OSCARS 2022

La dudosa justificación entre lágrimas de Will Smith tras su agresión a Chris Rock

El actor aduce que el "amor te hace hacer locuras" como pobre justificación de un acto tóxico y machista

Will Smith y Jada Pinkett Smith en la alfombra roja a su llegada a la 94º edición de los Premios Oscar.

Will Smith y Jada Pinkett Smith en la alfombra roja a su llegada a la 94º edición de los Premios Oscar. / Mike Blake | REUTERS

3
Se lee en minutos

La bofetada de Will Smith a Chris Rock durante la gala de los Oscar está haciendo correr ríos de tinta entre quienes apoyan el gesto del actor de salir en defensa de su mujer y quienes condenan la violencia por mucho que se trate de una respuesta emocional. La agresión se ha producido cuando Chris Rock ha bromeado sobre la alopecia areata de Jada Pinkett Smith, comparándola con la cabeza rapada de la Teniente O´Neil. Smith primero se levantó y abofeteó al presentador sin que nadie se lo impidiese, y después, ya desde su sitio, gritó en tono amenazante "mantén el nombre de mi mujer lejos de tu puta boca".

Algunas voces, como la de Nagua Alba en Twitter, tildan el lamentable espectáculo de "un acto de violencia machista" en el que un hombre ha lanzado una broma de mal gusto (y machista también) sobre el físico de una mujer y el marido de esta ha respondido con una agresión física al autor del chiste, sin dejar que sea la mujer quien decida reaccionar o no y cómo hacerlo. Un típico caso de 'lucha de machitos' totalmente impropio de un evento como los Oscar.

Una justificación de dudosa validez

Por si fuera poco, la justificación dada por Will Smith durante su posterior discurso de recogida del Oscar a mejor actor refleja una serie de comportamientos e ideas tóxicas sobre el amor, la familia y las relaciones. "El amor te hace hacer locuras", ha dicho el actor entre lágrimas, a modo de disculpa frente a la Academia, los espectadores y el resto de los presentes. El actor volvió a salir al escenario unos minutos después para recoger su estatuilla por su papel en 'El método Williams' y dejó ante las cámaras un discurso plagado de vacilaciones e incoherencias en el que evitó hacer alusión directa a la agresión.

Will Smith, que en la película interpretaba al autoritario padre de las hermanas Serena y Venus Williams, comenzó diciendo que "Richard Williams era un valiente defensor de su familia", en lo que pareció un primer intento de justificación. "En este momento de mi vida, estoy superado por lo que Dios me invita a ser y a hacer en el mundo", continuó antes de mencionar el papel protector que tuvo con sus compañeras de reparto, las dos actrices que interpretaban a las hermanas Williams.

"En este negocio a veces tienes que soportar que la gente te insulte y te falte el respeto y tú has de sonreír y decir que todo está bien", se quejó, añadiendo que el también actor Denzel Washington le había advertido unos instantes antes, durante una pausa publicitaria en el que este y Tyler Perry trataron de calmar a Will Smith, de que tuviera cuidado porque "en el momento más alto es cuando el demonio va a por ti".

Por último, Will Smith se disculpó afirmando que "la vida imita el arte y me volví un padre loco, como mi personaje. Quiero pedir disculpas a la Academia y al resto de los nominados". Y cerró con la frase de marras: "El arte imita a la vida, y yo he parecido el padre zumbado. El amor te hace hacer locuras. Espero que la Academia me invite de nuevo".

Noticias relacionadas