TEMOR A UN ADELANTO ELECTORAL

Territorios del PP se organizan para forzar un congreso urgente y echar ya a Casado

  • Dirigentes territoriales quieren reagruparse con el deseo de que se mueva Feijóo para provocar ya la salida de Pablo Casado

  • Se pedirá congreso urgente en la siguiente Junta Directiva y han empezado a organizarse para ganar la votación

  • El miedo a que Pedro Sánchez convoque en las próximas semanas unas elecciones generales, el mayor argumento para pedir el cónclave

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, junto al presidente del PP, Pablo Casado, antes de protagonizar un desayuno informativo de Nueva Economía.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, junto al presidente del PP, Pablo Casado, antes de protagonizar un desayuno informativo de Nueva Economía. / EFE/Javier Lizón

6
Se lee en minutos

La caldera en combustión en que se ha convertido el PP ha empezado a soltar aire para buscar una alternativa a Pablo Casado. Dirigentes territoriales de toda España están organizándose para forzar ya la convocatoria de un congreso extraordinario y elegir un nuevo liderazgo. Aunque el cónclave ordinario debería celebrarse en julio, una parte de la organización entiende que Casado y su equipo no pueden continuar al frente de la dirección popular ni un minuto más. El daño al que han sometido a las siglas, aseguran a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, ha cruzado todas las líneas. En esta operación participa "la mitad del partido". Sin embargo, este sábado se ha conocido que el presidente del PP se reunió ayer por la tarde con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la sede nacional de la calle Génova. Desde el entorno de la dirigente autonómica califican el encuentro de "infructuoso". No hubo acuerdo posible.

El temor a que Pedro Sánchez pueda adelantar las elecciones generales para liquidar en las urnas a un PP que "se está desangrando" ha llevado a este bloque a reagruparse con el deseo de que se mueva Alberto Núñez Feijóo, como gran "autoridad", prácticamente la única, que en estos momentos existe en el partido.

Distintas fuentes del PP del más alto nivel en varios territorios confirman esta operación para sacar a Casado de Génova "lo más rápido posible". Desde la tarde del jueves, que fue uno de los días más sonrojantes de la historia de la formación, con la dirección del PP y la Comunidad de Madrid a disparo limpio, dirigentes de todos los territorios están intercambiando llamadas para impulsar el congreso extraordinario.


/ DANIEL PARRA.

Junta Directiva Nacional ya

Estas conversaciones prosiguen para afinar el procedimiento, pero la idea es esperar a que en los próximos días se convoque una Junta Directiva Nacional y reclamar la celebración del cónclave. La Junta Directiva es el órgano facultado para convocarlo. Las fuentes consultadas por este diario dan por hecho que la cúpula del PP se negará y será necesario una votación. También están barajando que Génova rechace incluso poner fecha para una reunión de la directiva y evitar así la posibilidad de pedir el congreso. Si eso pasa están decididos también a forzar una Junta Directiva Nacional extraordinaria. Los estatutos recogen la opción de que una mayoría de vocales exija la convocatoria de los dos órganos aunque el presidente del partido se oponga.

Las llamadas en torno a esta idea se suceden en todas las comunidades autónomas y conducen a la misma conclusión: “La espiral a la que se ha llegado es insoportable” y no hay otro camino que un congreso cuanto antes. Algunas comunidades miran con especial preocupación el escenario guerracivilista y, sobre todo, la ausencia de un líder respetado en la militancia.

Reconocen que la mayoría de los afiliados sondeados en sus provincias no respaldan a la dirección y dan su apoyo en esta batalla a Isabel Díaz Ayuso. “Nadie lo entiende desde hace meses. ¿Cómo puedes atacar así a la dirigente más popular en este momento?”, se preguntan distintos cargos de alta responsabilidad. Hay una sensación general de que el presidente del PP está "totalmente cuestionado" por los militantes.

"No es suficiente sacrificar a Egea"

Casado dejó al borde del tráfico de influencias a la presidenta de la Comunidad de Madrid, avalando por completo la versión de su secretario general, Teodoro García Egea, al que los barones (con alguna excepción como el murciano Fernando López Miras) han estado señalando durante mucho tiempo. “Ahora da la sensación de que ya no es ni suficiente”, explican algunos dirigentes, a pesar de no descartar que Casado “se guarde esa bala” si se ve “ahogado por completo”. Algunas fuentes consideran que el presidente popular debería dejarlo caer este mismo fin de semana y exhibir su "cadáver sanguinolento". Pero eso, advierten, no va a impedir la petición de congreso extraordinario.

La cuestión es que en todos los territorios cuentan ya con que las encuestas empezarán a acusar la batalla interna en las próximas semanas y temen que se vea un empate con Vox, o incluso que en algunos sondeos pueda visualizarse el sorpaso. En Andalucía, el riesgo es total con unas elecciones que deben celebrarse a lo largo del año, aunque Juanma Moreno Bonilla sopese retrasarlas todo lo posible.

En Castilla y León, la formación de gobierno que empezará a negociarse en los próximos días también se ve perjudicada. Y algunos dirigentes apuntalan aún más la posibilidad de que el líder de los socialistas decida anticipar las generales anticipadas si, como todo parece indicar, se confirma un pacto de Alfonso Fernández Mañueco con Vox dentro de su Ejecutivo. “Más munición a Sánchez. Y nosotros en estado de descomposición”, reflexionan. 

Vía Feijóo

En este contexto de orfandad y con la posibilidad de que el PP vuelva a perder todas sus opciones en un ciclo electoral completo se abre la posibilidad de 'la vía Feijóo'. “Un caballo blanco, un referente político y moral, que ha parado a Vox en su comunidad y que acumula cuatro mayorías absolutas”, explica un veterano dirigente. No son pocos los que reflexionan acerca de por qué el momento del presidente de la Xunta no pudo ser en 2018. Pero también reconocen que en aquel momento “no era tan necesario una opción de paz con experiencia y posibilidades” como lo es ahora. 

Mañueco junto a Casado, Ayuso y Feijóo en el cierre de campaña.

/ PP

"Todos vemos a Feijóo como la solución ahora", asegura otra fuente, aunque reconocen que la opción del candidato "no se ha abordado". Lo más urgente es propiciar la salida de Casado. Tanto a él como a García Egea les culpan de tener una "comportamiento adolescente". "A lo largo de estos años no ha logrado entender que los equipos no se hacen con tus amigos".

La indignación con Casado es amplísima, tanto en los cuadros como en las bases. "Nunca iba a ganar las elecciones pero después de estos días, menos aún".

El PP asume así que se equivocó con su elección, el malestar recorre incluso los territorios que le apoyaron en el congreso. No es un movimiento a favor de Ayuso sino en contra de Casado. "Ha hundido el PP". Algunos ayer, después de que Ayuso haya contado que su hermano ha recibido 55.000 euros por un contrato con una adjudicataria de la Comunidad de Madrid, y no los 283.000 euros que le atribuye Génova, piensan que con eso acabó la partida: "Un presidente que acusa de corrupta sin pruebas a su principal presidenta autonómica es imposible de salvar".

El jueves por la noche, tras uno de los días más funestos en la trayectoria del partido, Casado habló con sus barones. Pero 24 horas después ni uno sólo ha salido en su defensa. No se han producido gestos de apoyo al presidente nacional. El propio Feijóo, en una entrevista en 'EsRadio', apuntó a un congreso extraordinario como solución de urgencia si la herida que se ha abierto en el PP no se logra cerrar. Pero, a la vista de las opiniones recabadas por este periódico, ahora mismo no se están planteando más salidas que poner fin al mandato de Casado. La maquinaria está ya a pleno rendimiento. Algunas fuentes apunta a que la solución -que se convoque el congreso extraordinario- se puede cerrar este mismo fin de semana.

Noticias relacionadas