali, cuando enfermó de covid en 2021. Permitió Rabat después una avalancha de miles de migrantes en la frontera de Ceuta. Sánchez dio posteriormente un giro radical a la posición española sobre el Sáhara y mostró su apoyo al plan autonomista de Marruecos para el Sáhara Occidental, que Rabat opone al referéndum de autodeterminación que promueve Naciones Unidas. El movimiento soliviantó a Argelia, valedor del Frente Polisario y rival de Marruecos, que cortó a su vez relaciones diplomáticas y comerciales con España. 

Ahora, la propia cumbre ha provocado rencillas dentro del Gobierno de coalición. Los miembros de Podemos rechazan asistir a la cita y el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, le quita hierro a la decisión porque, según su argumento, no todos los ministros acuden a todas las cumbres.

El jefe de la diplomacia española subraya siempre que puede los beneficios que está teniendo el acercamiento a Marruecos que él lidera. “El comercio bilateral con Marruecos ha crecido un 31% hasta acercarse a los 10.000 millones de euros, lo que convierte a Marruecos en el principal socio comercial fuera de la UE más allá de Reino Unido y Estados Unidos”, ha dicho Albares en una entrevista con Radio Nacional de España este jueves.

Ha destacado también que, mientras el resto de las rutas migratorias hacia Europa han crecido, las que provienen de Marruecos hacia España han descendido. Según datos de Frontex, las llegadas por el Mediterráneo a la Península han caído un 21%, hasta las 14.582 personas; y las llegadas a Canarias en un 31%, hasta las 15.462. “Veníamos de una crisis profunda, ahora entramos en una etapa más sólida”, ha dicho Albares. 

El periodista marroquí afincado en España Alí Lmrabet asegura que el ministro de Exteriores marroquí, Naser Bourita, ha llamado a Albares para presionarlo. Fuentes de la diplomacia española consultadas por este periódico afirman al respecto que “con carácter general, no todos los contactos, ni el contenido de los mismos, que mantiene el Ministro se hacen públicos por la necesaria discreción que requiere la diplomacia”. Niegan, en todo caso, que hayan interferido en la votación de los socialistas en el Parlamento Europeo.

Hostigamiento de periodistas

La resolución del Parlamento Europeo aprobada este jueves versaba sobre la situación de los Derechos Humanos en Marruecos y el hostigamiento a periodistas, pero se ha añadido una enmienda pactada por verdes, liberales, izquierda, conservadores y socialistas europeos para señalar la "profunda preocupación por las acusaciones de que las autoridades marroquíes han corrompido a diputados en el Parlamento Europeo", informa EFE.

En este sentido, los eurodiputados piden que se apliquen las mismas medidas que en el caso de los representantes de Qatar, a los que se ha prohibido el acceso a la Eurocámara y reiteran su compromiso de investigar los casos de corrupción que implican a terceros países.

Noticias relacionadas

En el apartado de la situación de los Derechos Humanos, la resolución urge a las autoridades marroquíes a respetar la libertad de expresión y la libertad de los medios de comunicación y a garantizar a los periodistas encarcelados un juicio justo con todas las garantías procesales. En particular, pide que se libere inmediatamente a los periodistas críticos Omar Radi, Sulaiman Raisuni y Taufik Buachrine, condenados a largas penas de prisión. 

El texto menciona el caso del periodista español Ignacio Cembrero, de El Confidencial, que ha denunciado ser víctima de vigilancia digital con el sistema Pegasus (su nombre aparecía en la investigación que desveló el escándalo del espionaje marroquí) y que ha sido por ello llevado hasta en cuatro ocasiones ante los tribunales españoles por el Gobierno marroquí, que le exige que se retracte.