CASAS DE LUJO

La mansión victoriana de Cate Blanchett: de película de terror a villa de lujo en Reino Unido

La propiedad ha sido hogar de celebridades como Sir Arthur Conan Doyle

La propiedad tras ser restaurada por Cate Blanchett

La propiedad tras ser restaurada por Cate Blanchett / Informalia

2
Se lee en minutos
A. V.

Todos los famosos tienen dentro de su lista de aficiones algunas muy comunes y otras un poco más marcianas. La actriz Cate Blanchett, ganadora en los Globos de Oro 2023 del premio Mejor Actriz en la categoría de 'Drama' por su increíble interpretación en TÁR, ha bromeado en alguna ocasión sobre sus pasatiempos. Entre ellos, se incluyen disfrutar de su familia o la naturaleza. También ha destacado que, junto a su esposo, el director de teatro Andrew Upton, les encanta consultar portales inmobiliarios.

Dentro de sus propiedades, la actriz cuenta desde el año 2016 con una increíble mansión que adquirió por 4 millones de euros en Crowoborough, East Sussex (Inglaterra). La propiedad, ubicada en la campiña inglesa a 53 kilómetros de Londres, se ha convertido en su residencia, la de su esposo y sus cuatro hijos.

La victoriana mansión de Cate Blanchett

La finca, de 52.000 metros cuadrados de extensión, fue en un pasado la vivienda de otras celebridades del calibre del famoso escritor y médico británico Sir Arthur Conan Doyle o del actor Tom Baker, que encarnó al Doctor Who. La zona sirve de refugio para otros famosos además de Blanchett: personalidades como Kate Winslet, Heather Mills o Bryan Ferry, entre otros, viven próximamente.

Highwell House

La vivienda, una casa victoriana del año 1890, construida en ladrillo rojo, cuenta con cinco salas en la planta baja, siete dormitorios y una bonita escalera de roble. Además, en el exterior, el protagonismo de los espaciosos jardines hace de antesala al lujo que esconde el interior de la mansión: lámparas de araña, ventanales con vistas increíbles y muebles victorianos.

Una de las propiedades más espeluznantes de Gran Bretaña

Noticias relacionadas

De hecho, en 2015, la propiedad fue nombrada una de las casas más espeluznantes de la región. Tras ello, la pareja la rescató del estado en el que se encontraba desde hacía casi una década. Decidieron remodelarla para modernizarla y acabar con los escombros, paredes podridas y muebles destrozados que había en su interior para añadir paneles de madera, candelabros franceses del siglo XIX y restaurar los grandes ventanales.

La propiedad antes de ser restaurada por Cate Blanchett

/ SussexLive

En un tiempo récord de 18 meses, la decoración fue totalmente renovada y restaurada por la diseñadora Paula Barnes. Actualmente, cuenta con espacios tan increíbles como una sala de juegos, un invernadero e incluso una sala de meditación. La actriz quería tener su propia galería privada en la que albergar su colección de arte contemporáneo, por lo que mandó derribar el cobertizo y una cabaña en mal estado y construir un edificio nuevo para este propósito.