Turbulencias en la red social

Twitter lanzará un modelo de pago más caro y sin anuncios

La red social capitaneada por Elon Musk ha perdido 500 anunciantes y ha visto como sus ingresos se han desplomado un 40%

Twitter lanzará un modelo de pago más caro y sin anuncios
1
Se lee en minutos
Carles Planas Gou

Elon Musk sigue rebuscando fórmulas para que Twitter obtenga más ingresos. El propietario de la plataforma ha anunciado que lanzarán una nueva opción de suscripción "de mayor precio" para los usuarios quieran usar la aplicación sin tener que ver anuncios.

En una serie de tuits, el controvertido empresario ha criticado que los anuncios son "demasiado frecuentes y demasiado grandes" y ha asegurado que tomarán medidas en esa dirección.

La propuesta de Musk llega en un momento crítico para Twitter. Desde que tomase el control el pasado octubre, la red social del pajarillo ha visto como 500 de sus principales anunciantes han paralizado sus inversiones, lo que ha hecho que los ingresos diarios de la compañía hayan caído un 40% respecto al año anterior, según avanzó la semana pasada una exclusiva de 'The Information'.

El pasado 10 de diciembre, Twitter ya anunció el lanzamiento de Twitter Blue, su plan de suscripción. Por 11 dólares al mes, los usuarios pueden desde entonces comprar el pin azul de verificación de su cuenta, así como la posibilidad de editar sus tuits y amplificar sus mensajes por encima del de los usuarios que no pasen por caja.

Momento complicado para Musk

Noticias relacionadas

Todo ello ha llevado a Musk a tomar una serie de medidas a la desesperada, como dejar de pagar el alquiler de las oficinas de Twitter e incluso poner a subasta el material que había dentro, incluido el mobiliario. La compañía incluso está ofreciendo publicidad gratis en su espacio para tratar de recuperar a parte de esas empresas, cuya inversión publicitaria es esencial para el negocio de Twitter.

Musk vive un momento complicado. Sus constantes polémicas al frente de Twitter han contribuido al desplome de las acciones de Tesla, lo que le ha llevado a convertirse en la primera persona de la historia en perder una fortuna de 200.000 millones de euros. El negocio de la red social no mejora y a finales de mes tiene que hacer frente al primera pago de intereses de la deuda de 13.000 millones que contrajo para poder financiar la compra de Twitter. Según avanzó el 'Financial Times', para abonar los 1.500 millones que debe en enero, Musk podría optar por vender más acciones de Tesla o incluso por declarar la bancarrota de Twitter.