INTERIOR

España reforzará sus controles en los aeropuertos con 500 policías más

  • El nuevo personal empezará a partir del 20 de junio para evitar el caos

  • Iberia denunció el lunes que 15.000 pasajeros habían perdido sus vuelos de conexión por la escasez de agentes en los controles

  • Interior defiende que hay 230 policías menos que en 2019 porque aún no se ha recuperado el tráfico aéreo

Colas en los controles policiales del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Colas en los controles policiales del aeropuerto de Madrid-Barajas.

2
Se lee en minutos

A partir del próximo 20 de junio, coincidiendo con el inicio de la temporada veraniega, España reforzará los controles de seguridad de sus 12 aeropuertos más importantes con 500 policías más. La decisión, que llega tras la denuncia de Iberia de que 15.000 pasajeros suyos habían perdido sus vuelos de conexión por la escasez de agentes en los filtros de seguridad, no cierra, sin embargo, el conflicto abierto entre Interior y las aerolíneas, pues ambos siguen cruzando acusaciones en una crisis abierta a las puertas de la temporada turística más importante del año.

El ministerio que encabeza Grande-Marlaska sostiene, a día de hoy, que ese refuerzo de 500 policías no se produce como respuesta a una falta de agentes, sino que es algo habitual de cara al verano. Las aerolíneas, con Iberia a la cabeza, llevan tiempo denunciando el impacto que está teniendo ese supuesto déficit de personal, pero desde el Gobierno optaron a principios de semana por ser contundentes en su respuesta y acusaron a las empresas de transporte aéreo de haber exagerado las cifras.

Actualmente, y sin contar esos 500 agentes anunciados como refuerzo, en los aeropuertos españoles hay 1.226 policías, 230 menos que en 2019. La justificación, según Interior, no es otra que el hecho de que el tráfico aéreo todavía no se ha recuperado a niveles previos a la pandemia y que el personal destinado se adjudica en función de las previsiones ofrecidas por Aena.

Además, otro factor a tener en cuenta es que durante la crisis del coronavirus Reino Unido ha abandonado la Unión Europea definitivamente, lo que ha provocado que el número de controles necesarios en las fronteras sea mayor para un país que aporta más del 20% de los turistas que llegan cada año a España. Durante estos últimos días, además, los británicos han tenido un importante puente festivo por el Jubileo de Platino que conmemoró los 70 años de reinado de Isabel II y por las vacaciones bimestrales de sus escolares, por lo que muchos han optado por aprovechar el buen tiempo y viajar fuera de su país.

Lo cierto es, en cualquier caso, que a día de hoy en los aeropuertos españoles se siguen viendo imágenes de atascos, en ocasiones de varias horas, para atravesar la frontera. Una circunstancia que no es exclusiva de España, pues durante las últimas semanas la imagen se ha repetido en capitales como Londres, Bruselas o Ámsterdam, pero que amenaza con empañar el primer verano desde 2019 en que la pandemia no parece que vaya a empañar un verano al que muchos sectores de la economía se agarran para su recuperación.

El aeropuerto más afectado por los retrasos, y por tanto el que recibirá un mayor refuerzo de personal, es el de Barajas, que contará con 189 policías adicionales, mientras que el de El Prat de Barcelona, con 89, y el de Palma, con 50, serán los otros dos más beneficiados. Los otros 172 agentes se repartirán entre los aeropuertos de Valencia, Alicante, Málaga, Ibiza, Lanzarote, Menorca, Tenerife Sur, Fuerteventura y Gran Canaria.

Noticias relacionadas