GALICIA

Diez muertos, 11 desaparecidos y tres supervivientes en el naufragio de un pesquero gallego en Canadá

A bordo del Villa de Pitanxo faenaban 24 tripulantes | Se localizaron cuatro balsas salvavidas, dos de ellas vacías

La Xunta confirma la muerte de 7 marineros en el naufragio de un pesquero en Terranova

Agencia ATLAS

Lara Graña / Adrián Amoedo / A. L.

El pesquero Villa de Pitanxo, de 50 metros de eslora, naufragó la madrugada de este martes en aguas próximas a Canadá, en el caladero NAFO. El buque, de Grupo Nores (Marín), se encontraba a unas 250 millas de la costa. A bordo iban 24 tripulantes: tres han sido rescatados con vida, diez cadáveres se han podido recuperar y otros 11 personas permanecen desaparecidas, según ha informado a FARO DE VIGO, diario que pertenece a este mismo grupo, Prensa Ibérica, el teniente comandante Brian Owens, que coordina todo el operativo. El buque todavía no ha sido localizado.

Mapa de la zona del naufragio.

Mapa de la zona del naufragio.

La tripulación estaba compuesta por 16 personas, de los que 10 son nacidos en España y el resto nacionalizados, provenientes de Perú y de Ghana. Los ocho extranjeros son nacionales de esos dos países, cinco del latinoamericano y tres del africano. En cuando a los 10 españoles de nacimiento, tres son de Marín, otros tantos de Cangas, y los cuatro restantes son de Moaña, Bueu, Huelva (aunque probablemente llevase años residiendo en Galicia) y otro, un observador del Instituto Español de Oceanografía (IEO), era canario. 

Justo después de la medianoche, hora local de Terranova, se informó al Centro de Coordinación de Emergencias de una señal EPIRB (radiobaliza de localización) de un barco pesquero, aproximadamente a 250 millas náuticas al este de St. John's, NL. Un helicóptero CH149 Cormorant, un avión C130 Hércules, CCGS Cygnus y varias embarcaciones ocasionales recibieron la tarea de ayudar.

"A las 5 de la mañana [hora española] se perdió el contacto, saltó la baliza. Hasta hace poco no teníamos ningún tipo de información", explicaba Maica Larriba, subdelegada del Gobierno en Pontevedra. Según el relato de los hechos, la situación en Terranova era muy mala. Se movilizaron barcos y helicópteros y se divisaron cuatro balsas salvavidas, dos vacías, en una de ellas solo tres supervivientes en estado de shock hipotérmico. En al menos una de las balsas se han recuperado cuerpos, fallecidos presumiblemente por hipotermia y se siguen buscando supervivientes. Las cifras oficiales apuntan a siete cadáveres recuperados y otros 14 marineros aún desaparecidos. En la zona están pesqueros de capital gallego y el portugués Novo Virgem da Barca. El Río Caxil también se dirigió a ese caladero para tratar de rescatar supervivientes.

Primeros testimonios de familiares y allegados de los náufragos de Terranova: "Nos dicen que se sabrán más datos en dos o tres días"

F. M. / R. V.

La tragedia ha impactado de lleno en la comarca de O Morrazo. Según ha indicado la Consellería do Mar, tres de los tripulantes provenían de Cangas, otros tres de Marín y dos más de Bueu y Moaña, respectivamente. La Xunta de Galicia ha ofrecido un equipo de psicólogos de la Dirección Xeral de Emerxencias a la empresa armadora, Grupo Nores, y a familiares de la tripulación del barco.

La ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha explicado tras el Consejo de Ministros que el Gobierno está siguiendo "con inquietud y preocupación" las tareas de búsqueda y de rescate de la tripulación del citado barco. Ha precisado que el Ejecutivo está en coordinación y permanente contacto con los servicios de rescate. La portavoz ha pedido especial prudencia en la información por los familiares de las personas que se encuentran en el barco.

Imagen del satélite con la última imagen recibida del barco.

Imagen del satélite con la última imagen recibida del barco.

La tragedia sorprendió al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, de viaje a Madrid para participar en el comité ejecutivo nacional del PP para evaluar los resultados electorales en Castilla y León. Sin embargo, el mandatario rechazó todas las preguntas políticas de la prensa y solo se refirió al naufragio para ratificar la información adelantada por FARO sobre el incremento en el número de cuerpos recuperados. "No voy a hacer ninguna declaración porque no tengo la cabeza en el Partido Popular sino en las familias que han probablemente perdido a sus seres queridos y en la angustia de las personas desaparecidas; les pido respeto por esas familias", ha manifestado.

Según Núñez Feijóo, el embajador en Canadá también le ha informado de que hacia la zona del hundimiento "salía un buque dotado con todas las características técnicas para el rescate y también hay un helicóptero". El presidente gallego ha entablado contacto con la ministra de Transportes y el representante diplomático español en el país norteamericano. El compromiso es actualizar la información a medida que se vaya confirmando. Están activados los canales diplomáticos con Montreal y Terranova para poder facilitar cualquier noticia a las familias lo antes posible.

La armadora desconoce “las causas que pudieron motivar el naufragio”

Grupo Nores, la empresa armadora del "Villa de Pitanxo", ha comunicado que “se desconocen por el momento las causas que pudieron motivar el naufragio”. “Todos los esfuerzos de la casa armadora están centrados en el rescate de la tripulación”, ha zanjado Nores sobre el “desafortunado y lamentable suceso”, como señalan desde ARVI.

Una tragedia para toda la comarca

La alcaldesa de Marín, María Ramallo, también ha comparecido tras conocer la trágica noticia. "Para Marín es un día muy difícil; es una tragedia de una magnitud que no recordábamos, un naufragio que no solo afecta al municipio, también a Bueu y a toda la comarca de O Morrazo", ha declarado.

La regidora, que permanece en contacto con la delegación de Gobierno y la Consellería do Mar, ha explicado que se encuentran a la espera de tener más datos "y más certezas para transmitírselas, sobre todo, a esas familias que mientras esperan desesperan ante un accidente de tamaña magnitud".

También el presidente de la Autoridad Portuaria de Marín, José Benito Suárez Costa, se ha sumado a las condolencias y ha mostrado "la absoluta consternación de toda la comunidad portuaria". "Estamos totalmente sobrecogidos por lo sucedido, más cuando afecta a uno de los nuestros: a una casa armadora de Marín, una empresa que emplea a muchas personas de la zona y a un armador que además es parte del Consejo de Administración de este Puerto", ha afirmado.

También ha trasladado que han contactado con el armador para ofrecerles la colaboración que esté en manos del Puerto. "Son uno de los nuestros y sentimos lo que ha pasado como parte de la familia del mar". Ha acabado con un mensaje para las familias de los marineros, a las que ha trasladado "todo el calor y cariño".