REPUNTE DE LA INFLACIÓN

Los sindicatos piden medidas “ambiciosas” sobre los precios para facilitar el acuerdo de salarios

UGT y CCOO anticipan “intensas negociaciones” con el Gobierno antes del Consejo de Ministros del 29 para “influir en las decisiones” que se adopten contra la crisis

Los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, durante el acto de convocatoria de movilizaciones en todo el país el próximo 23 de marzo

Los líderes de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, durante el acto de convocatoria de movilizaciones en todo el país el próximo 23 de marzo / EFE

5
Se lee en minutos

La segunda mitad de marzo va a ser intensa en las mesas de negociación. A la que está en marcha entre sindicatos y patronales para alcanzar un pacto salarial, que avanza aunque no está ni mucho menos cerrada, se le va a sumar en los próximos días la que los agentes sociales abrirán con el Gobierno para diseñar las medidas anticrisis que se concretarán en el Consejo de Ministros del día 29. Aunque cada ámbito tiene sustantividad propia, según UGT y CCOO, también admiten que su vínculo es fuerte. Lo decía Unai Sordo (CCOO) claramente: “las medidas que se tomen, sobre todo en materia de contención de precios, y de precios energéticos, son muy importantes de cara a facilitar un acuerdo salarial en este momento”.

Así que el destino de una y otra negociación está ligados, y los próximos días serán decisivos para que se vaya aclarando si se alimentarán mutuamente para concluir con éxito. Dos hitos serán decisivos: el más cercano en el tiempo, la primera reunión entre agentes sociales y Gobierno para hablar de las medidas que el Ejecutivo baraja adoptar. La cita será el lunes, día 21 y probablemente “no será suficiente, por la importancia de los temas a tratar”, aclaran fuentes de la cúpula de los sindicatos. UGT y CCOO han dejado claro, eso sí, que no quieren ir simplemente a escuchar: "a nosotros no nos gusta ir a reuniones a que nos cuenten lo que van a hacer; queremos influir en esas decisiones", subrayaba el líder de CCOO.

El otro hito clave de la semana que viene es el Consejo Europeo del 24 y el 25, que establecerá el marco en el que los Estados podrán ejercer medidas de control de precios ante el repunte de la inflación propulsada por la invasión de Ucrania. Entre uno y otro pueden engrasar el pacto bipartito: “a la hora de negociar un acuerdo salarial, si no se toma ninguna medida sobre la inflación, difícilmente podremos prever a ciencia cierta dónde pueden acabar los precios, y eso tiene un gran peso [en la mesa de diálogo]”, explicaba Pepe Álvarez (UGT); “el acuerdo de salarios tiene que ver con un contexto, y ese contexto lo marca el paquete de medidas que el Gobierno anuncie el 29, o al que se comprometa antes con nosotros, y ojalá también con las organizaciones empresariales”, apuntaba Sordo.

No a la subyacente

Los líderes sindicales ha enfatizado, eso sí, que los ámbitos de negociación son diferentes y que el posible pacto de salarios no depende directamente de lo que suceda las reuniones de La Moncloa o de Bruselas: “no estamos esperando por nada; esos encuentros lo que nos van a ayudar a visualizar es a si vamos a entrar en un proceso de control de precios o no”, puntualizaba Álvarez.

En cuanto al contenido de la negociación con los empresarios sobre salarios, los líderes de UGT y CCOO han querido mantener la discreción a la que se han comprometido las partes en las últimas horas, y no han revelado nada de la marcha concreta del proceso. Lo que sí han dejado claro es que no se está barajando la opción de utilizar como referencia la inflación subyacente (la que no tiene en cuenta el precio de la energía, actualmente en el 3%), que es la propuesta que lanzó en las últimas horas el Banco de España: “no está encima de la mesa”, descartaba Sordo; “hablamos como siempre de la inflación interanual [ahora, en el 7,6%]" precisaba Álvarez. 

También han subrayado que para los sindicatos el acuerdo ha de incluir cláusulas de revisión salarial que ajusten los incrementos de sueldos al comportamiento de la inflación; si no, no habrá pacto de salarios, aseguran. El modelo de los sindicatos es fijar una subida inicial y adjuntarle esas cláusulas, que permitan “aunque sea de una manera flexible en el tiempo” que los trabajadores no acaben perdiendo poder de compra. “No hemos acabado de fijar los dígitos de subida, como solemos hacer, porque esta vez es mucho más importante mantener el poder adquisitivo. Cuanto más intenso sea el mantenimiento del poder adquisitivo, menos importante será el dígito [inicial de subida] que se fije en el acuerdo”, resumía el líder de UGT.

Decenas de manifestaciones el 23

Los sindicatos han presentado formalmente el llamamiento a manifestarse el día 23 de marzo -en la víspera del decisivo Consejo Europeo que estudiará medidas contra las subidas de precios-, una convocatoria orientada a presionar a Bruselas y a La Moncloa a que actúen para proteger a los más vulnerables y al tejido productivo del continente. Aunque los calendarios precisos están cerrándose aún, se prevén concentraciones por la mañana en los centros de trabajo y manifestaciones en las calles de las principales ciudades del país por la tarde. En Madrid, la marcha ya está fijada: será a las 18:00 entre las plazas de Atocha y Jacinto Benavente.

Entre las exigencias de los convocantes, recogidas en el correspondiente manifiesto, figuran el cambio del “irracional sistema marginalista de fijación del precio de la electricidad”, porque “no puede ser que los precios del gas marquen el precio de la electricidad que se genera a través de otras tecnologías más baratas”; también que se ponga fin “a los beneficios extraordinarios y abusivos de las empresas eléctricas y de hidrocarburos”, activar el mecanismo RED (los nuevos ertes aprobados con la reforma laboral) para proteger el empleo, controlar los precios de los alquileres y apoyar a los sectores productivos que más energía consumen. Además de los sindicatos, llaman a movilizarse las asociaciones de autónomos UPTA y UATAE, la confederación vecinal CEAV y la federación de consumidores FACUA. Los convocantes esperan lograr la adhesión de más organizaciones de la sociedad civil en los días que quedan hasta la protesta.

Noticias relacionadas