CORONAVIRUS

¿Cómo descubrir el síndrome post-COVID que todavía sufren 1 de cada 7 niños?

Aunque los más pequeños suelen pasar la infección de forma leve, un estudio revela que "un porcentaje preocupante de los niños presentaba síntomas prolongados después de la COVID-19”.

¿Cómo descubrir el síndrome post-COVID que todavía sufren 1 de cada 7 niños?
3
Se lee en minutos
Rebeca Gil

Un porcentaje relevante de la población pediátrica presenta síntomas prolongados después de la COVID-19.

Así lo demuestra un estudio multicéntrico coordinado por un equipo del área de Enfermedades Infecciosas del CIBER (CIBERINFEC), el grupo de Pediatría del Hospital La Paz y el Instituto de Investigación Hospital Universitario La Paz (IdiPAZ).

Este trabajo, publicado la revista Acta Paediatrica y que investigó por primera vez la incidencia del síndrome post-COVID en menores españoles, detectó que hasta uno de cada siete niños positivos en SARS-CoV-2 (14,6%) seguía con algún síntoma transcurridas más de 12 semanas desde el diagnóstico. 

A este porcentaje hay que sumarle otro 18,6% que presentó sintomatología transcurridas de 4 a 12 semanas desde la infección.

La Covid-19 en niños

En general, los niños infectados por el SARS-CoV-2 suelen pasar la enfermedad de forma más leve y menos grave que los adultos. Además, las probabilidades de que acaben ingresados por esta causa son más bajas. 

Pero a pesar de ello, un pequeño porcentaje ha experimentado síntomas graves durante la fase aguda.

El principal síntoma ha sido la neumonía, pero también el síndrome inflamatorio multisistémico en niños, que conlleva en muchos casos el ingreso en la unidad de cuidados intensivos pediátricos.

Un estudio detecta un porcentaje preocupante de niños que presentan síntomas post-COVID-19 /

1 de cada 7 niños siguen con síntomas pasadas 12 semanas

Tras la infección aguda por SARS-CoV-2, los síntomas pueden prolongarse y, en este sentido, la OMS ha identificado como síndrome post-COVID a aquellos casos en los que los síntomas duraron más de 12 semanas y no se explicaron por un diagnóstico alternativo. 

"En niños no hay muchos datos sobre la prevalencia del síndrome post-COVID y sus características", señala la doctora Cristina Calvo, investigadora del CIBERINFEC, del Hospital Universitario La Paz e IdiPaz, y una de las coordinadoras de este trabajo. 

  • Por ello, el objetivo de esta investigación fue determinar la prevalencia de síntomas prolongados después de la COVID-19 aguda, a las 4-12 semanas y tras más de 12 semanas, en niños españoles con una infección confirmada por SARS-CoV-2.

También se buscaba describir las características clínicas que presentaron e identificar posibles factores de riesgo en la población. 

Para ello:

  • Se analizaron casos de un total de 451 menores de 18 años diagnosticados con COVID-19 sintomático

  • Entre el 14 de marzo y el 31 de diciembre de 2020

  • Que fueron atendidos en tres centros de Madrid: los hospitales universitarios La Paz, Niño Jesús y Severo Ochoa. 

  • De ellos, la mayoría (82,0%) presentaron infecciones leves que requirieron atención ambulatoria

  • Y el 5,1% ingresaron en la unidad de cuidados intensivos pediátricos. 

  • El estudio también incluyó un grupo de control de 98 niños tratados por otras patologías.

Los datos sobre la persistencia de la sintomatología se obtuvieron a través de entrevistas telefónicas, que incluyeron cuestionarios diseñados específicamente para este estudio.

Los síntomas son más frecuentes entre menores que tuvieron que ser hospitalizados. /

Síntomas persistentes en población pediátrica

Encontramos que “un porcentaje preocupante de los niños presentaba síntomas prolongados después de la COVID-19”, subraya Cristina Calvo.

Así, el 18,4% tenía síntomas que duraban de 4 a 12 semanas, y hubo un 14,6% que estuvo sintomático durante más de 12 semanas. 

  • "Son cifras muy altas y un motivo de preocupación, máxime teniendo en cuenta que hasta el 8,2% de los niños tenían 2 o más síntomas transcurridos más de 12 semanas", incide la investigadora.

Entre los síntomas que se asociaron significativamente con el post-COVID se encuentran: 

  • Dolores de cabeza recurrentes.

  • Pérdida de olfato y gusto.

  • Dolor muscular.

  • Cansancio crónico.

  • Dificultades de concentración.

  • Insomnio.

  • Apatía o tristeza.

  • Ansiedad.

  • Palpitaciones.

  • Mareos. 

Además, un 5,9% de los casos manifestaron sufrir otros efectos como la pérdida de cabello, pérdida de memoria o lesiones en la piel.

Esta prolongación de los síntomas ha supuesto, además, “un impacto negativo en su calidad de vida, similar a los adultos, y muchos no han podido asistir a la escuela”. 

Además, muchas de estas molestias han podido pasar completamente inadvertidas en un principio y es posible no se hayan atribuido a la infección por el coronavirus. 

Factores de riesgo del síndrome post-COVID en menores

Los síntomas posteriores a la COVID-19 que persistieron durante más de 12 semanas fueron más comunes en los niños mayores de 5 años, para aquellos menores que tuvieron que ser hospitalizados o ingresados en unidades de cuidados intensivos pediátricos, y para aquéllos con familiares que también presentaron síndrome post-COVID. 

  • "La gravedad de la enfermedad puede haber sido un factor de riesgo importante, y los factores genéticos también podrían jugar un papel en la persistencia de los síntomas tras la COVID-19", apunta la doctora Calvo.

En cambio, el estudio concluye que las patologías previas a la infección de los niños, “no fueron factores de riesgo para los síntomas posteriores a la COVID-19”.

Noticias relacionadas