REFORMA DE LAS COTIZACIONES

Escrivá se abre a rebajar las cuotas a los autónomos con ingresos altos

La negociación entre el Gobierno y los agentes sociales entra en la recta final y podría cerrarse el próximo lunes

Escrivá se abre a rebajar las cuotas a los autónomos con ingresos altos
2
Se lee en minutos

La reforma del sistema de cotización para que los trabajadores autónomos coticen en función de sus ingresos entra en su fase definitiva. En la reunión de este lunes el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social ha acercado posturas con las organizaciones más representativas del colectivo y varias fuentes presentes en el cónclave auguran el cierre de la negociación entre el lunes que viene o el siguiente. El ministro José Luís Escrivá se ha abierto a rebajar la cuota a los autónomos de altos ingresos -no la de los ingresos más altos- para así atraer a ATA, la organización vinculada a la CEOE. Y, por el otro lado, pondera para su próxima propuesta rebajas también de la cuota mínima y así seducir a Upta y Uatae, vinculadas a UGT y CCOO, respectivamente. Según la última oferta que Escrivá se ha comprometido a cambiar, la cuota máxima estaba en 565 euros y la mínima en 245 euros mensuales.

"Se han realizado importantes avances", ha trasladado Seguridad Social en un escueto comentario tras la reunión de este lunes. El tiempo apremia y es que el compromiso firmado con la Unión Europea fue de tener cerrada esta reforma antes del 30 de junio. "Hemos tenido puntos de encuentro", ha manifestado el presidente de ATA, Lorenzo Amor, tras la reunión de este lunes. Una reacción notablemente diferente a las de citas anteriores y que muestra el acercamiento entre las posiciones patronales y las del Ejecutivo. A expensas de esa modificación entre los tramos superiores de cotización para que desde ATA le puedan dar el visto bueno a la propuesta.

"Vamos a esperar a la propuesta que nos mande el Gobierno", ha apuntado Amor. Escrivá ha ido modulando su reforma para que la patronal entrara al acuerdo, pasando inicialmente de un cambio de cotizaciones a desplegar a nueve años vista y con cuotas de hasta 1.125 euros, pasando al actual formato, que implica un cambio a tres años y con la cuota máxima en 565 euros mensuales. No obstante, la progresividad del cambio durante esos tres años y la posibilidad o no de acogerse a una tarifa plana para los nuevos autónomos -según la última propuesta solo podrían aquellos que ingresen por debajo del salario mínimo- son claves por cerrar de la negociación.

Aunque no solo el cabo de ATA y CEOE le falta por atar a Escrivá. Las organizaciones afines a los sindicatos continúan apretando y si habrá cambios para los tramos altos, también los quieren ellos para los bajos. Especialmente para los más bajos. "Los autónomos con peores rendimientos deben ser beneficiados con una rebaja aun mayor de la que el Gobierno nos ha puesto encima de la mesa", ha declarado el presidente de Upta, Eduardo Abad. "La propuesta del Gobierno puede y debe mejorarse mucho. No puede recaer el equilibrio del sistema en las rentas más bajas", ha afirmado el coordinador de UATAE Madrid, Miguel Vila.

Noticias relacionadas