Vox

Olona, tras el portazo de Vox: "Serán los españoles quienes me digan cuándo me marcho a casa"

La exdirigente de Vox, a la que acaban de cerrar la puerta en el partido, llega al Paraninfo de la UMU escoltada ante las decenas de manifestantes que coreaban: "Fuera nazis de la universidad"

2
Se lee en minutos
Jaime Ferrán

Si buscaba un espectáculo, lo tuvo. Macarena Olona llegó este viernes por la tarde al Paraninfo de la Universidad de Murcia (UMU) escoltada por más de una decena de agentes de la Policía Nacional. Como se esperaba, casi un centenar de manifestantes, convocados por la Asamblea de Estudiantes, la esperaban en la Plaza de la Merced al grito de "fuera nazis de la universidad" o "la lucha es el único camino".

'Youtubers' llegados de Madrid acudieron para apoyar a Olona y no dudaron en provocar a los manifestantes

Periodistas de medios locales y nacionales se mezclaban con 'youtubers' que acudieron desde Madrid para apoyar a Olona. Estos últimos no dudaron en provocar a los manifestantes insultándoles o, incluso, conectando altavoces para poner música y que no se pudiera escuchar el manifiesto que intentó leer el representante de los estudiantes.

Pese a la caída de algún fotógrafo ante el tumulto que se formó a la llegada de la conferenciante, no hubo que lamentar problemas mayores y no se llegó a producir un escrache, ya que, una vez dentro del recinto universitario, la conferencia tuvo lugar sin incidentes.

Responde a Iván Espinosa

Macarena Olona quiso responder al portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, que anunció el jueves el "fin del camino" con su excompañera, cerrándole la puerta a una posible vuelta. "Yo le digo que este es solo el principio", le advirtió la exdiputada. "Serán los españoles quienes me digan cuándo me marcho a casa. Continúo con el camino que tenía trazado, por mi lado, sin ser una amenaza para Vox. No tengo ninguna intención de hacerle daño", explicó.

Achacó a un problema de tiroides su marcha de la política: "Algunos se apenan de que no tenga un cáncer"

Aseguró que su intención no es, "hoy", formar su propio partido. "No voy a liderar un partido político distinto a los que ya existen. A pesar de la financiación que tengo y que agradezco. Sería una irresponsabilidad y supondría fragmentar el tablero político", explicó.

No obstante, matizó su negativa al momento actual y dejó abierta la puerta a lanzar un proyecto personalista "si Vox deja de ser alternativa de Gobierno".

Además, señaló que dejó la política andaluza y el partido creyendo que tenía un problema grave de salud que, al final, resultó ser solo de tiroides"Algunos se apenan de que no tenga un cáncer", afirmó.

"Lo que nos une"

Dejó algunas pistas de cuáles son sus planes a partir de ahora. Tal y como hizo Pedro Sánchez antes de convertirse en secretario general del PSOE o como hace ahora Yolanda Díaz con su "proceso de escucha", Olona adelantó que se dispone a recorrer "toda España caminando, utilizando los dos pies, el derecho y el izquierdo", matizó, ya que entiende que "el próximo Gobierno de España va a requerir mucha altura de miras y la ausencia de vetos cruzados".

En este sentido, mencionó a las "miles de mujeres" que no se sienten identificadas con el "hembrismo" y a los "homosexuales que pretenden romper con la victimización" de las que son objeto.

Recordando eslóganes de partidos ya extintos como UPYD, afirmó que lo importante es centrarse en "lo que nos une" y afirmó que ha tenido el "privilegio" de conocer a "personas que se han alejado de Vox por causas ajenas a su profundo amor a España", entre las que se podrían encontrar los diputados del Grupo Parlamentario de Vox en la Asamblea de Murcia, Juan José Liarte y Francisco Carrera, que acompañaron a Olona durante su visita.

Noticias relacionadas