ACTO DEL PP

Feijóo se mimetiza con Ayuso en su ataque frontal a Sánchez: “Está en manos de Batasuna”

El líder del PP deja a un lado la economía y el tono moderado para centrarse en la sedición y la ley del ‘solo sí es sí’ durante un acto con la presidenta madrileña

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, acompañado por Isabel Diaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida durante el acto En defensa de un gran país.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, acompañado por Isabel Diaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida durante el acto En defensa de un gran país. / EFE/Sergio Perez

3
Se lee en minutos

Alberto Núñez Feijóo e Isabel Díaz Ayuso solían repartirse los papeles, con el primero usando un tono más moderado y la segunda más duro, pero eso no es lo que pasó este sábado por la mañana en Madrid. “Este es un acto para defender a España”, comenzó diciendo el líder de los conservadores. A partir de ahí, sus palabras, ante unas 2.000 personas, fueron casi indistinguibles de las que había pronunciado la presidenta de la Comunidad de Madrid minutos antes, sobre el mismo escenario. No hubo diferencias entre ambos, con Feijóo retratando a Pedro Sánchez como un dirigente "servil" ante el independentismo catalán y vasco. “Está en manos de Bildu-Batasuna”, dijo.

“Lo peor es que tenemos un Gobierno que a la una menos cuarto de la madrugada ha reformado el Código Penal para que desaparezcan los delitos de los condenados por el Tribunal Supremo –señaló Feijóo sobre la admisión a trámite, el pasado jueves, del proyecto para derogar la sedición, que se votó de madrugada porque el mismo pleno también aprobó los Presupuestos del año que viene-. Lo peor es que en este país se está excarcelando a agresores sexuales. Lo peor es que tenemos un Gobierno que ha pactado con Bildu para que la Guardia Civil de Tráfico no esté en Navarra. Lo peor es que Bildu-Batasuna ha conseguido más con Sánchez que en todos los años de violencia. Si Sánchez y sus barones quieren ponerse en manos de Arnaldo Otegi, nosotros no”.

Apenas hubo menciones la economía. Tanto Feijóo como Ayuso, y también el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeidaque ejerció de telonero, se centraron en las consecuencias de la llamada ley del ‘solo sí es sí’, que está provocando la rebaja de penas a violadores, y en la sedición, justo el día antes de la manifestación convocada por Vox en Madrid contra la reforma del delito.  

Feijóo no citó por su nombre al partido ultraderechista, sin cuyo concurso parece imposible que el PP vuelva a la Moncloa, pero sí se refirió varias veces a la formación, que ha vuelto a la primera línea, al menos mediática, tras los insultos machistas de una de sus diputadas a la ministra de Igualdad, Irene Montero. Primero, Feijóo se distanció de los “insultos”, pese a que justo antes había ligado a Sánchez con “los engaños, la arrogancia, el autoritarismo y la soberbia”. Después, en alusión a la manifestación del domingo, señaló que su “objetivo” no era “llenar las calles”, sino “llenar las urnas”.

Y por último, pidió a los votantes de Santiago Abascal que volvieran al PP. “Cualquier voto que no sea para el PP, Sánchez lo celebrará. Si dividimos el voto de centro-derecha, van a seguir gobernando. Unámonos por España”, dijo el expresidente de Galicia, cuyos colaboradores consideran que ya no hace falta esforzarse por conquistar a los votantes de centro porque estos vendrán prácticamente solos, tras la apuesta del PSOE de reforzar el entendimiento con el independentismo. Todo el acto desprendió un fuerte aroma de precampaña electoral, a menos de medio año de los comicios autonómicos y municipales, donde los conservadores aspiran a arrebatar a los socialistas un puñado de territorios.

El "proyecto totalitario"

Sonaba ‘People haver the power”, de Patti Smith (una elección curiosa en un acto de este tipo, ya que se trata de una cantante y poeta de inequívocos valores de izquierda), cuando la presentadora nombró a Ayuso. “Retiró a Pablo Iglesias de la política y ahora quien sufre con ella es Pedro Sánchez. Su nombre atemoriza a toda la izquierda”, dijo sobre la presidenta de Madrid. “Cuando Isabel se remanga, que se preparen”, añadió después Martínez Almeida.

Noticias relacionadas

Al subir al escenario, Ayuso ya llevaba remangada la camisa. “El problema que tenemos se llama Sánchez. Molestamos muchos: molesta el Rey, porque es la figura que une a todos los ciudadanos, la Guardia Civil, el español, la Historia, el empleo, la Constitución, los católicos… Todo les molesta. Nos quieren llevar a una república federal laica. Necesitan descapitalizar España y empiezan por Madrid”, dijo.

Sánchez, según la presidenta autonómica, tiene un “proyecto totalitario”, está “mandando a violadores a la calle” y quiere una España de "niñes ofendides y enfrentades”. Cada día, concluyó, el país “vive una pesadilla”.