ENCUENTRO EN FITUR

Feijóo escenifica su respaldo a Mañueco tras una semana de crisis en Castilla y León

El líder del PP hace un recorrido por Fitur con Mañueco para mostrar su respaldo justo después de que el Gobierno diera por zanjado el asunto del requerimiento

Albeto Núñez Feijóo y Mañueco se dan un abrazo en Fitur. EPC

Albeto Núñez Feijóo y Mañueco se dan un abrazo en Fitur. EPC

2
Se lee en minutos

Alberto Núñez Feijóo y Alfonso Fernández Mañueco se reencontraron en la Feria de Turismo en Madrid tras una semana de intensa crisis en el Gobierno de Castilla y León por el protocolo antiabortista fantasma (lo presentó el vicepresidente, de Vox, pero no hay ningún papel que lo acredite). Hubo dos saludos, abrazos, apretones de mano y muchas fotografías. La imagen de unidad y respaldo fue evidente, aunque el líder del PP estuvo antes con Fernando López Miras, Isabel Díaz Ayuso, José Luis Martínez-Almeida y Alfonso Rueda. Con este último coincidió en el stand de la Xunta de Galicia y allí se unió Mañueco.

Justo antes, el líder de los conservadores aseguró que es el presidente de la Junta de Castilla y León quien debe decidir sobre sus alianzas “y tomar sus decisiones” con respecto al socio minoritario de la coalición. Lo que sí quiso reiterar Feijóo es que los planteamiento del PP no cambian en nada por el hecho de gobernar con Vox. Y, en concreto, volvió a repetir que los planteamientos sobre las mujeres que deciden interrumpir su embarazo también quedarán intactos en Castilla y León: “No hay modificación de la postura. No habrá coacciones para nada”, insistió.

En Génova no habían confirmado si habría o no encuentro con Mañueco, pero aseguraron que en ningún caso pensaban evitar una foto con el castellanoleonés. Al final hubo recorrido conjunto y distintos encuentros. Todo ello mientras Pedro Sánchez también paseaba por Fitur junto a la ministra de Industria y candidata a la capital madrileña, Reyes Maroto. El líder socialista y el popular no se cruzaron en ningún momento, pero estuvieron cerca.

Noticias relacionadas

El cierre de filas público con Mañueco se produce también después de que Moncloa haya dado por cerrada la disputa abierta hace días con la Junta, y considerando “acatado” el requerimiento. En realidad, lo que dijo el Gobierno castellanoleonés es que “desestimaba” ese requerimiento gubernamental porque se refería a una cuestión “inexistente y ficticia”.

En el PP aseguran estar “alucinados” y “preocupados” con la actuación del Ejecutivo en los últimos días, “estirando un asunto que sabían perfectamente que no iba a ningún lado y que era inexistente”. Ahora sí creen haber dado por zanjada la polémica, una vez que el propio Ejecutivo da por resuelto el requerimiento. Pero algunos dirigentes se muestran convencidos de que “irá a más” y “estarán con la lupa permanente” sobre el Gobierno de Castilla y León, el único que comparten PP y Vox.