Nuevas diligencias

El juez Calama quiere desclasificar documentos y tomar declaración a los ministros espiados con Pegasus

  • El magistrado considera necesario oír a Robles y a Marlaska a la vista del resultado de los interrogatorios realizados hasta ahora

La ministra de Defensa, Margarita Robles, en la cumbre de la OTAN celebrada en Madrid

La ministra de Defensa, Margarita Robles, en la cumbre de la OTAN celebrada en Madrid / Juan Carlos Hidalgo / EFE

1
Se lee en minutos

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha dado un paso más en la investigación del espionaje con Pegasus sufrido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los ministros del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de Defensa, Margarita Robles, y el intento sufrido por el de Agricultura, Luis Planas.

Tras escuchar a los testigos que ya han comparecido en la causa considera imprescindible tomar declaración también a Grande-Marlaska y a Robles, para lo que ha acordado elevar un suplicatorio al Consejo de Ministros para que desclasifique los asuntos, actos, documentos e informaciones, declarados secretos o reservados, y que pudieran verse afectados por los testimonios de los dos ministros espiados. 

Antes de levantar el secreto de las actuaciones, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 ya tomó declaración como testigos a la exdirectora del CNI Paz Esteban, el funcionario de este organismo que firmó los informes preliminares anexos a las denuncias de la Abogacía del Estado, y al ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, que optó por hacerlo por escrito, pese a que el magistrado le propuso utilizar una videoconferencia, para poder repreguntarle.

Ninguna de las dos entidades a las que se ha permitido ejercido la acusación popular, Prolege y Apedanica, han reunido ya los 10.000 euros respectivos que se les impuso de fianza, por lo que aún no están realmente personadas.

Noticias relacionadas