EN PERSONAS NO VACUNADAS

Un estudio relaciona niveles altos de una proteína en saliva con mayor probabilidad de sufrir covid grave

  • La investigación, publicada por la revista Journal of Infection, podría abrir la puerta a futuras estrategias para identificar a personas con más riesgo de padecer enfermedad grave.

Una proteína en la saliva, relacionada con covid.

Una proteína en la saliva, relacionada con covid. / EPE

3
Se lee en minutos
EPE

Tener niveles más altos en la saliva de la proteína ACE2 -la puerta que utiliza el virus SARS-CoV-2 para entrar en las células humanas- está relacionado con una mayor probabilidad de sufrir una infección grave por covid en personas no vacunadas. Así lo determina un estudio realizado por el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Infecciosas (CIBERINFEC), del Instituto de Salud Carlos III, y coordinado por investigadores de los institutos de investigación de los hospitales públicos madrileños Ramón y Cajal (IRYCIS) y La Paz (IdiPAZ) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

La investigación, publicada por la revista Journal of Infection, podría abrir la puerta a futuras estrategias para identificar a personas con más riesgo de sufrir covid grave así como para el desarrollo de estrategias terapéuticas para reducir tanto la susceptibilidad, como un peor curso de la enfermedad. Se trata de un estudio colaborativo realizado por investigadores del área de Enfermedades Infecciosas del CIBERINFEC.

La enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2) es la puerta que utiliza el virus para entrar en las células humanas.

El estudio relaciona tener niveles más altos en la saliva de la proteína ACE2, que es la responsable de que el virus SARS-CoV-2 penetre en las células, con una mayor susceptibilidad a la infección y con mayor riesgo de desarrollar covid-19 grave en pacientes no vacunados. La enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), explican desde el Hospital La Paz, es la puerta que utiliza el virus para entrar en las células humanas.

Esta enzima se expresa en las membranas celulares de distintos tejidos del cuerpo, incluidos los alveolos pulmonares y las mucosas oral, nasal y nasofaríngea, lo que explicaría por qué la transmisión respiratoria directa de persona a persona es el principal medio de contagio del SARS-CoV-2.

Más gravedad en mayores

Desde el centro sanitario detallan que distintas investigaciones han venido avalando el papel de ACE2 en el origen y desarrollo del coronavirus y, de hecho, el incremento de la expresión de esta proteína con la edad podría explicar la mayor gravedad de la enfermedad en la población mayor, aunque los investigadores advierten que es una teoría que no se ha confirmado completamente.


/ EPE

El equipo de investigadores analizó la expresión de ACE2 en saliva en diferentes segmentos de población, en un amplio rango de edad y estado de la enfermedad, diferenciando dos grupos: las personas infectadas y las expuestas al virus, pero no infectadas. Los casos se estudiaron entre abril y junio de 2020 -antes de que comenzara la vacunación- y se incluyeron datos de 153 pacientes, (74 adultos y 79 niños) de los hospitales madrileños Ramón y Cajal, La Paz y 12 de Octubre.

Los resultados de este trabajo permitieron observar que existe una correlación entre la actividad de ACE2 en saliva y la susceptibilidad al SARS-CoV-2 y la gravedad de la covid-19 en personas no vacunadas. Tanto los niños como los adultos con baja susceptibilidad a la infección mostraron niveles de ACE2 en saliva inferiores.

Los investigadores han podido confirmar que la actividad de la ACE2 en saliva es menor en niños.

Analizar en paralelo niños y adultos, indican los investigadores, ha aportado "un enfoque muy original", ya que desde el comienzo de la pandemia llamó la atención la menor vulnerabilidad de los niños al coronavirus y han podido confirmar que la actividad de la ACE2 en saliva es menor en niños.

El estudio ha estado coordinado por Sergio Serrano del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Ramón y Cajal (IRYCIS) y en él participan el grupo de Pediatría y Enfermedades Infecciosas de Cristina Calvo del Instituto de Investigación del Hospital La Paz (IdiPAZ) y el grupo de Manuel Ferrer del Instituto de Catálisis del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Noticias relacionadas