ALERTA SANITARIA

Hepatitis en niños: ¿están un adenovirus y el levantamiento de las restricciones tras el aumento de casos?

La hipótesis que cobra más fuerza es que haya menores que, tras la pandemia y el fin de las mascarillas, estén más expuestos a un patógeno que causa un amplio rango de enfermedades y los cuadros, algunos graves, que se han reportado

Una imagen de la campaña de vacunación covid en Valencia.

Una imagen de la campaña de vacunación covid en Valencia. / Joaquín Reina

5
Se lee en minutos

Es la hipótesis que cobra más fuerza, pero todavía está en investigación, matizan los expertos. Que, tras el aumento de los casos de  hepatitis aguda infantil de origen desconocido que están reportando varios países, entre ellos España, no sólo esté un adenovirus, sino que los niños -más protegidos por las mascarillas que se vieron obligados a llevar durante la pandemia del covid-19- estén ahora más expuestos a este patógeno que causa un amplio rango de enfermedades y los misteriosos cuadros que se están registrando.

En total, al menos 228 casos en 20 países diferentes. Un aumento que desconcierta a los médicos y les está generando preocupación, admite a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA la doctora María Buti, de la Asociación Española para Estudios del Hígado (AEEH).

Este mismo lunes, la Organización Mundial de la Salud (OMS)  aseguraba que la subida de los casos de la hepatitis aguda infantil  es un tema "muy urgente" al que están dando "prioridad absoluta". "Es muy urgente y le estamos dando prioridad absoluta a esto y a trabajar muy estrechamente con el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) en la gestión y coordinación", indicaba desde Lisboa el director regional de Emergencias de la OMS, Gerald Rockenschaub. Con datos del martes, la OMS notificaba al menos 228 casos y los países afectados son ya una veintena, casi el doble de los reportados hace 10 días.

Entre el 1 de enero y el 29 de abril de 2022, en España se han detectado 22 casos en investigación de hepatitis grave no filiada en menores entre 0 y 16 años.

Entre el 1 de enero de 2022 y el 29 de abril de 2022, en España se han detectado 22 casos en investigación de hepatitis grave no filiada en personas entre 0 y 16 años sin vínculo epidemiológico entre ellos, según informaba el pasado viernes el Ministerio de Sanidad. De los inicialmente notificados (informe del 22 de abril), se han descartado 3. En cuatro casos de ocho analizados, en los que se dispone de resultados, se obtuvo una prueba positiva para adenovirus.

En un caso, según la misma información del Ministerio, se ha podido determinar, mediante secuenciación genómica en el Centro Nacional de Microbiología, que el adenovirus es tipo 2 y el resto están pendientes de resultados. Según ha explicado el ministerio que dirige Carolina Darias, los servicios de epidemiología están aplicando un cuestionario exhaustivo a todos los casos identificados hasta la fecha, sin que hasta el momento se haya encontrado una causa común

Una investigación activa

Desde la Asociación Española para Estudios del Hígado (AEEH), matriz de la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España (AEHVE), su expresidenta, la doctora María Buti, también colaboradora del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, admite que en las organizaciones internacionales existe "preocupación" por el aumento en el número de casos. "Eso es lo que ha transmitido la OMS y porque, además, hay un número de casos de niños que, aunque son pocos, han necesitado un trasplante hepático y eso es una muestra de gravedad y preocupación", señala la especialista.

La médico repasa lo que se sabe hasta el momento. Que se ha registrado "un aumento muy importante de casos" de esa hepatitis aguda de causa no conocida. Hasta el pasado 21 abril, 169 casos en el mundo, detalla. Actualmente, según datos de la OMS, ya son al menos 228. Otros 50 casos sospechosos están siendo investigados y, al menos cuatro regiones, están afectadas (la mayor parte de los casos se reportaron en Europa, pero también ha habido notificaciones en América, Asia-Pacífico y Asia Meridional).

Los diez primeros fueron notificados por el Reino Unido al organismo internacional el 5 de abril, en niños menores de diez años sin dolencias previas, y desde entonces también se han detectado contagios en España, Israel, Dinamarca, Italia, Estados Unidos y Bélgica, entre otros países.

"Algún niño habría necesitado un tratamiento especializado en unidades de hígado y, en algún caso, un trasplante", señala la doctora Buti.

"Alguno de estos niños habría necesitado un tratamiento especializado en unidades de hígado y, en algún caso, un trasplante. La mayoría debutaron con cuadro gastrointestinal, diarrea, vómitos, molestias intestinales... Unos días antes de presentar hepatitis aguda. A raíz de esto, tanto en la OMS como en la ECDC, se creó una alerta y se definieron los casos probables: niños de menos 16 años, con cuadro de hepatitis aguda, con elevación de valores de transaminasas superiores a 500 y en esto ha estado trabajando la OMS. En la definición de estos casos para que se puedan reportar y esto pueda ser de ayuda para saber la causa", indica la doctora Buti.

"En Reino Unido han visto que los niveles circulantes de adenovirus son más elevados que hace uno o dos años", indica la portavoz de la Asociación Española para Estudios del Hígado.

Entre las causas que se barajan, añade, la hipótesis con "más posibilidades -pero no confirmada, porque está todavía en investigación, matiza- es que, detrás, está un adenovirus". Se basa en que, sobre todo en el Reino Unido, que es donde se han registrado más casos, en un 75% de estos niños se detectó este patógeno. "Y han visto que los niveles circulantes de adenovirus son más elevados que hace uno o dos años", indica la portavoz de la Asociación Española para Estudios del Hígado .

Los niños, más expuestos tras la pandemia

Noticias relacionadas

Es entonces cuando la especialista se cuestiona: "¿Por qué el adenovirus ha podido producir esto?. Si finalmente el agente etiológico causante es un adenovirus, quizá es porque estos niños -debido a la pandemia y a las mascarillas, precisa- han estado menos expuestos al adenovirus y ahora (al estar más expuestos) puede producir estos cuadros", explica la médico.

Niños con mascarilla en una clase.

/ EPE

Pero, además, apunta que las autoridades sanitarias barajan otros "otros factores que puedan explicarlo, como un tóxico, un fármaco o algo más en el ambiente que interactuase con el adenovirus. En este caso, no hablo de nada en concreto porque está en investigación, pero piensan que podía haber un cofactor", señala la médico. Aprovecha para lanzar un mensaje de cautela, pero admite que existe inquietud. Además, indica que es normal que, a medida que han ido pasando los días, se hayan reportado más casos. "Si hay una alerta se busca y se encuentra más que cuando no se hace", concluye.