MÁS POR MENOS

Cómo ahorrar en Navidad con platos más económicos (pero igual de ricos)

Desde el aperitivo al postre, pasando por los platos principales

Mejillones en escabeche sobre patata frita, un entrante pintón.

Mejillones en escabeche sobre patata frita, un entrante pintón.

4
Se lee en minutos

Es acercarse la Navidad y la cartera echarse a temblar. Son días de acudir al mercado con el susto en el cuerpo ante el precio que alcanzan ostras, besugo, cordero... Pensando en el bolsillo, aquí van unas propuestas de platos para seguir comiendo igual de bien pero gastando menos.

Miguel Ángel Alonso es cocinero de La Bodeguita del Arte, un restaurante situado frente al madrileño Parque del Retiro en Madrid, especialista en platos de cuchara y escabeches. Su recomendación barre para casa: "Si no queremos comprar marisco demasiado caro, podemos hacernos con unos buenos mejilllones y currarnos un escabeche rico. Podemos presentarlos encima de una patata frita artesanal de calidad y con un poco de ralladura de lima. Quedan brutales". Si tenemos unos langostinos congelados también podemos presentarlos con una salsa que marque la diferencia. "Preséntalos con una salsa tártara que lleve alcaparra y la parte verde de la cebolleta picadas, pepinillo troceado, mostaza, huevo y mahonesa. Todo el mundo se quedará encantado”.

Marina Rivas, chef y coautora junto a Inés Ortega de libros como ‘Nuestros menús’ o ‘La cocina de las cuatro estaciones’, propone un aperitivo a base de “una buena crema hecha con aguacate de Málaga, que está en plena temporada. Emplea tartaletas individuales y viértela dentro. Acompaña con un poquito de aceite de oliva virgen extra, cilantro y un toque de limón… Puedes decorarlo con unas semillas de granada, que es una fruta de temporada para que te queden muy muy bonitas”. ¿Una ensalada pintona sin necesidad de recurrir a ingredientes subidos de precio? Miguel Ángel Alonso propone comprar "unas endivias y currarse una salsa de roquefort con nata para servirlas. Puede quedar muy rica". 

Una sopa de marisco con buen fumet no tiene por qué ser cara.

/ Rafa Prades

PASTEL DE ESPINACAS Y SOPA DE MARISCO ‘LOW COST’

Rafa Prades, chef y formador gastronómico, acaba de publicar el libro “Cocina de repitajos”, donde precisamente se centra en cocinar con sobras (esos “repitajos” del título) para hacer bandera del aprovechamiento. ¿Un entrante baratito y pintón para Navidad? “Un pastel de espinacas y piñones con huevo batido. Una vez cuajado al horno se presenta con una salsa rosa y queda muy bien”.

Otra de las alternativas de Prades tiene que ver con la sopa de marisco. “La clave en estas sopas reside en tener un buen fumet; un fondo con potencia. Mi recomendación es congelar los días previos cabezas y espinas de pescados que vayamos consumiendo. Aprovechando todo ese descarte, hacemos un buen fumet para Navidad con unas hebritas infusionadas de azafrán que le darán un color amarillo espectacular. La carne de las cabezas de pescado y alguna gamba, mejillón o chirla que tengamos serán los tropezones perfectos para una sopa de caerse de espaldas”. 

El solomillo de cerdo, sabrosa alternativa al cordero.

/ Pixabay

LUBINA EN LUGAR DE MERLUZA, POLLO Y CERDO

Como alternativa a la merluza -y a los previos prohibitivos que puede alcanzar en estas fechas-, Prades propone preparar una lubina rellena de gambas y champiñones. “Primero hay que desespinar la lubina y quitarle la cabeza y luego rellenarla con champiñones y gambas que previamente habremos salteado en la sartén. Atamos el pescado y horneamos durante 15 minutos. Un plato riquísimo y muy vistoso”. A Miguel Ángel Alonso también le convence elegir unos buenos lenguados y prepararlos “al horno con una picada de ajo y perejil. Quedan estupendos y no les hace falta más”.

Para la carne, Rafa Prades no tiene dudas: adiós pavo, hola pollo de corral. “La clave aquí es hacerlo relleno de carne picada, paté de hígado de lata para darle untuosidad y grasa, un chorrito de coñac o Pedro Ximénez, pasas, orejones… Después, lo ligamos todo con huevo batido y espesamos con pan rallado. Así de fácil y de rico”. Marina Rivas, por su parte, anima a recuperar alguna receta de antaño y proponer así algo diferente. También opta por el pollo, pero en pepitoria, para sorprender a los invitados. En lugar de cordero, Miguel Ángel Alonso propone preparar un buen solomillo de cerdo al horno. "Es una carne que siempre se va a quedar jugosa y que resulta mucho más económica. Prepárala con unas patatas panaderas a lo pobre, con ajo muy picadito, un chorrito de vinagre, otro de vino blanco y cebolla en juliana”.

La mousse de turrón, dulce receta de aprovechamiento.

/ Pixabay

Y si no estamos dispuestos a dejarnos el sueldo en una tarta carísima, Alonso tiene una solución diferente y, sobre todo, muy original. "Compra pasta de almendra, que cuesta nada y menos, y haz una sopa dulce con ella. Infusiona la pasta con leche y azúcar al gusto para conseguir una mezcla con un sabor a almendra tremendo. Una vez que esté lista, añades rebanadas de pan tostado dentro de la sopa y un toque de canela. Un postre muy distinto a todo y muy económico”. Marina Rivas anima a recuperar los trozos de turrón a medida que pasa la Navidad y preparar una mousse con todo el sabor de la Navidad… pero muy poco coste extra. Con estas ideas, la cuesta de enero no parece tan empinada.

Noticias relacionadas