ELECCIONES ANDALUCÍA

Irene Montero cesa a Meyer, de IU Andalucía, y agita la coalición en plena campaña

  • Montero cesa a su jefa de gabinete, Amanda Meyer, alegando un cambio de etapa en el Ministerio pero con la guerra abierta entre Podemos e IU y Más País por la negociación de la confluencia andaluza como telón de fondo

  • En Andalucía lamentan que se desestabilice la campaña andaluza y consideran de que es un aviso de lo que viene en la pugna frente a Yolanda Díaz por controlar el espacio electoral de la izquierda

Irene Montero, en los pasillos del Congreso.

Irene Montero, en los pasillos del Congreso. / EFE

5
Se lee en minutos

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha firmado el cese de su jefa de gabinete Amanda Meyer, dirigente de IU y miembro del Partido Comunista. El relevo se produce después de algunas semanas de tensión dentro del gabinete de Montero, que tuvieron su punto álgido en la negociación de la confluencia electoral en Andalucía, con Podemos frente a IU y Más País y con la vicepresidenta Yolanda Díaz jugando a favor de la candidatura de Inmaculada Nieto.

Desde el Ministerio comunicaron “días atrás” al secretario general del Partido Comunista (PCE), Enrique Santiago, la salida de Meyer, alegando que la ministra Montero consideraba su cese “un cambio necesario” para “tomar un nuevo impulso” en su cartera. Desde el Ministerio alegan un cambio de etapa política tras sacar adelante la ley del sí es sí, de garantía integral de libertad sexual, y dejando al margen todas las tensiones dentro de las izquierdas agitadas por las elecciones andaluzas del próximo 19 de junio.

Nada más lejos de la realidad, según todas las fuentes consultadas por este periódico. El cese es fruto del fracaso de Podemos en su intento de controlar la coalición andaluza y más allá de eso, avisan fuentes de la coalición de izquierdas, también lo es de la pugna que los morados mantienen para erosionar a Díaz al frente del proyecto político que iniciará bajo la plataforma 'Sumar'. Desde Andalucía lamentan que a Podemos no mida el pulso cuando puede desestabilizar las elecciones andaluzas, ya que el cese se peoduce en plena campaña electoral y a 12 días de la cita con las urnas. "Total ya lo hicieron en la negociación de la confluencia", admiten fuentes de Por Andalucía.

Descartan más ceses

Enrique Santiago, líder del PCE, es también secretario de Estado de Agenda 2030 en el Ministerio de Derechos Sociales que ocupa Ione Belarra, secretaria general de Podemos. Sobre si el cese de Meyer es un conato de incendio o el fuego está descontrolado y puede acabar rompiendo definitivamente el ala morada del Gobierno, todas las partes insisten en enfriar la situación. Nadie contempla, según fuentes de Podemos y del entorno del PCE, que Santiago pueda ser cesado de su cargo en el Ministerio.

El perfil de Santiago es uno de los más respetados dentro de Podemos, y hasta ahora ha sido el principal puente entre el partido e IU, principal negociador de los grandes asuntos como la renovación del CGPJ y "el que manda" en el grupo parlamentario, según destacan en el grupo confederal. Sin embargo, su acercamiento a las tesis de Yolanda Díaz en los últimos tiempos y su intervención en las negociaciones andaluzas en favor de IU le pusieron en el punto de mira, y podría complicar la convivencia con Belarra en el ministerio. Su salida sería un punto de no retorno a las puertas de un congreso de los comunistas, los días 8, 9 y 10 de julio, en el que Santiago tiene enfrente a un grupo de críticos liderados por Alberto Cubero. Su victoria al frente del PCE será definitiva a favor de Díaz.

Las conexiones son muchas y todas relevantes. El PCE se ha convertido en un puntal en la Izquierda Unida de Alberto Garzón. El papel de Santiago es clave y su apoyo a Yolanda Díaz no es ningún secreto. Todo lo contrario. Igual que tampoco es discreto el malestar profundo de una parte de Podemos con el discurrir de las alianzas internas a favor de la vicepresidenta y ministra de Trabajo. El exlíder de la formación, Pablo Iglesias, dejó patente el enfado y la relación de Díaz con las ministras de Podemos, Montero y Belarra, es muy tensa y prácticamente inexistente.

Meyer, clave en IU

Amanda Meyer, abogada, con una amplia trayectoria dentro de IU y militante del PCA, es pareja del coordinador regional de IU en Andalucía, Toni Valero. El coordinador de la campaña de Nieto, la candidata de Por Andalucía, es el secretario general del PCA, Ernesto Alba. Sobras explicaciones sobre la apuesta decidida de todos estos actores por la que ha sido portavoz parlamentaria la última legislatura frente a la opción lanzada por Podemos, con el diputado nacional Juan Antonio Delgado como candidato postulado hasta con unas primarias.

Ahí está el origen de la crisis interna. Tras días muy duros, con Podemos fuera de la coalición de manera formal porque llegó tarde al registro oficial tras mantener hasta última hora su órdago por controlar la candidatura y tener más peso en la coalición andaluza, fuentes cercanas aseguraron que Meyer seguiría en su puesto, que al final es de libre designación y de la máxima confianza de la ministra, y que todas las partes se habían conjurado para dejar a un lado las trifulcas políticas y centrarse en la gestión pura y dura de la cartera de Igualdad. Se ve que no ha sido posible.

La división de la izquierda no para de enturbiar la campaña en Andalucía. Por Andalucía nació tocada por el pulso de IU y Más País frente a Podemos. La aparición de Yolanda Díaz para tomar partido por la candidata Nieto puso a Podemos en guardia. La vicepresidenta tenía previsto participar en un mitin de Por Andalucía el próximo día 14 de junio en Dos Hermanas (Sevilla) donde iba a compartir escenario con la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y Yolanda Díaz. Sin embargo Irene Montero será finalmente baja en el acto; desde la coalición andaluza explican que el acuerdo entre las fuerzas es que vaya un máximo de dos personas por organización. La ausencia de Montero hará que no coincida en ningún encuentro de campaña con la vicepresidenta segunda del Gobierno, con quien mantiene una mala relación personal.

Noticias relacionadas

La otra escisión de la izquierda también ha enmarañado la campaña. Por Andalucía recurrió la presencia de Teresa Rodríguez, líder de Adelante Andalucía, en los debates electorales y la Junta Electoral tumbó esa petición y no permitió el veto.

Desde Andalucía, tanto en IU como en el PCA, el malestar es patente pero no hay reproches ni comentarios, el silencio manda. “Estamos en lo importante”, aseguran aludiendo a que este martes se celebra el quinto día de campaña electoral. Inscriben la decisión en el Ministerio e invitan a preguntar directamente en el Gobierno por lo ocurrido.