VOX

Varapalo al exlíder de Vox en Andalucía: el juez Serrano pierde otra querella por calumnias

Investigado por un presunto fraude en subvenciones, por una ayuda pública de 2,4 millones de euros. el anterior candidato de Vox pierde la segunda querella contra su denunciante, Rubén Sánchez (FACUA)

El juez en excedencia Francisco Serrano durante el acto de presentación en Sevilla de los candidatos de Vox a las elecciones andaluzas del 2 de diciembre de 2018.

El juez en excedencia Francisco Serrano durante el acto de presentación en Sevilla de los candidatos de Vox a las elecciones andaluzas del 2 de diciembre de 2018. / EFE/Jose Manuel Vidal

4
Se lee en minutos

El exlíder de Vox en Andalucía, el juez en excedencia Francisco Serrano, ha perdido una segunda querella por calumnias contra el secretario general de Facua, Rubén Sánchez. Serrano está investigado en una causa por presunto fraude en ayudas públicas por una subvención de 2,5 millones de euros del Ministerio de Industria que cobró para montar una fábrica de pellet que nunca vio la luz. El responsable de la asociación de consumidores Facua ejerce la acusación popular en esta causa y fue el denunciante ante la UDEF de la Policía Nacional que dio origen a la apertura de diligencias por parte de la Fiscalía.

El auto, al que ha tenido acceso este periódico, acuerda el sobreseimiento de la querella que el exlíder de Vox interpuso el pasado mes de febrero y por la que reclamaba 30.000 euros y pena de prisión. El juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla ordena el archivo por considerar que no hay falsedad ni delito en la afirmación objeto de la demanda. En marzo de 2021, Sánchez escribió en Twitter: “Tras lograr la ayuda pública que Hacienda lleva año y medio reclamándole que devuelva, el candidato de Vox en Andalucía puso viviendas a nombres de su mujer y su Mercedes al de su hija. He pedido al juez que instruye la causa contra Francisco Serrano que las cite como investigadas”.

El auto, contra el que cabe recurso de apelación, señala que no hay falsedad en esa afirmación ni le atribuye de entrada ningún delito a Serrano, por lo que desestima la calumnia. “La noticia dada responde, en esencia, a la realidad, de modo que no es posible considerar falsa la información contenida en el mensaje”, señala el juez Álvaro Martín.

Es la segunda vez que Serrano pierde una demanda contra el secretario general de Facua. El pasado noviembre otro juzgado archivó otra demanda de nuevo por un tuit sobre la causa que lo investiga por fraude en subvenciones públicas. “El derecho de rectificación no puede ejercerse contra el usuario de una cuenta personal de Twitter aunque sea periodista”, señaló el auto, considerando que esa red no era un medio de comunicación.

El juez de Instrucción número 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, que investiga al exlíder de Vox en Andalucía Francisco Serrano, decidió el pasado noviembre prorrogar por otros seis meses la investigación, atendiendo a la petición realizada por la Fiscalía, lo que alarga los plazos hasta el próximo mes de julio.

ESPECULACIÓN

La instrucción contra el exlíder de Vox en Andalucía y juez en excedencia, Francisco Serrano, avanza abonando la tesis original, plasmada en una resolución de la Agencia Tributaria, de que los 2,5 millones de euros de una ayuda pública fueron utilizados de forma "especulativa", ofreciendo préstamos a terceros con este dinero, que luego era recuperado con intereses. Un cliente del bufete de abogados de Serrano declaró ante el juez que necesitaba dinero y percibió un préstamo de 200.000 euros que devolvió con intereses de 30.000 euros.

Este testigo. M.G., aseguró que necesitaba financiación y a través de Francisco Javier López Ballesteros conoció a Serrano y a Enrique Pelegrín, socios en el negocio e investigados en esta supuesta trama, y le prestaron 200.000 euros de Bio Wood Niebla, la empresa que recibió la ayuda pública. Según su declaración, tenía que devolver 20.000 de intereses, a los que se sumaron otros 10.000 por retrasarse.

El informe policial acredita que Serrano y su socio recibieron esa financiación pública, acreditando que la empresa Bio Wood Niebla tenía un capital social de 1.245.000 millones de euros: 7.000 euros en efectivo y maquinaria valorada en 1.238.000 millones. Sin embargo, la investigación policial deja muy claro en su primer informe que esa maquinaria “no existe”. Se presentaron unas facturas proforma para justificar una compra de herramientas que nunca llegó a efectuarse.

CARRERA TRUNCADA

En 2020, la carrera política de Francisco Serrano, candidato de Vox en Andalucía en 2015 y 2018, se interrumpió. En julio de ese año Vox apartó de las filas cuando trascendió que una investigación policial y posteriormente una querella de la Fiscalía acorralaban a su dirigente andaluz. Serrano basó su carrera política en atacar el discurso contra “la ideología de género”, “los chiringuitos” feministas, “las denuncias falsas” por violencia de género.

Fue justo después de presentarse a las autonómicas de marzo de 2015, en las que Vox no obtuvo representación, cuando Serrano adquirió a través de Serrano Abogados de Familia el 60% del capital social de Bio Wood, con la que se logra la ayuda pública. En enero de 2016, ya con Serrano como líder de Vox en Andalucía, se ejecutó esa presunta ampliación falsa de capital para obtener el crédito del ministerio. Como representante de esa sociedad justifica la compra de una maquinaria “teniendo pleno conocimiento de que no existe”, según los atestados.

Tras apartar de sus filas al juez investigado, Vox sufrió muchas divisiones internas en su grupo parlamentario. En estas elecciones, con una nueva candidata, Macarena Olona, el partido ha sometido a una profunda renovación todas sus candidaturas. De los 12 diputados que ganaron escaño en 2018, solo repiten cinco, como cabezas de cartel. La renovación ha sido total en Sevilla, por donde concurría Serrano, Málaga y Granada.

Noticias relacionadas
Temas

Vox