GUERRA INTERNA EN EL PP

Ángel Carromero, el fontanero de Pablo Casado que rebusca en el pasado de Ayuso

El nombre de Ángel Carromero no está exento de polémica y su nombramiento como coordinador de la Alcaldía levantó ampollas en la oposición, que llegó, sin éxito, a pedir su dimisión

Ángel Carromero.

Ángel Carromero. / José Luis Roca

1
Se lee en minutos

Hombre fuerte del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y amigo del presidente del partido, Pablo Casado. Ángel Carromero, actual director general de la Coordinación de la Alcaldía en la capital, es el señalado desde Sol como autor de la operación de espionaje perpetrada desde Génova contra el hermano de Isabel Díaz Ayuso y que ha supuesto la última bomba en la guerra interna del Partido Popular.

Además de su cargo en el Ayuntamiento forma parte de la actual dirección del PP de Madrid como presidente del comité electoral y preside el PP del distrito de Chamartín. Desde la Comunidad le apuntan directamente a él cuando hay sospechas de filtraciones o estrategias de la gestora que van en contra de la candidatura de Ayuso.

Y es que el nombre de Ángel Carromero no está exento de polémica. Su vida pasó a la esfera pública cuando fue condenado a cuatro años de prisión por la muerte de los disidentes cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero en un accidente de tráfico ocurrido el 22 de julio de 2012. Carromero, que conducía el vehículo, y el dirigente de la Juventud Cristiano Demócrata de Suecia, Aron Modig, solo resultaron heridos.

Escuela de verano del PP, con Esperanza Aguirre, Pablo Casado y Ángel Carromero.

/ WIKIMEDIA

Por aquellas fechas, él ya formaba parte de las Nuevas Generaciones del Partido Popular cuando Casado dirigía a las juventudes bajo la presidencia de Esperanza Aguirre en el PP de Madrid. Ambos lo arroparon tras el polémico episodio de Cuba y éste no le impidió seguir ligado al partido con distintos cargos como asesor de la formación en el Ayuntamiento de Madrid.

Su nombramiento como coordinador general de la Alcaldía levantó ampollas en la oposición, que incluso llegó a pedir su cese, sin éxito. Carromero no solo se ha mantenido en el cargo sino que se ha convertido en el verdadero núcleo duro de Almeida. Como portavoz en la sombra del alcalde para los asuntos más políticos sobre los cuales Almeida evita mojarse, se ha convertido también en diana de los dardos que salen de Sol.

Noticias relacionadas