CRISIS ENERGÉTICA

El mercado eléctrico sube desde hoy su precio máximo legal de 3.000 a 4.000 euros

Los mercados europeos están obligados a hacer este ajuste técnico empujados por la escalada provocada por la crisis energética, que fuerza a revisar los topes cuando se rebasan ciertos límites en la cotización.

Una torre de electricidad con el sol de fondo.

Una torre de electricidad con el sol de fondo. / José Luis Roca

3
Se lee en minutos

El Gobierno ultima el real decreto que le servirá para intervenir el mercado eléctrico y con ello contener la escalada de precios. Lo hará el próximo viernes en un Consejo de Ministros extraordinario que aprobará el mecanismo para fijar un precio máximo al gas y el carbón que se utilizan para producir electricidad para conseguir bajar la luz. En plena cuenta atrás para poner en marcha la medida, el mercado eléctrico mayorista sube el precio máximo legal desde este martes, forzado por la legislación de la Unión Europea.

La de este martes ha sido la primera sesión del mercado mayorista de electricidad -donde eléctricas, comercializadoras y traders compran y venden la energía que se consumirá al día siguiente- en la que se ha aplicado el nuevo tope de precios para las ofertas, que pasa desde los 3.000 euros hasta los 4.000 euros por megavatio hora (MWh). Un nuevo límite máximo que ya está vigente en el mercado español y en el resto de mercados eléctricos europeos. La aplicación de la nueva horquilla, de hecho, ha provocado problemas en uno de los mercados europeos para cerrar la casación de ofertas de compra y de venta de la energía y ha retrasado la publicación del resultado final de la sesión en el conjunto europeo, según confirman fuentes financieras.

La normativa europea establece que los límites de precios que pueden utilizarse en la comercialización diaria ha de revisarse si se superan ciertos límites (en concreto, si se supera el 60% del tope vigente). Así sucedió en Francia los pasados 3 y 4 de abril, cuando se registraron precios horarios de 2.712,99 euros y de 2.987,78 euros por MWh en plena ola de frío y con el parón de varias centrales nucleares.

Unos precios desorbitados que activó la revisión de los topes de la Metodología de Precios Máximos y Mínimos de Compensación Armonizados (PMCM) y que obliga a elevar 1.000 euros el precio máximo en los mercados mayoristas europeos (conocidos como pool) , como anticipó El Periódico de Catalunya (diario del mismo grupo editorial al que pertenece EL PERIÓDICO DE ESPAÑA).

Tras el cambio, la horquilla de precios que se admiten a negociación en los mercados eléctricos europeos oscilan entre un mínimo de -500 euros (sí, precios negativos) y el nuevo máximo de 4.000 euros por MWh. Diferentes fuentes del sector eléctrico y de los intermediarios financieros que participan en el mercado mayorista de energía dan por hecho que en el mercado español no se alcanzarán esos precios máximos y que se trata de un ajuste técnico para favorecer la operativa armonizada de los mercados europeos que no tendrá un efecto real en el pool español.

Hasta ahora, el precio máximo que se ha registrado en el mercado eléctrico español es de 544,98 euros por MWh como media diaria (el pasado 8 de marzo) y de 700 euros en una hora concreta (entre las 19.00 y las 20.00 horas de esa misma jornada). Y en varias ocasiones el precio del pool español se ha acercado a los 0 euros en momentos de baja demanda y de alta producción de energías renovables, pero no ha tocado los precios negativos como sí ha sucedido en otros mercados europeos.

España y Portugal se resistieron a aplicar las amplias horquillas de precios que exigía la Unión Europea e incluso llegaron a proponer a la Comisión Europea un sistema alternativo para llegar a los límites de manera muy progresiva y durante varios años. Hasta el pasado julio, los mercados ibéricos mantuvieron los límites entre los 0 y los 180 euros por MWh, pero desde entonces se aplican la misma horquilla que en el resto de mercados europeos.

Noticias relacionadas