FÚTBOL

De Williams a Vinicius: la tarea pendiente del fútbol español contra el racismo

Vinicius, durante el Atlético-Real Madrid disputado el domingo en el Metropolitano.

Vinicius, durante el Atlético-Real Madrid disputado el domingo en el Metropolitano. / Rodrigo Jiménez / Efe

  • Los graves insultos recibidos por el brasileño antes del derbi del Metropolitano se suman a otros casos recientes por los que, hasta ahora, nadie ha sido condenado en un juzgado

  • El último informe de Antiviolencia cifra en 19 los "actos racistas, xenófobos e intolerantes" en la temporada 2019/20, jugada un tercio a puerta cerrada; en la anterior habían sido tres

5
Se lee en minutos

Todo comenzó con la ya célebre frase de Koke: "Si Vinicius baila, habrá lío". Una expresión de Perogrullo que, convenientemente agitada, amplificada y descontextualizada por terceros (irresponsabilidad de parte de la prensa incluida), ha acabado siendo aprovechada por la peor calaña del fútbol español para dar rienda suelta a su racismo. El derbi del Metropolitano llegó marcado por las actitudes racistas hacia el delantero brasileño y, al margen del resultado deportivo, será recordado por los bochornosos insultos de decenas de ultras rojiblancos en los exteriores del estadio: "¡Eres un mono, Vinicius eres un mono!".

Fuera del campo la actitud de los ultras del Atlético fue mucho más violenta y racista que dentro del estadio, donde los cánticos e insultos a Vinicius fueron por otros derroteros. En el fondo sur del Metropolitano, la instrucción fue clara desde el minuto uno. “Nos están vigilando y esperando, así que vamos a bajar un tonito”, exclamó con el megáfono un miembro del Frente Atlético antes del pitido inicial, según pudo comprobar desde el interior del estadio EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

Lanzamiento de objetos

El delantero brasileño arrancó el choque recibiendo una gran pitada que se repitió cada vez que tocaba el balón y lo acabó al grito de “tonto” tras una 'lambretta' fallida en el minuto 80, cuando el resultado era 0-2. Antes, cuando Rodrygo anotó el primer gol y bailó con su compatriota, varios aficionados lanzaron objetos hacia la piña de los jugadores del Madrid. El partido no se reanudó hasta que por megafonía se pidió evitar dichos actos, en un intento de calmar los ánimos poco efectivo.

“Vinicius, muérete” fue el otro cántico censurable que se pudo escuchar durante el derbi, después de un lance con Reinildo Mandava en el que el madridista acabó en el suelo cerca de los banquillos.

Los procedimientos para combatir lo sucedido se activarán, conforme a los protocolos establecidos, durante la semana. LaLiga elaborará, como hace con todos los partidos, un informe sobre lo acontecido en el interior del estadio, para su estudio por parte de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, más conocida como Antiviolencia. Pero en esta ocasión, y ante la gravedad de lo ocurrido, LaLiga también denunciará lo que ocurrido en los aledaños antes de que comenzara el partido, según ha podido corroborar este periódico.

Además, Movimiento contra la Intolerancia ha presentado este lunes una denuncia en la Fiscalía de Delitos de Odio por la "campaña racista" sufrida por Vinícius "en redes sociales, medios de comunicación y en los aledaños del Cívitas Metropolitano", según informa Efe.

Las consecuencias

¿En qué acabará todo? A nivel de club, no parece probable que el Atlético pague por lo sucedido. O no mucho. Acaso podría haber alguna sanción económica, pero ni siquiera hay muchas posibilidades de que eso ocurra. "No hay sanciones a los clubes si no existe una corresponsabilidad directa y hay pruebas que la sustenten", explican fuentes de Antiviolencia. Se entiende como tal, por ejemplo, que un club habilite espacio para que los ultras guarden material en el estadio, que alienten de alguna manera acciones violentas o que faciliten entradas a personas con antecedentes en este sentido.

Este tipo de sanciones se aplican siempre sobre ciudadanos particulares y la dificultad entraña siempre en demostrar que una persona concreta ha proferido un insulto concreto. Las imágenes grabadas por equipos de televisión sirven para esta labor, pero no siempre.

Un ejemplo concreto lo protagoniza, a su pesar, el propio Vinicius. En el Clásico del año pasado en el Camp Nou, un aficionado le llamó "macaco". Antiviolencia estudió las imágenes y la Fiscalía General del Estado, que cuenta con un representante en dicha comisión, abrió diligencias. Los Mossos llevaron a cabo la investigación pero recientemente cerraron el expediente al no ser capaces de localizar al infractor, pese a haber imágenes de él.

Iñaki Williams en Cornellá en enero de 2020, cuando recibió insultos racistas.

/ Archivo

De hecho, hasta el día de hoy ninguna persona ha sido condenada por un juzgado, acusada por un delito de racismo vinculado al fútbol. Eso, no obstante, podría cambiar en breve. El pasado jueves, precisamente, LaLiga anunció que solicitaría la apertura de juicio oral contra los radicales del Espanyol que en enero de 2020 profirieron insultos racistas contra el delantero del Athletic Iñaki Williams.

Esto se produce después de que el juzgado número dos de Primera Instancia de Cornellá de Llobregat trasladara al Ministerio Fiscal y a la propia LaLiga, como parte acusadora, las diligencias y actuaciones previas para que puedan solicitar dicha apertura del juicio oral contra los presuntos culpables de los insultos.

Se trata de dos aficionados del Espanyol que fueron identificados por los Mossos. El propio Williams acudió a ese juzgado a prestar declaración y ratificar los hechos hace año y medio, en marzo de 2021.

Más casos

Otros casos están todavía en marcha, en fase de investigación. En uno de ellos el protagonista vuelve a ser Vinicius, por hechos acontecidos en un Mallorca-Madrid y el otro es Nico Williams, hermano de Iñaki, por insultos racistas recibidos en un Betis-Athletic. Ambos sucesos tuvieron lugar el mismo fin de semana, el del 13 y 14 de marzo de 2022. Carlos Akapo también recibió este tipo de menosprecios días antes, en un Granada-Cádiz.

Y aunque la sensación general pueda ser que la situación ha ido mejorando con respecto a años atrás, los datos lo desmienten. El último informe publicado por Antiviolencia es el de la temporada 2019/20, en la que se denunciaron 19 "actos racistas, xenófobos e intolerantes" en recintos deportivos frente a los tres de la campaña anterior. Un incremento sustancial y más aún teniendo en cuenta que un tercio de la temporada 19/20 se jugó con las gradas vacías por la pandemia.

Sí, el deporte y la sociedad española todavía tienen mucho trabajo por hacer para erradicar el racismo.

Noticias relacionadas