VIOLENCIA MACHISTA

Dones Mentores: mujeres mentoras y supervivientes que acompañan a otras víctimas a salir de la violencia de género

Pasear, aprender un idioma o simplemente charlar son algunas de las actividades que realizan juntas

Dones Mentores forma a mujeres para ser mentoras de víctimas de violencia de género con el objetivo de acompañarlas durante su proceso de salida de la violencia.

Dones Mentores forma a mujeres para ser mentoras de víctimas de violencia de género con el objetivo de acompañarlas durante su proceso de salida de la violencia. / Imagen de archivo

4
Se lee en minutos

Salir de la violencia de género es un camino tortuoso. Para allanar ese viaje, más de un centenar de mujeres -algunas supervivientes- se han formado para acompañar a las víctimas, ser sus mentoras, la figura de referencia y confianza en la que apoyarse para conseguir vivir una vida libre de violencias. Dones Mentores es un proyecto social que promueve estas mentorías en España.

Hacer ganchillo acompañada y en silencio, volver a salir a la calle para ir superando la agorafobia, pasear, hablar por internet, reconstruir con nuevos recuerdos el mapa de una ciudad donde los espacios fueron victimizantes, ir a la playa, ayudar con el idioma a una mujer extranjera o facilitar que vuelva a tener una vida social después de un gran aislamiento son algunas de las acciones cotidianas de acompañamiento que las mentoras realizan junto a las supervivientes. Cada mujer traza su camino para dejar atrás la violencia y por tanto requerirá un acompañamiento diferente.

"Se trata de ver qué haces para desbloquear, cómo te construyes en positivo, qué te empodera. Puede ser una forma muy prosaica, pero el impacto es grande para salir de la violencia. Tenemos que adaptarnos a cada mujer, ver cómo está construida. Tenemos que darle gas, acompañarla y que crea en sí misma. Decirle 'tienes herramientas, aunque estén dañadas, creo en ti y desde la dignidad y el acompañamiento tranquilo vamos a por ello'", explica a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA la fundadora de Dones Mentores, Lores López.

Una ayuda horizontal

Los servicios de atención a víctimas prestan un apoyo jurídico, social y psicológico a las mujeres, pero López -jurista que ha trabajado durante años en el asesoramiento a víctimas- echaba en falta un abordaje más horizontal, pensado para complementar esa ayuda profesional que a veces es rígida.

La idea de la mentoría para ayudar a víctimas de violencia de género nació en Dinamarca. López estaba allí desplazada y conoció el programa KVINFO, orientado a mujeres migradas o expatriadas que querían hacer una integración más completa en el país, buscar empleo, hablar bien el idioma. Ella participó en ese programa y entonces se planteó que debería trasponerlo al ámbito de las violencias machistas.

"Estábamos olvidando a las mujeres en los procesos de salida de las violencias, la respuesta es muy vertical. Planteamos una mirada ecológica de superación de todas las áreas de afectación, de tiro largo", sostiene la responsable de esta iniciativa de mentoría social con perspectiva de género.


/ Imagen de archivo

Dones Mentores comenzó en 2017 a crear formar a mujeres mentoras, algunas de ellas supervivientes de la violencia de género, para acompañar a víctimas en su proceso de recuperación: "Es una forma de activismo, quieren participar y acompañar, y se hace desde la voluntad".

El poder curativo de lo cotidiano

Para las supervivientes mentoras es una oportunidad para resituar su pasado violento en algo que sirve para acompañar a otras mujeres.

"Hacemos sesiones de formación y capacitación en mentoría para 8 o 10 mujeres. Son sesiones teóricas y de buenas prácticas en las que se explican cómo acompañar a mujeres en situaciones de vulnerabilidad, sin entrar en el terreno profesional. Se establece un marco lógico, ni delante ni detrás de la mujer, con empatía pero también trabajando los límites", asevera López. Se construye un vínculo entre mentora y mentorizada, pero no puede ser de dependencia, sino de acompañamiento para que la mujer se desenvuelva y recupere sus herramientas vitales.

Cuando empieza la mentoría, se establecen uno o dos objetivos que la mujer quiere alcanzar con el programa. Estos objetivos pueden ser de lo más variado.

López pone como ejemplo a una mujer migrada con dificultades con el idioma a la que la mentora puede ayudar a la comprensión de la lectoescritura o a otra que ha estado aislada socialmente y a la que se la acompaña para ponerla en órbita social mediante la búsqueda de espacios como grupos de mujeres o culturales.

El autocuidado, ir a pasear, visitar la playa, conquistar espacios de seguridad personal mediante salidas o encuentros con otras personas, charlas online para contrastar pensamientos,... Los casos son muy distintos.

"Hay casos en los que los propios espacios son victimizantes porque te recuerdan tu historia de violencia. Se trata de reconstruir espacios con nuevos recuerdos e imágenes. Ir acompañadas en otro contexto para construir recursos capacitantes y habilitantes", explica López, que ha desarrollado su carrera asesorando jurídicamente a mujeres y a sus hijos e hijas en un centro de atención integral de la Generalitat de Catalunya.

Hay una generación de mujeres mayores cuyo rol se ha construido desde lo manual: cocinar, coser, "su sentido de la utilidad se conecta con las manos". En este caso, pueden alcanzar espacios de bienestar simplemente cosiendo en silencio junto a su mentora. Cada víctima de violencia de género es única y la recuperación puede vertebrarse desde los momentos más cotidianos.

Los acompañamientos duran entre seis meses y un año, no más allá para no generar una relación de dependencia.

Los ayuntamientos de San Fernando de Henares (Madrid), L'Hospitalet de Llobregat y Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) trabajan con Dones Mentores, también la Generalitat de Catalunya.

Pide ayuda

El 016 atiende a las víctimas de todas las violencias contra las mujeres. Es un teléfono gratuito y confidencial que presta servicio en 52 idiomas y no deja rastro en la factura. También se ofrece información a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y asesoramiento y atención psicosocial mediante el número de Whatsapp 600 000 016. Además, los menores pueden dirigirse al teléfono de ANAR 900202010.

Noticias relacionadas