ELECCIONES ANDALUCÍA

Yolanda Díaz estará con Montero y Belarra para arropar a la candidata de Por Andalucía

  • La vicepresidenta segunda del Gobierno acudirá a un acto en Córdoba el sábado 11 de junio y a otro en Sevilla, el martes 14

  • La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, y la ministra de Igualdad compartirán escenario con la vicepresidenta en Dos Hermanas, junto al ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón

Yolanda Díaz e Inmaculada Nieto. 

Yolanda Díaz e Inmaculada Nieto.  / CEDIDA

3
Se lee en minutos

Yolanda Díaz se implicará en la campaña para las elecciones andaluzas y acudirá a dos actos, uno en Córdoba y otro en Sevilla, para arropar a la candidata de Por Andalucía, Inmaculada Nieto. La vicepresidenta segunda del Gobierno ha decidido así dar respaldo al primer artefacto político en el que se reconcilian Más País y Podemos, hasta ahora enfrentadas tras la escisión de 2019.

Será el martes 14 cuando compartirán escenario con Ione Belarra e Irene Montero en Dos Hermanas, el fortín sevillano del PSOE. La foto de las tres ministras para arropar a la candidata de Por Andalucía se produce cuando la tensión preside las relaciones entre Díaz y las líderes de Podemos en el Consejo de Ministros. Será una de las imágenes emblemáticas sin duda de la campaña en Andalucía cuando las encuestas encienden las alarmas por la división en las formaciones de la izquierda. En el acto también estará el ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón.

La dirigente participará con la candidata a la Presidencia en las dos visitas que haga a Andalucía. La primera de ellas será en el ecuador de la campaña, el sábado 11 de junio, en un acto que tendrá lugar en Córdoba. Y sólo tres días después, el martes 14 de junio, acudirá a Sevilla para otro acto con la candidata. No se descarta que participe en ellos junto a Iñigo Errejón, líder de Más País, con quien ha mostrado gran sintonía en los últimos meses.

En Por Andalucía esperaban que Yolanda Díaz acudiera a varios actos, "al menos dos"; por lo que la dirigente ha cumplido el cupo mínimo que le pedían en la coalición, aunque no estará en el cierre de la campaña, que suele ser uno de los actos más potentes de la carrera electoral y donde se suele contar con una importante representación de los partidos concurrentes. Estos dos actos serán "centrales", y está previsto que sean dos actos multitudinarios, con miles de asistentes, en una campaña que estará marcada por los encuentros de proximidad.

La agenda de la ministra y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, recoge tres actos en campaña en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), el día 5, el 11 en Córdoba y el 14 en Sevilla. La ministra Irene Montero coincidirá en Sevilla, estará el 16 en Jerez y el 17 participará en el cierre de campaña en Málaga.

Yolanda Díaz tuvo su primer acto público en Andalucía el pasado marzo, cuando adelantó que su proyecto no estaría listo para los comicios andaluces, en un modo de desmarcarse de este proceso electoral. Díaz abogó por el entendimiento y defendió entonces que su futura candidatura "no va de siglas", sino "de otra cosa".

La vicepresidenta acudió dos meses después a Sevilla, en medio de las negociaciones para la coalición, para pedir un acuerdo entre las distintas fuerzas. El acuerdo llegó con más turbulencias de las previstas. El pulso de Podemos hasta el último minuto para situar a Juan Antonio Delgado como candidato provocó que la coalición se registrara sin los morados y se desencadenara un cruce de reproches entre las dos principales fuerzas responsabilizándose mutuamente del episodio.

Después de lo sucedido, la vicepresidenta del Gobierno se ha desvinculado de lo sucedido en Andalucía: "Mi proyecto es otro", defendió sólo unos días después de sellarse la coalición. Tanto por esta postura como por su presencia en la campaña, con actos limitados y alejados de la cita con las urnas, Yolanda Díaz trata de desmarcarse de resultados de los comicios, ante las malas perspectivas electorales que arrojan las encuestas -el último CIS andaluz dio sólo 5 diputados a la coalición frente a los 17 de 2018-.

Consideran en su entorno que unos pobres resultados servirían de revulsivo para su proyecto político, al ser muestra de que los métodos empleados para alcanzar la coalición andaluza, con una pugna hasta el final, están lejos de los acuerdos que pide la ciudadanía.

En las últimas semanas la relación de la dirigente con los partidos de la coalición no ha sido fácil. Si bien ha mostrado total sintonía con Izquierda Unida y con Más País, la relación con Podemos pasa por horas bajas, después de fuertes choques públicos tanto por las posiciones respecto a la actuación del Gobierno -como en la guerra de Ucrania- como por el lanzamiento del proyecto político propio de la gallega.

Noticias relacionadas