INVESTIGACIÓN

Una grabación evidencia que Interior conocía el espionaje a Bárcenas y la operación Cataluña

  • Villarejo y el exsecretario de Interior Paco Martínez admiten llevar dos años pagando con fondos reservados a la expareja de Pujol Ferrusola y al chófer de Bárcenas

  • En la conversación, el excomisario propone al entonces número dos de Interior evitar a Cospedal y ser el único interlocutor con Mariano Rajoy

El exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez (2i) se dirige a la Audiencia Nacional para declarar sobre la ’Operación Kitchen’, a 12 de julio de 2021, en Madrid.

El exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez (2i) se dirige a la Audiencia Nacional para declarar sobre la ’Operación Kitchen’, a 12 de julio de 2021, en Madrid. / Eduardo Parra / Europa Press

4
Se lee en minutos

Si la situación procesal del exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez en el caso Kitchen no era muy halagüeña, porque ya está a la espera de juicio, uno de los audios que se han conocido este miércoles, aún se la complica más. En una conversación que mantiene con el excomisario José Manuel Villarejo deja constancia de que era conocedor de la Operación Cataluña y de la Kitchen, en la que se espió al extesorero del PP Luis Bárcenas.

El diálogo, fechado en agosto de 2014, entre el que era número dos del Ministerio de Interior cuando lo encabezaba Jorge Fernández Díaz y Villarejo comienza hablando de los pagos con cargo a los fondos reservados que desde este departamento se hacía tanto a Vicky Álvarez, que fue novia del primogénito del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, como a Sergio Ríos, el chófer de Bárcenas, al que se contrata para espiarle y tratar de arrebatarle la documentación perjudicial para el PP que guardara. 

El comentario se produce cuando Villarejo le plantea los recelos de la primera, al sentirse engañada por "Alicia", en referencia a la que entonces era presidenta del PP de Catalunya, a lo que Martínez responde con un "pero nosotros hemos cumplido", y Villarejo le replica: "Con el tema de las pelas, sí. Y seguimos"

Y ahí introduce también al ministro, del que dice que debió hablar con el entonces director adjunto operativo, Eugenio Pino, porque Álvarez había amenazado a Alicia y temían que "hablara", pese a que llevaran dos años pagándole. Villarejo explica que los pagos se hacen "con recibos sin ningún tipo de membrete", con la identidad de "Javier Hidalgo", como pagador. En ese momento, Martínez pregunta: "¿Y al cocinero quién le paga?"; a lo que su interlocutor replica que él, pero también "en esa manera", aunque con él la identidad que utiliza es "Tomás".

Arreglar la situación

A medida que avanza la conversación vuelven a ciertos asuntos como a la necesidad de "buscar una solución" que pasa por "darle poquito a poco a las pelas, o hacer el paripé alguien del partido" al conflicto que Álvarez mantiene con Sánchez Camacho.

"Ella se siente engañada, porque dice que le grabaron la conversación" y que le dijeron un día que le iban a dar 50.000 a cambio de su firma. "Hay que evaluar si en esos 50.000 euros que se le pueden dar de cinco en cinco y así se le tiene entretenida un año", apunta Villarejo.

El comisario jubilado José Manuel Villarejo a su llegada a una nueva sesión del juicio por ‘Tándem’ en la Audiencia Nacional.

/ EP

También se refiere al empresario Javier de la Rosa, del que dice "que va dando bandazos en función de quién le llama", lo que le permite anunciar que va "a ver si le engaña, porque bastante ya ha recibido", aunque le reclame más.

Villarejo continúa indicando que "los Pujol tienen mucha pasta en varios museos de Andorra" y recuerda la sociedad que les relaciona con López del Hierro, lo que "jode" la imagen del PP, apunta. "No se lo he querido decir al Polla y sacar viejas sociedades de Hierro con Jordi Puig (hermano del exconseller Felip Puig)... Utilizaban a unas rumanas para mover pasta y una de ellas se llegó a casar incluso con el hermano de Puig, y están poniendo cuentas y pasta a su nombre. El otro día me dieron sus teléfonos y yo le di el otro día los canutos", se escucha comentar al excomisario.

Único canal

En otro momento de la conversación, el excomisario también señala a Martínez la conveniencia de que, cada vez más, sea él quien actúe como único canal para tratar el asunto relativo a Bárcenas. "No he querido decir nada a María Dolores ni a él para quitar tensiones", le dijo, para añadir que "queda muy feo que le llegue al Barbas [en alusión al expresidente Mariano Rajoy] la información tanto por el partido como desde el Ministerio del Interior. "Muchas cosas se han malentendido por esta doble vía y, claro, uno se aprovecha y el otro también, y encima, además, no pagan", ahondó.

UN PUESTO PARA "EL COCINERO" EN LA POLICÍA

La grabación también permite escuchar que es Villarejo quien propone al que fuera secretario de Estado la idea de que 'el cocinero' -el chófer de Bárcenas-, que por entonces tiene 39 años, pueda entrar en la Policía utilizando la oportunidad de unas oposiciones en la escala básica del cuerpo, "para cerrar todo".

"¿Pero él quiere?, pregunta Paco Martínez, a lo que Villarejo responde que puede convencer. "Es una parte débil, no se puede dejarlo suelto", señala el comisario a su interlocutor, "porque los años pasan, y la gente al final es más inmadura de lo que parece, y muy imprudente, y si tú y yo ya no estamos no sé cómo se va a dejar a este chaval".

LA JUBILACIÓN DE VILLAREJO

Otro asunto que Villarejo propone a su interlocutor es la posibilidad de jubilarse, pese a lo cual seguirá estando a su servicio "para cualquier cosa". Para ello recomienda poner como excusa una caída que el policía tuvo de un caballo. "Puedo justificar que me caí por tema de trabajo", sugiere.

Francisco Martínez le pregunta qué necesitaría, a lo que el comisario responde que un expediente médico. "Así ya no os pueden atrapar a vosotros a través mío ¿No te parece? Yo no voy a cambiar nada, y podéis contar conmigo 'sine die'", concluye.

Noticias relacionadas