INVESTIGACIÓN

El velo de silencio que envuelve la enfermedad inflamatoria intestinal: "Sigue siendo una desconocida"

  • Cerca de 360.000 españoles tienen una dolencia se diagnostica normalmente en pacientes jóvenes, antes de los 30 años

  • El Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) arranca su congreso anual y su presidenta, la doctora Ana Gutiérrez, pide mayor visibilidad para una enfermedad de origen desconocido

Casi 360.000 españoles tiene enfermedad inflamatoria intestinal.

Casi 360.000 españoles tiene enfermedad inflamatoria intestinal.

5
Se lee en minutos

Cerca de 360.000 españoles tienen enfermedad inflamatoria intestinal. La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, son sus dos caras. Se diagnostica, generalmente, en pacientes jóvenes, antes de los 30 años y, en nuestro país, la incidencia en la población general ha sido una incógnita hasta no hace mucho. Una enfermedad muchas veces invisible, de la que todavía no se sabe con certeza las causas que la provocan. Siguen siendo desconocidas. La dieta, los factores genéticos, ambientales e incluso, el exceso de higiene, son algunas de las razones que podrían estar detrás de una dolencia más común en los países desarrollados y en las zonas urbanas.

Así lo explica a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA la doctora Ana Gutiérrez, nueva presidenta del Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU) que arranca este jueves su congreso anual. Una 33 reunión que tiene lugar en Madrid y una ocasión, explica la doctora Gutiérrez -responsable de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) del Servicio de Aparato Digestivo del Hospital General Universitario de Alicante y jefa de Sección del Servicio de Gastroenterología de este centro desde 2020-, en la que los especialistas podrán ponerse al día sobre las últimas investigaciones en torno a una enfermedad que "es invisible en muchos casos".

En España la colitis ulcerosa es más frecuente que la enfermedad de Crohn: 58% frente al 42%.

Con datos de la mayor entidad de pacientes, la Confederación ACCU, en España la colitis ulcerosa es más frecuente que la enfermedad de Crohn -58% frente al 42%-, y se espera que esta diferencia aumente ligeramente en los próximos años. Las dos se caracterizan por ser enfermedades del intestino, inflamatorias y crónicas, que evolucionan en brotes y periodos de remisión. Ambas alteran la capacidad del organismo para digerir los alimentos y absorber los nutrientes. Algunos síntomas son: diarrea, sangre en las heces, cansancio, dolor abdominal, pérdida de apetito o de peso y fiebre.

La foto de la enfermedad

En 2021, un estudio -EpidemIBD- reveló, por primera vez, la incidencia real de la enfermedad en España. Una realidad hasta entonces no muy conocida. Con información de la confederación de pacientes se sabe, por ejemplo, que afecta por igual a hombres y mujeres y que es más común en los países desarrollados y en las zonas urbanas. También que, en España, ha aumentado el número de casos en las últimas décadas. O que la enfermedad de Crohn se ha duplicado en niños menores de 10 años desde 1996.

Con datos de un estudio de 2021, la incidencia era mayor a la descrita antes en España y similar a la observada en países del norte de Europa.

El mencionado estudio -en el que trabajaron de forma conjunta más de cien unidades distribuidas por todo España, con un área de referencia de más de 22 millones de adultos, lo que le convierte en una de las investigaciones más amplias a nivel mundial sobre la epidemiología de una enfermedad- incluyó a más de 3.600 pacientes recién diagnosticados a lo largo del año 2017 y se reveló una incidencia (número de casos/100.000 habitantes/año) de 16: 7,5 para la enfermedad de Crohn y 8 para la colitis ulcerosa. Los datos, apunta la doctora Gutiérrez, tendrán continuidad.

Los números eran superiores a lo descrito previamente en España y similares a lo observado en países del norte de Europa. Extrapolando las cifras, se estimó que cada año se diagnostican en nuestro país aproximadamente 10.000 nuevos casos de enfermedad inflamatoria intestinal.

La investigación apunta al modo de vida y a la alimentación, como los factores que justificarían que haya más casos en países en vías de desarrollo.

La jefa de Sección del Servicio de Gastroenterología del Hospital de Alicante, que participa en múltiples estudios y ensayos clínicos nacionales e internacionales en esta dolencia, explica que esa investigación apunta al modo de vida y a la alimentación, como los factores que justificarían que haya más casos en países en vías de desarrollo. En niños, es Canadá el país que registra más casos. Pero, apunta la médico, en Latinoamérica o el sudeste asiático, se está viendo actualment, que también sube esa incidencia "porque el estilo de vida se asemeja cada vez más al nuestro. Es un problema global".

Las causas del aumento de casos

La especialista apunta a la dieta, a los factores ambientales -como la polución-, al tabaco -que supone un mayor riesgo de enfermedad de Crohn- o a la teoría de la higiene excesiva en los niños más pequeños, que se relaciona con una exposición cada vez menor a los gérmenes, como las causas que han provocado un incremento de casos. Un desafío admite. Si se habla de dieta, el consumo de alimentos ultraprocesados o comidas ricas en hidratos de carbono contribuye al aumento de una enfermedad que, advierte, no se debe olvidar que tiene una base genética. La dieta mediterránea, siempre ayudará a los pacientes, asegura.

La doctora Ana Gutiérrez, presidenta de GETECCU.

/ GETTECU

Noticias relacionadas

La médico abunda: si se habla de alimentación, en los hospitales, cada vez más unidades cuentan el apoyo de endocrinos y nutricionistas, una figura que muchos pacientes consideran imprescindible para ayudarles en su día a día. Sin embargo, precisa, hay personas que con la misma exposición a esos factores que pueden ser los causantes de la enfermedad, no la van a desarrollar. No se puede olvidar, apunta, que tiene un componente inmune.

El coste de los fármacos utilizados para el tratamiento enfermedad inflamatoria intestinal implican otro reto.

Indica la especialista que el incremento de la incidencia y el coste de los fármacos utilizados para el tratamiento enfermedad inflamatoria intestinal implican otro reto. "Afortunadamente, el arsenal terapéutico para nuestros pacientes se está desarrollando rápidamente y cada vez contamos con más fármacos", añade. En la reunión anual que el grupo que ella misma preside celebrará estos días en Madrid se abordarán todas estas cuestiones. La investigación y la docencia, concluye la doctora Gutiérrez, son dos de los pilares de su grupo de trabajo. El objetivo, apuntala, saber más de una todavía muy desconocida dolencia.